Blog

Evita que la crisis te aplaste

De acuerdo con los psicólogos tenemos motivos evolutivos para concentrarnos en el aspecto negativo de las cosas. Esto se debe a que nuestro cerebro está diseñado especialmente para ayudarnos a sobrevivir. Podemos dejar pasar una buena oportunidad para comer, habrá muchas más, pero sólo tenemos una sola para librar el acecho de un depredador implacable.

El enfoque a las señales negativas ha salvado vidas y ha permitido la evolución de nuestra especie, pero en la actualidad se ha vuelto en nuestra contra. Esta tendencia a ver señales negativas en un día normal nos hace enfocarnos en las malas noticias que abundan en el ambiente, pues justamente los medios se han dado cuenta que las malas noticias son más vistas que las buenas.

El hecho en sí no sería problema de no ser porque este enfoque nos construye un escenario del futuro negativo que no sólo nos hace infelices, sino que además limita nuestro desarrollo

Esto es particularmente importante ahora. El efecto de la pandemia no se limita al aislamiento que estamos viviendo, sino se multiplican las noticias de una crisis económica tan grande que no hay antecedentes en la historia.

El problema con las crisis es que es un fenómeno causado por reglas de comportamiento humano. No es un fenómeno natural del que no hay manera de frenar, como la pandemia. Es un fenómeno social en donde el gasto se contrae y las empresas no ven otra opción que reducir gastos, intensificando con esto las deudas.

Por supuesto hay implicaciones en cada uno de nosotros, pero esto será más impactan si nos enfocamos en las señales negativas e ignoramos las positivas.

No es necesario mencionar los riesgos y amenazas económicas que podemos afrontar. Cualquier medio enfocado a finanzas personales tienen una lista larga.

Pero también hay señales positivas que hay que al identificarse se pueden convertir en oportunidades.

Las lista puede ser enorme, tan grande como nuestra búsqueda lo permita.

Este momento es oportuno para:

-Comprender que hay un cambio cultural en un gran segmento de la sociedad que ahora ha experimentado con conferencias virtuales, pagos digitales y compras en línea. El cambio es tan profundo que incluso se han abierto oportunidades de tener citas de ventas por videoconferencias, un fenómeno inesperado que ahora se hace posible. Este avance cultural facilitará la entrada de algunos negocios que sufrían por la falta de interés por la gente adulta de moverse a aplicaciones digitales.

-Hacer una limpieza profunda de nuestros hábitos financieros. Revisar gastos innecesarios, optimizar el uso del dinero y buscar alternativas a nuestros gastos.

-Pensar en el significado de propiedades que significan gastos constantes que hacen que no sólo tengamos dinero muerto, sino que esto aumenta nuestra dependencia a mantener nuestros ingresos. Muchas personas se darán cuenta que tienen propiedades y compromisos de gasto que no les trae beneficios.

-Enlazar nuestros intereses con colegas, vecinos y conocidos. La humanidad ha evolucionado gracias a la cooperación y organización social. No tiene porque ser la excepción en este caso.

-Las mejores ideas de negocio surgen en momento de crisis y es el momento justo ahora de abrir nuestra mente a nuevas ideas, sin importar lo audaz o innovador que parezcan.

Enfocarse a las señales positivas requiere de un esfuerzo consciente para vencer la inclinación de nuestro cerebro a ver las negativas. Es una tarea difícil pero no imposible. Si no lo intentamos ahora que estamos viviendo un momento histórico sin paralelo en la historia, no estaremos ante ninguna otra oportunidad igual.

Aclaración

Este sitio se produce solamente con fines informativos y de entretenimiento. Su contenido no debe ser considerado como consejo financiero profesional.

Es altamente recomendable que usted busque el consejo de un profesional para asuntos financieros serios.

Este sitio y su autores se reservan su derecho de expresar opiniones personales en relación con respecto a la oferta de productos y servicios financieros.