Blog

Tasas de interés punto débil de créditos en línea

Las Fintech, creadoras de un tipo de crédito en línea que se otorga en cualquier momento en instante tienen su talón de Aquiles en las altas tasas de interés que cobran por este servicio.

Y cuando decimos altas, nos quedamos cortos. Algunos llegan a cobrar una tasa del 10,833% como lo reportamos en nuestro comparativo "Los Créditos en Línea Mejor Posicionados".

Una tasa de este tamaño no puede justificarse, pero las Fintech se defienden, argumentando que su modelo de negocio presta a personas que el sector financiero no lo hace, dejando desatendidos una necesidad de dinero de un amplio sector de la población.

Al menos eso fue lo que respondió el CEO de una empresa Fintech Argentina, ante la observación pública que hizo el Banco Central de Argentina ante el alto costo de las tasas que cobran en este modelo de negocio.

Porque como se puede observar el problema de estas nivel de tasa de interés no es exclusivo de México, la inquietud también ocurre en otros países, aunque aquí autoridades como la Condusef ha sido tibia al mencionar sólo que las Fintech se porten bien ofreciendo claridad en la información que ofrecen al público. Una práctica que, por cierto, no detectamos que se cumpla en todos los casos.

Como sabemos la aprobación de empresas que operen bajo el amparo de la Ley Fintech que las regula se ha ralentizado y aun estas empresas actúan en una nube gris en donde serán autorizadas pero aún no.

En julio del año pasado se publicaron disposiciones en temas de transparencia y prácticas sanas. El cumplimiento de estas disposiciones harían que al menos el usuario del servicio que a menudo está más preocupado por la urgencia de dinero que por las letras chiquitas de los convenios que firma para obtenerlo, tenga la posibilidad de entender con claridad el costo de los servicios que están contratando.

Es comprensible que una persona que no tenga historial de crédito tenga que pagar un poco más por obtener créditos inmediatos y de montos pequeños para solventar necesidades imprevistas, pero aun a pesar de esta defensa de las Fintech está claro que deben moderar sus ganancias.

En el otro lado de la moneda prevalece el hecho de que la existencia de estas empresas con novedades tecnológicas no sólo están presionando con nuevos servicios a la oxidada maquinaria burocrática de los bancos, sino que están aumentando a la población con información de crédito que le permita tener acceso a servicios que tienen el potencial de mejorar su bienestar.

La esperanza de que la misma competencia y el ojo vigilante de las autoridades haga que estas tasas de interés lleguen a niveles razonables. Aunque en el fondo quien tiene el verdadero poder de bajar estas tasas es el usuario que con una actitud más crítica dejaría de propiciar la existencia de empresas que se pasan de la raya.

Aclaración

Este sitio se produce solamente con fines informativos y de entretenimiento. Su contenido no debe ser considerado como consejo financiero profesional.

Es altamente recomendable que usted busque el consejo de un profesional para asuntos financieros serios.

Este sitio y su autores se reservan su derecho de expresar opiniones personales en relación con respecto a la oferta de productos y servicios financieros.