Blog

Cómo mejorar tus ingresos recortando gastos

Uno de los aciertos más admirables que he visto en las personas que afrontan con éxito la crisis es su capacidad para recortar gastos de forma anticipada.

No es actividad fácil pues para analizar estas decisiones se tienen que derrumbar las barreras del ego personal y de los sueños. Incluso si lo vemos desde la perspectiva de que lo que tienes en tu interior se reproduce en el exterior, algo que experiencia y ciencia han confirmado, parece un error recortar gastos esperando un escenario pesimista, que se cumplirá por el simple hecho de imaginarlo.

Pero esta conclusión es apresurada. Hay un elemento que no podemos hacer de lado y se llama realidad. La construcción de escenarios optimistas se basan en la realidad, de otro modo nos estaríamos despegando con los sueños negando lo material, sólido, tangible y posible de medir gracias a las matemáticas.

Las personas que afrontan con éxito una crisis, no ignoran la realidad, sino construyen escenarios para resolver las barreras de formas nunca imaginadas que los demás asumen como imposible.

Es más fácil comprender esto con un ejemplo.

Digamos que estás tomando un curso para adquirir una nueva habilidad que te dará más oportunidades para encontrar mejores trabajos y para esto tendrías que consumirte el 50% de tus ahorros, pues te acaban de informar que no tendrás ingresos por varios meses,redujeron tus ingresos o -en el peor de los casos-perdiste el empleo

Una posición optimista despegada de la realidad es suponer que al terminar el curso encontrarás un empleo mejor remunerado. Aunque la lógica indica que es así, la realidad puede ser otra, no hay garantía de que al terminar tu curso estén contratando personas con esa nueva habilidad que estas desarrollando.

Una posición pesimista destructiva es no tomar el curso y sentarse a esperar que las cosas mejoren para el futuro. Tampoco podría ocurrir, en realidad podrían estar peor.

Una alternativa no imaginada es aprender esa habilidad de forma gratuita, autodidacta o al más bajo costo posible. Cuando he hablado con padres o madres de estudiantes universitarios que ya no pueden costear la carrerea en una universidad privada les he planteado esa posibilidad.

Me miran de tal forma que podría salir disparado del lugar del que estamos si sus ojos tuvieran la capacidad de catapultar a quienes observan de esa manera.

Pero la realidad está demostrando que terminar una carrera no garantiza un buen ingreso. Incluso me he enterado de casos de que tener un título de maestría o doctorado es contraproducente para quien los posee porque el empleador supone que esta contratando a alguien que esta infravalorado y que no durará mucho en el empleo.

Sin embargo, jóvenes que dejan la carrera para hacer una actividad talentosa o emprender un negocio modesto suelen tener mejores oportunidades. Y no hablo sólo de oficios, ente los cuales hay algunos muy lucrativos como todos los relacionados con la reparación y mantenimiento de hogares y oficinas sino algunos trabajos que requierer conocimientos menos manuales y más profundos como manejo de inversiones, desarrollo de aplicaciones o configuración e instalación de sistemas de seguridad.

Conozco dentistas o personas con estudios de medicina o química que han cambiado de actividad profesional por actividades más lucrativas como clínicas de belleza y cortes de cabello y ganan bastante bien, porque tienen bases teóricas para comprender mejor el efecto de los productos que aplican.

A ese tipo de personas se les puede definir como disruptivas. Aquellas que tienen la habilidad para recortar los gastos y depurar un talento que sobresale de los demás sin necesidad de tomar cursos o carreras que no garantizan el éxito.

Este ejemplo lo puedes aplicar a cualquier cosa: buscar una fuente adicional de ingresos, crear un sitio web, ofrecer un curso en línea, negociar una deuda, limpiar tu expediente en los buró de crédito o conseguir dinero para hacer comprar algo costoso, pero necesario. No caigas con la primer oferta que te ofrece todo sencillo y barato o fácil. Busca la disrupción, mejora tus talentos y elije esa opción que te hará ganador con ingresos reales comprobados.

Aclaración

Este sitio se produce solamente con fines informativos y de entretenimiento. Su contenido no debe ser considerado como consejo financiero profesional.

Es altamente recomendable que usted busque el consejo de un profesional para asuntos financieros serios.

Este sitio y su autores se reservan su derecho de expresar opiniones personales en relación con respecto a la oferta de productos y servicios financieros.