El precio del éxito es la libertad en el espíritu del lobo

el lobo

En la manada de lobos el precio de la libertad es demasiado grande, pero a diferencia de nuestra sociedad los lobos prácticamente no tienen opción. Los cachorros crecen, se hacen fuertes y los hijos de los machos alfa tienen la fuerza y el carácter suficiente para retar al padre y querer controlar el negocio.

Cuando los machos alfa son jóvenes conservan el poder desterrando a los lobos jóvenes de su manada. La medida parece cruel, pero los lobos jóvenes tienen todo para triunfar han estado colaborando en una manada fuerte y poderosa, por lo que tienen experiencia además de juventud y fuerza de voluntad.

No obstante el reto es enorme y los lobos desterrados se enfrentan a situaciones mu difíciles en donde ponen en riesgo su vida y en algunos casos mueren. La naturaleza es en este sentido más cruel que la sociedad humana, porque sólo de oportunidades a los que pueden sobrevivir, mientras que nosotros ayudamos a los débiles y evitamos que mueran.

En este vídeo se puede ver este conflicto a partir del minuto 6

Al final el macho alfa destierra a los jóvenes, ocurriendo además un fenómeno inesperado, al separarse en dos grupos se debilitan dejando con ello de ser la manada más poderosa.

Las lecciones que nos ofrecen la cruda vida de los lobos son numerosas y nos mueven a la reflexión

-Por un lado, cuando los miembros de un equipo ya sea en el trabajo o en la familia sean demasiado buenos en lo que hacen y han crecido lo suficiente deben de moverse a otra parte, crear su casa, o cambiar de trabajo, a menos que reciban un ascenso. La idea de estar permanentemente en un trabajo es una idealización, si estamos evolucionando necesitamos nuevos retos aunque esto ponga en riesgo nuestra estabilidad económica y laboral.

Pero la contrario equivale a estancarse y dejar de evolucionar. Como se puede ver en el vídeo, las luchas con el macho alfa aumentan su fuerza y su energía sexual, mientras que los que son sometidos la disminuyen. Esto nos envía un mensaje importante. Estancarnos es someternos y dejar de evolucionar, nuestra energía disminuye y debilita, obedecer todo el tiempo va en contra de nuestra propia evolución, ya sea como hijos o como empleados.

Pero para las instituciones el mensaje también es importante, la evolución de los miembros de su equipo es necesaria y no se puede detener. A diferencia de los lobos, los humanos contamos con muchas más opciones. Los líderes o responsables de equipos, si están conscientes que una división los debilitará, deberá de pensar en caminos para que los jóvenes talentosos continúen su desarrollo sin que la institución se debilite.

Esto camino, que sería el mejor para todos, requiere de una fidelidad a la institución a la que no estamos acostumbrados. Por eso la mayoría de las personas optan por irse de su casa y buscar otros trabajos. Pero en un entorno ideal una corporación que crece de forma orgánica con líderes a cargo de diversos territorios sería, desde el punto de vista de esta forma de sobrevivencia la mejor opción para el éxito.

Sea cual sea la decisión, lo importante es evitar el estancamiento.

Articulos Relacionados

La fuerza del lobo reside en su manada

La ambición del lobo que enloquece al ser humano

Crea tu oportunidades

© 2010-2019 Vivo con crédito.

Aclaración

Este sitio se produce solamente con fines informativos y de entretenimiento. Su contenido no debe ser considerado como consejo financiero profesional.

Es altamente recomendable que usted busque el consejo de un profesional para asuntos financieros serios. Este sitio y su autores se reservan su derecho de expresar opiniones personales en relación con respecto a la oferta de productos y servicios financieros.