Tu nombre afecta a tu vida económica

Cómo salir de deudas

“Los economistas Steve Levitt y Roland Fryer revisaron décadas de datos sobre el nombre de los bebés y concluyeron que el nombre que le das a tu hijo no mueve la aguja en la vida económica futura de ese niño.

Pero hay otra investigación-explica Freakonomics- que encuentra que un nombre puede importar, al menos en algunas dimensiones. Se dice que los niños con nombres femeninos actúan más en la escuela. Mientras tanto, una niña con un nombre masculino es más probable que tenga una carrera legal exitosa.

“Y otro estudio, de Marianne Bertrand y Sendhil Mullainathan, se llamaba ‘¿Son Emily y Greg más empleables que Lakisha y Jamal’. Este estudio encontró que si se envía un currículum vitae con un nombre que suena de persona blanca, es aproximadamente un 50 por ciento más probable que reciba una llamada de regreso que un currículum idéntico donde todo lo que ha hecho es cambiar el nombre a un nombre que suena pertenecer a un hombre negro.”

Todas estas reflexiones pertenecen a un programa de radio que Freakonomics hizo en 2013 y que recientemente republicó.

Por supuesto pertenecen a un contexto norteamericano, en el caso de México podemos asegurar que los nombres influyen menos, basados en el primer artículo que podría tener un valor universal y porque en el país, aunque sin duda hay racismo, la mezcla de nombres es mucho más caótica. Puede haber nombres de campesinos o de en situación de pobreza que se llamen Bryan o John y personas de clase alta que tengan nombres de campesinos auténticos como Emiliano o Regina.

Con el riesgo de equivocarnos podemos afirmar que en México el nombre no afecta para que una persona tenga éxito o fracaso económico. Influyen muchos otros factores, pero el nombre sin duda no es uno de ellos.

Si no importa entonces ¿por qué los padres dan tanta importancia al nombre y a su significado? Es una creencia de que el nombrar a alguien le estamos dando atributos para su personalidad? Al parecer, de acuerdo con estos expertos no es así.

Sin embargo el contexto sí es importante. Los nombres son un reflejo de las expectativas. Si damos a nuestros hijos un nombre extranjero estamos creando la clave para trasmitir al pequeño un conjunto de expectativas de que es mejor ser extranjero o vivir en el extranjero. O si les damos un nombre de un personaje histórico, mitológico, religioso o de tradición familiar.

Y desde esta perspectiva debemos estar conscientes de nuestros nombres, ¿a qué contexto nos lleva? ¿está en armonía con lo que nosotros queremos? El definirlo equivale a dar un nuevo signficiado a nuestro nombre, los designios de nuestros padres son solo intenciones, pero está en nosotros llevar esa dirección u otra.

La educación, la formación y la reflexión sobre nuestra carrea económica y preparación financiera depende de nosotros y en este sentido está la posibilidad de dar un nuevo signficiado a nuestros nombre, el que imponga nuestro estilo y sello personal, pero también -aún más importante- el que se forje con a suma de los éxitos que hayamos alcanzado en el transcurso de nuestra vida

El futuro lo construyes tu en lo que haces en cada momento del presente.

Artículos Relacionados:

La economía se complica ¿Estás preparado¿

Confiarías en un avatar para manejar tu económia personal?

Indicadores económicos que afectan tus finanzas personales

© 2010-2019 Vivo con crédito.

Aclaración

Este sitio se produce solamente con fines informativos y de entretenimiento. Su contenido no debe ser considerado como consejo financiero profesional.

Es altamente recomendable que usted busque el consejo de un profesional para asuntos financieros serios. Este sitio y su autores se reservan su derecho de expresar opiniones personales en relación con respecto a la oferta de productos y servicios financieros.