Investigar para ganar es otra lección del espíritu del lobo

el lobo

En las películas de acción el héroe para tener una especie de visión anticipada de lo que ocurrirá en las siguientes escenas. Casi no piensa ni investiga, sólo actúa y milagrosamente logra grandes e insólitos resultados

Pero es una película. En la realidad los éxitos no se construyen solamente con intuición y certeza personal, a menos que sea un golpe de suerte.

Pero la suerte es un misterio y no podemos contar con ella cuando intentamos lograr un objetivo. En realidad muchas personas que han tenido suerte han explicado que han podido aprovechar una oportunidad porque estaba preparados y esto requiere de tiempo y dedicación.

El detalle en como los lobos van reconstruyendo el rastro del reno es una enseñanza más. Cada célula muerta, cada paso, cada gota de saliva o de excremento que deja en su camino es aprovechado por los lobos para no solo rastrear el lugar donde se encuentra, sino para obtener información de su situación de salud, edad y distancia.

A diferencia de lo que ocurre en la manada en donde cada uno de sus miembros están tras la búsqueda de un rastro, en los equipos humanos de trabajo puede dominar la indolencia y el derrotismo

Hay frases que escuchamos a menudo que reflejan este estado de ánimo: “Los viernes en la tarde nunca hay nada que hacer”, “todo mundo está de vacaciones”, “nadie está comprando por vacaciones”, “ya pregunté y nadie sabe nada”.

La palabra “nada” en la vida práctica es una falacia. Nunca hay nada, porque incluso en un lugar vacío lo que hay es vacío. Si no sabemos reconocer lo que hay es porque nuestro cerebro no registra la realidad, sino solo captura la información necesaria para sobrevivir.

Esto significa que para encontrar algo tenemos que forzar al cerebro de que es importante percibir más para detectar información que nos puede ser útil. A diferencia de los lobos que están diseñados para a rastrear información apenas perceptible, los humanos estamos diseñados para discriminarla, pero esto se puede mejorar.

Lo primero que tendríamos que abandonar es nuestra actitud indolente pensando en que el concepto “nada” es falso y que siempre hay alguna información que nos pueda ser útil. La otra parte que quizá requiera el 99% de nuestro esfuerzo es investigar y para eso el tiempo nunca sobra.

Cuando te quieras dar por derrotado porque no encuentras información clave para lo que deseas lograr y piensas que no hay nada recuerda a esta manada de lobos y lo que hacen para identificar al animal que quieren cazar.

Artículos Relacionados

Evitar la confrontación cuando se está en desventaja

Mantén el enfoque en tu objetivo

El éxito se garantiza con un equipo de cualidades diversas

© 2010-2019 Vivo con crédito.

Aclaración

Este sitio se produce solamente con fines informativos y de entretenimiento. Su contenido no debe ser considerado como consejo financiero profesional.

Es altamente recomendable que usted busque el consejo de un profesional para asuntos financieros serios. Este sitio y su autores se reservan su derecho de expresar opiniones personales en relación con respecto a la oferta de productos y servicios financieros.