La supervivencia requiere de la Unión

el lobo

El ejercito de los aztecas estaba formado por tres tipos de guerreros: los águila, los jaguar y los pardos, estos últimos tenían como símbolo al lobo.

Los guerreros águilas pertenecían a la clase gobernante, mientras que los jaguar a la clase social alta.

Los pardos eran pueblo, podían ser reconocidos como héroes por su valor, pero jamás convertirse en águilas o jaguar.

Lo más importante de esta historia es que a los guerreros pardos, se les asociaba con el lobo porque al igual que éstos últimos los guerreros dependían de su capacidad de actuar en conjunto, lo que supone que eran una especie de cuadrillas organizadas con misiones específicas.

En realidad viéndolo desde una perspectiva a distancia, la acción de un ejército depende de una mezcla de acciones organizadas por una visión que se sostiene en conjunto. Lo mismo ocurre con las sociedades y con las empresas.

Esa es la forma en como la mente humana organiza a las empresas: áreas, coordinaciones, departamentos, división, unidades de negocio hasta formar corporaciones. Diferentes grupos con tareas asignadas, los cuales a su vez dependen de la unión de cada grupo que conforman.

Desde esta perspectiva podemos descubrir que en nuestro subconsciente hay una admiración por el lobo porque en nuestros orígenes, evolución y futuro está la necesidad de trabajar unidos para poder alcanzar lo que buscamos.

El humano solitario que logra grandes proezas y éxitos personales en las películas, los empresarios exitosos que tuvieron una visión especial para crear grandes empresas, los revolucionarios y gobernantes con grandes éxitos personales no es más que el reflejo de esta necesidad inconsciente: destacamos la individualidad porque en el fondo necesitamos de la unión para alcanzar nuestros éxitos.

Esta forma de narrar las historias nos confunde. Cualquier obra alcanzada con éxito requirió del trabajo de grupos que unieron sus esfuerzos, aunque al final se queden en el anonimato.

La necesidad de no sentirnos vulnerables nos hace destacar los éxitos individuales, pero si queremos tener éxito en nuestros objetivos debemos considerar, como lo hacen los lobos de que nuestra fuerza reside en nuestras manadas.

Por supuesto hay estructuras en esos grupos, al igual que en los lobos existe una pareja de lobos alfa, pero éstos no pueden lograr mucho si no cuenta con otros miembros en la manada que busquen el mismo objetivos.

Los humanos hemos desarrollado la habilidad de sofisticar nuestro mundo de tal manera que podemos alcanzar objetivos que no existen en la naturaleza. Por ejemplo podemos ahorrar, invertir, pedir créditos, especializarnos en diferentes áreas para obtener mejores ingresos. Esto no se puede hacer en la naturaleza, a lo mucho conservar lo que se obtiene durante un tiempo, pero es imposible obtener un crédito de alimento o de hacer un proceso que permita aumentar los beneficios.

Pero en la esencia todos estas actividades que podemos hacer en sociedad, es posible gracias a la unión que hemos logrado como sociedad. No podríamos tener esas actividades financieras como ahorro, crédito e inversión si no existieran las instituciones financieras. Tampoco podríamos pensar en invertir con dinero y esfuerzo si no se hubiera institucionalizado el concepto de empresa.

Todo esto se debe de aprender.

Pero en el fondo también es importante no olvidar la esencia de nuestro espíritu social: los éxitos más importantes se alcanzan gracias a la unión de esfuerzos.

Contamos con los lobos para que no lo olvidemos.

Fuente:

Artículos Relacionados:

La fuerza modeladora del lobo

Las mujeres que rompen todas sus fronteras

Templanza

© 2010-2019 Vivo con crédito.

Aclaración

Este sitio se produce solamente con fines informativos y de entretenimiento. Su contenido no debe ser considerado como consejo financiero profesional.

Es altamente recomendable que usted busque el consejo de un profesional para asuntos financieros serios. Este sitio y su autores se reservan su derecho de expresar opiniones personales en relación con respecto a la oferta de productos y servicios financieros.