Blog

Las deudas zombi que amenazan tus finanzas

Su nombre no puede ser más apropiado. Son deudas muertas que se reaniman y salen de su mundo subterráneo para llamar a tu puerta con la intención de devorar una parte de ti, en este caso tus finanzas personales.

Pero a diferencia de los zombis de las películas este tipo de deudas no tienen nada de paranormal, ni siquiera de extraño y lo peor de todo es que tienen permiso para buscar satisfacer su intenciones.

¿Qué es una deuda zombi?

En el fondo es una confusión en la que casi todo mundo caemos

La mayoría de la gente sabe que los buró de crédito se rige bajo una normatividad en donde esta incluida una figura que se llama derecho al olvido. Esto significa que las deudas se borran del expediente de crédito después de que pasa un determinado tiempo que puede variar según el monto, pero generalmente no es mayor a los seis años, siempre y cuando el propietario de la deuda no haga ninguna acción para realizar su cobro.

Eso significa que las deudas se borran del expediente de crédito, no que dejan de tener vigencia legal, esto significa que el dueño del documento que representa la deuda tiene el derecho legal a exigir su cobro y a pedir el apoyo de las autoridades para ejercerlo, mientras estén vigentes.

Las deudas también tienen diferentes fechas de caducidad, dependiendo del tipo de adeudo, pero este vigencia puede ser mayor al del derecho al olvido.

En la vida real lo que ocurre es que los bancos o empresas que no pueden cobrar las deudas los venden a despachos de cobranza que ahora reportarán ante los buró de crédito.

Lo que ocurre es que una persona que cree que su deuda se ha olvidado, piensa que ya no la pagará y de pronto empieza a recibir avisos de que la pague con cargos moratorios y gastos de cobranza. También podrá verificar que esa deuda volverá a aparecer en su buró de crédito.

Y todo es legal. No hay nada que hacer, más que pagar.

Pero ahora no será tan fácil. Los acuerdos a los que se lleguen pueden no respetarse porque los dueños de la deuda tienen otras prácticas y algunas no son confiables. Si llegas a un arreglo o quieres liquidar una deuda, te recomendamos que lo hagas bajo el apoyo legal de una autoridad como la Condusef, institución que verificará que con quienes estás negociando, si cumplen todos los requisitos para cobrar y eliminar la deuda.

De otro modo tienes el riesgo de pagar y darte cuenta tiempo después que la deuda esta vigente y que el dinero que diste para liquidarla no se tomó en cuenta.

Lo mejor que puedes hacer para que no te quiten el sueño las deudas zombi es que las evites, es decir que te asegures que las deudas estén realmente liquidadas y que no supongas que lo están.

¿Cómo evitarlas?

El primer paso es no tomar deudas sin estar seguro si las puedes pagar.

El segundo es liquidar tus créditos, si tienes problemas para pagar busca renegociar. En algunos casos es difícil, pero recuerda que hay una máxima que dice: todo es negociable. Por supuesto siempre debes de cuidar que cualquier negociación no perjudique tu expediente de crédito. Por lo tanto, infórmate.

El tercer paso es verifica tu Buró de Crédito o Reporte de Crédito, es gratis y, te lo aseguro, no te cobrarán las deudas por consultarlo.

.

Aclaración

Este sitio se produce solamente con fines informativos y de entretenimiento. Su contenido no debe ser considerado como consejo financiero profesional.

Es altamente recomendable que usted busque el consejo de un profesional para asuntos financieros serios.

Este sitio y su autores se reservan su derecho de expresar opiniones personales en relación con respecto a la oferta de productos y servicios financieros.