El cambio cultural y económico que se avecina

Vive mejor

Eric sale de su recámara a las 11 de la mañana después de que su mamá le regañó severamente por estar tan tarde en la cama y no haber desayunado.

Sin peinarse y en pijama, Eric se sienta a la mesa y absorto en sus pensamientos come su plato de cereal, como una autómata.

Su madre le pregunta, preocupada: “¿tienes algún problema? No estás tomando ninguna droga verdad?”

Su hijo se levanta de la mesa, le da un beso en la frente y le responde “Mamá, estoy bien no te preocupes, tengo que irme porque quiero terminar un curso hoy”

“Pero, hijo, tienes que salir más, tener amigos… una novia”

Eric se voltea para mirarla, justo antes de cerrar la puerta de su recámara. Le guiña un ojo y le dice “los tengo”.

La madre de Eric y la mayoría de los miembros de su generación no comprenden como sus hijos pueden estudiar una carrera, trabajar e incluso tener amigos sin salir de su recámara. No conciben un mundo sin contacto humano y no tiene ni idea como su hijo conoció a su actual novia en un videojuego y anoche vieron juntos una serie que les gusta, a pesar de que ella vive en el otro lado del planeta. Si se enterara, lo que más le sorprendería es que su hijo maneja de un modo diferente sus finanzas, por su edad y la naturaleza de sus ingresos aún no es sujeto de crédito, pero ahorra y ha decidido tomar un curso sobre criptomonedas con el fin de saber como usar las monedas virtuales como un modo de inversión a pequeña escala.

Eric tiene apenas 22 años, pero no es muy diferente al resto de sus amigos.

Esto no tendría importancia si no tuviera todos los elementos para pensar en que esto es una tendencia y que realmente ignoramos que es lo que ocurrirá en unos años cuando estos chicos tomen más control sobre sus vidas y sus hábitos y costumbres no sólo no cambien, sino que, como estamos viendo contribuyan a transformar el mundo. En artículos anteriores hemos escrito que las empresas se están apresurando a cambiar de forma profunda para poder estar a la altura de las nuevas generaciones que quieren más y mejores servicios en línea.

Si especulamos un poco el mundo será radicalmente diferente:

Estos jóvenes en su etapa de adultos podrían estar viviendo en sus apartamentos toda la vida, saliendo al mundo sólo para actividades significativas, como la de conocer en persona a sus parejas con las que llevan años conviviendo o simplemente para experimentar el mar o el aire de un bosque.

Los centros de trabajo, las universidades e incluso los lugares de entretenimiento serían totalmente diferentes a lo que ahora conocemos, pero ya podemos imaginar. Las calles estarán vacías, solo circularán porservicios de entrega en aparatos autónomos no tripulados. Posiblemente las tiendas hayan desaparecido, quizá también las oficinas, sólo centros de colaboración compartida con salas de juntas.

Los bancos, incluso los más grandes ya no necesitarían sucursales, ni siquiera cajeros expendedores de efectivo. Todo sería virtual y las transacciones en línea.

El entretenimiento será también radicalmente diferente. Quizá los conciertos musicales en vivo sean una excepción, todo podría estar en línea. De hecho en febrero de este año se celebró el primer concierto virtual dentro de un videojuego: Marshmello, uno de los DJs mejor pagados de 2017ofreció un repertorio corto, de apenas 10 minutos, exclusivo para los 200 millones de jugadores de Fortnite. Y esto podría ser el denominador común.

La preocupación por la ecología podría concretarse en vehículos menos contaminantes, un mundo sin plásticos y probablemente un entorno más verde.

Un mundo diferente, sin duda.

Fuente

Artículos Relacionados:

La voz de la generación que quiere un cambio

¿Qué es un Centennials?

Indicadores económicos que afectan tus finanzas personales

© 2010-2019 Vivo con crédito.

Aclaración

Este sitio se produce solamente con fines informativos y de entretenimiento. Su contenido no debe ser considerado como consejo financiero profesional.

Es altamente recomendable que usted busque el consejo de un profesional para asuntos financieros serios. Este sitio y su autores se reservan su derecho de expresar opiniones personales en relación con respecto a la oferta de productos y servicios financieros.