Blog

¿Por qué escasean los créditos para tratamiento médico

La principal razón por la que escasean este tipo de créditos es porque lo más recomendable es contar con un seguro de gastos médicos mayores. Sin embargo, hay momentos en que los créditos se requieren porque o bien no lo cubre el seguro de gastos médicos o surgió una emergencia sin que las personas estén preparadas para afrontar este tipo de gastos.

Tradicionalmente los bancos han tenido una clasificación muy estricta respecto al tipo de crédito que ofrecen. La categoría en la que caerían los créditos para tratamientos médicos sería el de créditos personales que pueden usarse para cualquier motivo que el solicitante desee.

Hace apenas unos cuantos años, las personas que no estaban preparadas para afrontar estos gastos sólo contaban con el apoyo de los bancos, que usualmente tienen una respuesta demasiado lenta para responder a una urgencia como éstos.

Si no se contaba con ese apoyo los créditos prendarios (casas de empeño) y el apoyo de familiares eran las únicas opciones con las que se contaba

Ahora existen las Fintech que tienen la capacidad de resolver de forma inmediata, pero sus tasas de interés como hemos visto en otro comparativo son demasiado altas.

Recomendamos a las personas que se afronte esta situación que consideren diversas alternativas antes de tomar una decisión, pues este tipo de gastos en ocasiones se convierten en un verdadero impacto a la economía de quienes lo padecen.

Esperamos que la evolución acelerada que está viviendo el sector de finanzas por los nuevos servicios Fintech realmente

Lee sobre nuestro comparativo sobre

créditos para tratamientos médicos

Aclaración

Este sitio se produce solamente con fines informativos y de entretenimiento. Su contenido no debe ser considerado como consejo financiero profesional.

Es altamente recomendable que usted busque el consejo de un profesional para asuntos financieros serios.

Este sitio y su autores se reservan su derecho de expresar opiniones personales en relación con respecto a la oferta de productos y servicios financieros.