Si eres Centennial es tiempo de pensar en grande con tus créditos

Vive mejor

Éste no es un mensaje cargado de ironía, ni tampoco un consejo tramposo para que te esclavices con deudas interminables de pagar.

Todo lo contrario, es el mejor consejo que podemos darte, aunque sin duda es algo audaz y aventurado.

La razón es que, a pesar de los nubarrones mundiales y económicos, los próximos años pueden ser mejores que otros para que los ciudadanos adquieran bienes inmuebles debido a diferentes circunstancias, como las siguientes:

-Infonavit está dispuesto a aumentar su base de beneficiarios con su programa y ahora personas con menos sueldo tendrán oportunidad de obtener créditos hipotecarios con condiciones más justas que las que en los pasados años ofrecía este organismo

-Ante este escenario la banca privada afrontara una mayor competencia, lo que les obligará a mejorar sus ofertas para no perder mercado y concentrarse en nichos de mercado en donde no esté Infonavit.

-La desconcentración de la burocracia que se establecerá en diferentes estados de la república favorecerá el desarrollo de las ciudades y modificará la oferta de casas y departamentos, en algunos casos los precios bajarán, pero en su gran mayoría los precios de los inmuebles irán subiendo con el paso del tiempo.

Estas circunstancias crean un escenario propicio para que todos pensemos en que en los meses y algunos años siguientes tendremos oportunidad de adquirir algún inmueble en mejores condiciones que antes, por lo que, sin importar lo que ganes, es momento de planear para favorecer las posibilidades de que, gracias a estas circunstancias, tu patrimonio pueda mejorar de forma importante.

Este escenario beneficia a todos, pero especialmente a los más jóvenes, por una sencilla razón: tienen décadas por delante para pagar créditos que tienen tasa fija, lo que significa que, con el tiempo, las mensualidades serán más baratas y fáciles de pagar.

Pero no se trata de salir corriendo a buscar una casa, sino de planeación, es tiempo de prepararse para que en algunos meses o años tomes la gran decisión y te hagas dueño de una propiedad

¿Qué puedes hacer?

Lo primero y sin importar lo que ganes, ahorra una parte de tus ingresos, al menos el 10%. Siempre las necesidades y los deseos superarán tus ingresos y sin planeación en muchas ocasiones este 10% o mucho más es pagado en intereses, o en gastos innecesarios, especialmente por las personas que ganan menos. Por eso, como hemos insistido, hay que ahorrar para el futuro. Claro que debes pensar en invertir en algo, pero debe ser en un lugar en donde sea fácil disponer del dinero en caso de necesitarlo.

Recuerda que en la mayoría de los casos te piden el 10% del valor del inmueble para otorgarte un crédito hipotecario.

Otros artículos relacionados:

30 años de vida para comprar una casa

Consejos para obtener un crédito hipotecario

El buró de crédito en solicitudes de hipoteca

© 2010-2019 Vivo con crédito.

Aclaración

Este sitio se produce solamente con fines informativos y de entretenimiento. Su contenido no debe ser considerado como consejo financiero profesional.

Es altamente recomendable que usted busque el consejo de un profesional para asuntos financieros serios. Este sitio y su autores se reservan su derecho de expresar opiniones personales en relación con respecto a la oferta de productos y servicios financieros.