Blog

¿Visa Mastercard o Carnet?

Es posible que jamás te has preguntado porque tu tarjeta es Visa a MasterCard. En realidad, parece no haber ninguna diferencia. Pero en los comparativos de Vive con Crédito detectamos más jugadores y que algunas fintech parecen más dispuestas a usar la menos famosa.

Entonces nos preguntamos: ¿hay categorías en las marcas que procesan las transacciones de tarjetas? ¿los usuarios con tarjetas con marca menos populares pierden algo? ¿Pasa lo mismo que a las tarjetas American Express, donde hay establecimientos que advierten que no la reciben?

Una duda generó más dudas: ¿Realmente no hay diferencia entre Visa y Mastercard? ¿O es sólo percepción? De ser así ¿Por qué hay dos empresas que son tan similares?

Lo que casi todos sabemos qué si nuestros plásticos tienen el símbolo de alguna de estas dos marcas, es una garantía que las acepten en todos los establecimientos que reciban pago por tarjeta. Esto significa que, como usuarios, es importante entender las razones de su existencia y cómo funcionan

Con este objetivo en mente, investigamos a estas marcas que se califican a sí mismas como “Marcas de aceptación de Tarjetas y encontramos estas diferencias


Marcas de Aceptación de Tarjetas

Marca Países
donde las
aceptan
Bancos e
Instituciones
Emisores
en México
Explicación
al consumidor
en sitio web
Visa 170 (países y
territorios)
16 Bancos
Buena
MasterCard 210
(según Condusef)
14 Bancos
Mala
American Express
140 Red Propia
Buena
Carnet Sólo en
México
95 instituciones
(Bancos, Emisoras de Vales
y Fintech)
Buena

Explicación

Aunque en la tabla se muestran muchas diferencias en la práctica la única marca que se es excepcional es American Express que por experiencia sabemos que no todos los establecimientos la reciben. Y tiempo atrás incluso se requería un dispositivo especial sólo para esta tarjeta. Pero en las otras no hay realmente ningún diferenciador para el consumidor. Todas son recibidas de igual forma, con el mismo dispositivo y si se usa en el territorio mexicano no ha diferencia real

¿Entonces para que existen tantas?

La explicación está en su origen.

La idea surgió de un comensal de un restaurante de lujo que olvidó su cartera y por lo que para salir del dilema pidió crédito a los propietarios para pagarle después. El comensal tenía reputación y con seguridad pagaría la cena por lo que no sólo se le otorgó el crédito, sino que fue el origen de un poderoso concepto que facilitó las formas de paga a millones de personas en todo el mundo.

Fue en sentido estricto, esta idea que desplazó de forma importante el uso del efectivo. La tarjeta del Club de Comensales (eso es lo que significa Diner´s Club), se extendió por toda la comunidad financiera.

Pronto muchos bancos se dieron cuenta del negocio y todos querían tener un sistema similar. Lo que provocó una fiebre de alianzas. En pocos años se consolidaron dos competidores importantes American Express y Banco of America que en alianza con otros 1400 bancos fundaron MasterCard. Años después surge Visa como una escisión de la ésta

La idea del comensal mejorada con la unificación de bancos fue un éxito, al convencer a los establecimientos que cualquier persona que tuviera una tarjeta de una marca de aceptación de pago podría pagar con ella.

Ante esa genial idea en la década de los años sesenta en México surge Carnet. en alianza con los bancos mexicanos, para permitir que fuera aceptada en cualquier parte del país.

Y de este modo aparecen todos los jugadores.

Tanto Visa como MasterCard tuvieron ventaja no sólo de ser lo suficientemente grandes para desarrollar tecnologías, sino que podían ofrecer a sus usuarios, si viajaban al extranjero, que su pago sería bienvenido en muchos países donde tenían presencia.

Obviamente hubo bancos que se sostuvieron en su propio camino como es Diner’s Club y American Express. En el caso de la primera, aunque existe no opera actualmente en México. Pero American Express sí, su enfoque ha sido hacia la exclusividad, lo que le ha permitido obtener puntos a favor cuando un establecimiento comercial no la recibe.


El punto de vista del consumidor

Un consumidor no decide si su tarjeta puede provenir Visa, MasterCard o Carnet, la elección les corresponde a los emisores de tarjetas (bancos y fintech), ya que saben que no hay un diferenciador real para el consumidor. Si tu tarjeta es de alguna de estas dos marcas, te darás cuenta de que no existen diferenciadores importantes. Pero si los hubiera, tampoco podrías hacer mucho, pues no te dan oportunidad de elegir.

El caso de Carnet es diferente: ya que, aunque sí es aceptada en cualquier establecimiento en México, no es aceptada en el extranjero.

Pero debido a su bajo costo empresas Fintech están aprovechando para ampliar la base de usuarios de tarjetahabientes en México. Como sabemos estas empresas han logrado desarrollar algoritmos que permiten dar créditos a segmentos de población que antes no tenía esta oportunidad, por los rigurosos criterios de valoración que usan los bancos. Su deferencia es que sólo es aceptada en México, pero esto no es un problema para ti sino sales de viaje, como ocurre con más del 97% de la población en México.

La única tarjeta en México que representa un diferenciador importante para el consumidor es American Express no solo porque no es recibida en todas partes, debido a que las comisiones que cobra son usualmente más caras, sino porque también sus membrecías tiene un costo, que compensa con un plan de recompensas que ofrece descuentos en boletos de avión y hoteles.


La perspectiva de los emisores de tarjeta

El negocio de esta marcas de emisión de tarjeta está en su capacidad operativa y su capacidad de ajustarse para estar siempre en los estándares necesarios tanto por autoridades como por seguridad, ya que es fundamental que sus sistemas sean interoperables con otras marcas. De esta manera logran que para a los establecimientos les sea relativamente sencillo aceptar sus tarjetas. La historia es larga de contar, pero actualmente toda la operación se sintetiza en un dispositivo. Si la tarjeta recibe aprobación de ese dispositivo, el asunto está resuelto y eso es el reto.


Recomendaciones

Lo primero que debes recordar es que tu como usuario de tarjeta no eliges el tipo de marca, pero es importante que conozcas los diferenciadores más importantes para saber que se puede hacer o no hacer.

Si eres un usuario de tarjeta que sale con regularidad al extranjero, es conveniente que tengas tarjetas de aceptación internacional como Visa, Mastercard o American Express.

Pero si no sales al extranjero o recibes una tarjeta con marca Carnet para un uso específico, como uso de Vales, recuerda que cualquier establecimiento en México que acepta pago con tarjeta se aceptará la tuya.

Sin embargo, lo realmente relevante al tramitar una tarjeta de crédito es lo que te ofrecerá la institución que la emite.

Recuerda que hay diferentes tipos de tarjeta, que empieza con las básicas que no cobran comisiones, pero no ofrecen valores agregados y que pasa por una amplia variedad de opciones de tarjeta hasta llegar a las oro, platino o “black” que cobran una comisión, cuotas anuales o similares, en algunos casos cpn montos importantes, pero que te ofrecen diferentes valores agregados, por lo general recompensas, créditos a meses sin intereses y otros tipos de beneficios exclusivos. Este análisis también es válido para American Express.

Un aspecto fundamental, además del costo de anualidad son las tasas de interés, especialmente si la utilizas como una herramienta de financiamiento. Las tasas de interés son personalizadas, pero hay diferencias entre los tipos de tarjeta que elijas y la institución que la emite.

Todos estos son elementos que son más importantes que los bajos diferenciadores que ofrecen las marcas de aceptación de tarjetas que analizamos en esta ocasión.

Nuestra recomendación es que elijas aquella que favorezca tus finanzas y no la que refuerce tu vanidad. Esta última suele no favorecer tus finanzas personales. Esto dependerá de tu nivel de conocimiento y uso de la tarjeta, si aprovechas meses sin interés, si haces pagos domiciliados, si viajas mucho o poco.

Aclaración

Este sitio se produce solamente con fines informativos y de entretenimiento. Su contenido no debe ser considerado como consejo financiero profesional.

Es altamente recomendable que usted busque el consejo de un profesional para asuntos financieros serios.

Este sitio y su autores se reservan su derecho de expresar opiniones personales en relación con respecto a la oferta de productos y servicios financieros.