La web 3 involucrara a tus finanzas personales

Vive mejor

La web nunca ha sido como la conocemos actualmente, ni lo será en el futuro. Aunque no lo notes la red está en un cambio constante.

Debido a que miles de mentes colaboran en su transformación en todo el mundo, es difícil describir tanto su situación actual como su proceso de transformación, por lo que lo único que nos podemos limitar es a hacer una clasificación a grandes pasos, cuando ciertas innovaciones empiezan a popularizarse y se convierten en un estándar que se usa en la mayoría de los lugares para poder comunicarse entre sí.

Hasta el momento se puede dividir la evolución de la web en tres grandes episodios.

Web 1.0

La primera fase de Internet puede caracterizarse por la forma en que los usuarios interactuaron inicialmente con la web. La mayoría eran consumidores pasivos de contenido. Cuando navegabas en la Web 1.0 se trataba básicamente de leer y no escribir. Los sitios eran estáticos, casi no tenían movimiento, aunque aplicaciones como el correo electrónico se empezaron a usar en esta etapa, debido a que existían desde antes de que se inventara internet y se usaba en aplicaciones empresariales conocidas como LAN (redes de área local, por sus siglas en inglés)

Web 2.0

La siguiente fase importante de Internet se centró en la interactividad. Lo usuarios empezaron a crear contenidos, primero en blogs, con sus comentarios y luego en redes sociales como Facebook y Twitter y al final en Youtube. Esta fase la estamos viviendo aún, todo mundo puede opinar, escribir y comentar, nadie imagina un internet sin esta capacidad.

Esta fase también se ha caracterizado por la capacidad de las empresas de recopilar información sociodemográfica para mejorar sus capacidades de marketing, lo que ha sido un tema muy polémico debido a la privacidad de la información.

Su característica principal es el intercambio de información, que ha sido un avance muy favorable para las sociedades, pero no ha logrado concretarse en intercambio de valor, el tema de comercio electrónico es limitado y sujeto a muchas barreras para que las personas puedan hacer negocios y transacciones financieras fácilmente.

Web 3.0

La Web 3 es, por lo tanto el siguiente paso de internet. Es importante comprender que actualmente todavía se está construyendo, por lo que aún no existe una definición única y establecida de lo que es o será la Web 3.

Sin embargo, en general, la Web 3 se refiere a un Internet que es posible gracias a redes descentralizadas , como Bitcoin y Ethereum . La innovación clave de estas redes es la creación de plataformas que ninguna entidad controla, pero que todos pueden confiar. Esto se debe a que todos los usuarios y operadores de estas redes deben seguir el mismo conjunto de reglas codificadas, conocidas como protocolos de consenso .

La innovación secundaria es que estas redes permiten transferir valor o dinero entre cuentas. Estas dos cosas, la descentralización y el dinero de Internet, son las claves para comprender la Web 3.

Al igual que las versiones anteriores de la web, no había un creador único de la Web 3. En cambio, ha crecido como una colaboración de diferentes individuos y organizaciones que se construyen una encima de la otra.

La principal ventaja de Web 3 es que intenta abordar el problema más grande que ha resultado de la Web 2: la recopilación de datos personales por redes privadas que luego son vendidas a anunciantes o potencialmente robadas por piratas informáticos.

Con Web 3, la red está descentralizada, por lo que ninguna entidad la controla, y las aplicaciones descentralizadas que se crean en la parte superior de la red están abiertas. La apertura de la web descentralizada significa que ninguna de las partes puede controlar los datos o limitar el acceso. Cualquiera puede construir y conectarse con diferentes dapps sin el permiso de una empresa central.

La idea fundamental que define a la Web 3 es su definición del dinero. La idea de tener dinero virtual basado en la confianza de las personas debido a que es incapaz de manipularse ni por hackers ni por instituciones privadas con grandes intereses económicos.

En lugar de tener que depender de las redes financieras tradicionales que están vinculadas a los gobiernos y restringidas por las fronteras, el dinero en la Web 3 es instantáneo, global y sin permiso. También significa que los tokens y las criptomonedas se pueden usar para diseñar modelos de negocio y economías completamente nuevos, un campo cada vez más conocido como tokenomics.

El futuro de la web se trata de aumentar el uso, la usabilidad y la escalabilidad. Para que la visión de la Web 3 se convierta en realidad mucha más gente tendrá que comenzarla. Lo que es un reto más difícil de alcanzar que en la Web 2, ya que se requiere del consenso del consumidor, que en cierto sentido estaría tomando el control del manejo de las finanzas, lo que es cuestionado por los sectores financieros de todo el mundo que consideran que esto puede ser un riesgo aun peor que lo que desean resolver.

Fuente

Artículos Relacionados:

Una red social de pagos

A un lado facebook llego Monkey

Fortnite la otra red social de la gen z que e s un juego

© 2010-2019 Vivo con crédito.

Aclaración

Este sitio se produce solamente con fines informativos y de entretenimiento. Su contenido no debe ser considerado como consejo financiero profesional.

Es altamente recomendable que usted busque el consejo de un profesional para asuntos financieros serios. Este sitio y su autores se reservan su derecho de expresar opiniones personales en relación con respecto a la oferta de productos y servicios financieros.