Puede Facebook detectar tu calificación de crédito

Vive mejor

En una nota publicada por un medio internacional publico una nota que suena preocupante: 

“Gracias a Facebook su compañía telefónica recopila sus datos personales (incluida la calificación crediticia)”

El titular es alarmante, que una empresa internacional y la compañía telefónica tengan acceso a información que esta confinada y reservada sólo por las Sociedades de Información Crediticia (SIC o Buró de Crédito) sería un asunto grave, pues estas empresas están obligadas a mantener y cuidar esta información y sólo la entregan a los otorgantes de crédito siempre y cuando lo autorice el consumidor por escrito.

Por supuesto ni Facebook ni cualquier empresa telefónica son otorgantes de crédito. Pero las telefónicas ofrecen un servicio cuyo pago es regular, por lo que podría, si lo deseara, ser usuario (cliente) de una SIC, por lo que estrictamente hablando no necesitaría de la información de Facebook para tener acceso a esa información de sus clientes. De hecho es posible que algunas de estas empresas lo sean, pues esta información es privada y sólo están obligados a informarlo a sus clientes en sus contratos que ofrecen para sus servicios.

Por fortuna para todos se trata sólo de una confusión. Una desafortunada selección de términos. Lo que hace Facebook con la información que le ofrecemos es inferir un score o calificación de crédito alternativo o mejor dicho generar un perfil con la probabilidad de su credibilidad crediticia basado en información diferente a la que usan los buró de crédito.

Las SIC o buró de crédito cuentan con información de crédito de los consumidores, concentran y sistematizan esta información para de ahí determinar la capacidad de crédito y su calificación o score de crédito. Su información se basa en datos duros y en una metodología probada por diferentes buró de crédito en el mundo e instituciones como FICO Score que son líderes mundiales en este tipo de cálculos.

Por otro lado gracias a la información disponible en internet, los teléfonos inteligentes y las redes sociales combinado con el desarrollo de algoritmos que analizan estos datos, con ello logran determinar perfiles que ayudan a determinar el nivel de confianza de estas personas.

De esto ya hemos hablado antes. Pueden usar las rutinas de las personas gracias al gps que tiene instalado nuestro móvil, o la confiabilidad de nuestros amigos, o cualquier otra idea que puedan desarrollar los científicos de datos para alcanzar resultados bastante certeros, pero ninguno de estos datos usa información reservada y resguardada por los buró de crédito

La discusión sobre la privacidad de los datos personales, sin embargo, permanece. Facebook asegura que la información las utiliza para fines mercadológicos pero sólo como grupos de datos, sin estar personalizados. Sin embargo la capacidad de saberlo la tiene y la credibilidad sobre las acciones d esta red social se ha puesto en duda en varias ocasiones.

A nosotros en nuestro papel de consumidores nos debe quedar claro que la privacidad es un lujo que al que no tenemos acceso. Los analistas de datos son capaces de inferir perfiles de personas que están inactivas en las redes sociales. Permanecer fuera del alcance de estos analistas es prácticamente imposible, por lo tanto la pregunta no es si podemos proteger esta información, porque esto ya no parece ser posible.

Lo pregunta que nos debemos plantear es cómo hacer que esta información que tienen todos puede afectarnos en nuestrps créditos, en el trabajo y en nuestras relaciones sociales.

Fuente 1

Fuente 2

Articulos Relacionados:

Hackers pueden crear un perfil de Facebook como el tuyo

¿Podría estar Facbook escuchando tus conversaciones?

Reputación en redes sociales útil para créditos


© 2010-2019 Vivo con crédito.

Aclaración

Este sitio se produce solamente con fines informativos y de entretenimiento. Su contenido no debe ser considerado como consejo financiero profesional.

Es altamente recomendable que usted busque el consejo de un profesional para asuntos financieros serios. Este sitio y su autores se reservan su derecho de expresar opiniones personales en relación con respecto a la oferta de productos y servicios financieros.