No sé hacer dinero

Vive mejor

En Reddit se publicó una pregunta sobre finanzas personales que sobresale por su sinceridad, que estruja el estómago pero que además podría ser de este tipo de preguntas que todo mundo se hace pero nadie se atreve a preguntar:

Tengo 27 años y vivo en casa de mis padres. Cursé por cinco años una carrera de cinco años en la industria culinaria, pero la dejé debido a la baja remuneración, un horario muy loco y por falta de beneficios.

Actualmente soy un estudiante de primer año de Ciencias de la Computación en un colegio comunitario. Elegí esta carrera principalmente por su potencial de ingresos, pero me siento atrapado entre la sensación de que cuatro años de escuela son demasiados (y ¿qué pasaría si al terminar odio el trabajo por completo?)

Pero también tengo la sensación de que si no hago esto ahora, me quedaré en un trabajo de bajo nivel para el resto de mi vida. vida.

Pero lo más importante de todo es que siento que mi principal defecto es que no entiendo cómo proporcionar valor o ganar dinero; de lo contrario, no estaría en esta situación o no necesitaría un título universitario más

Y termina su participación agregando estas preguntas:

¿Debo bajar la cabeza y hacer terminar la carrea de Ciencias de la Computación? ¿Es una decisión financieramente inteligente? o ¿Estoy condenado a ser pobre?

Recibió 63 comentarios y todos ellos de gran valor, pues el problema no está en la cara que elija sino en su actitud ante el dinero. Es probable que la idea de que no sabe ganar dinero sea la única causa de su situación.

El estudio de una carrera no es determinante para hacer una fortuna. Por la misma razón estudiar más carreras tampoco será relevante.

En mi vida he conocido a muchas personas que durante el trayecto de su vida han sabido crear un patrimonio sin que el tipo de carrera o nivel de estudios hayan sido factores determinantes para su crecimiento.

El caso más paradigmático es el de un obrero de la extinta Compañía de Luz que se convirtió en el hombre más rico de su familia, su influencia fue tan grande que contagió a sus hermanos, primos, sobrinos e incluso en mí que era el primo del hermano del señor que no tenía nada que ver con su familia.

¿Cómo influyó? Su historia es ejemplar. Se desarrolló entre las décadas de los  50 y 60. Su horario de trabajo era de 8 a 16 horas, pero en lugar de irse a casa a descansar como lo hacían otros, se dedicaba a buscar sinfonolas usadas para llevarlas a diferentes sitios donde pudieran usarse como cantinas, tiendas y algunos lugares públicos. Con el dinero extra que obtuvo compro diversas propiedades que ponía en renta. A pesar de su riqueza, siempre vivió de forma moderada en un pequeño departamento de un edificio similar a los que rentaba.

Su fortuna creció tanto, que el dinero alcanzó para 3 generaciones, heredó propiedades a familiares y trataba de ayudar a la gente que veía a la Ciudad de México desde el pequeño pueblo de Jalisco en donde creció.

¿Qué estudio? Prácticamente nada: 3 años de primaria.

La actitud ante el dinero no tiene nada que ver con nuestro trabajo o tipo de estudios. Lo más importante es lo que hacemos con el dinero que ganamos, si guardamos una parte y lo invertimos de forma sabia, nuestro patrimonio crecerá hasta el grado en que ya no tendremos que trabajar para ahorrar, porque podemos vivir de lo que genera el dinero que ahorramos de forma sabia.

Eso ocurrió hace algunas décadas, cuando era relativamente fácil encontrar negocios pasivos y construir viviendas pequeñas para ponerlas en renta.

El mundo se ha vuelvo más complejo desde ese entonces, pero eso no quiere decir que sea imposible generar dinero o hacer crecer nuestro patrimonio. Lo que ha cambiado son los jugadores pero las reglas del juego siguen siendo las mismas

Trabajar, ahorrar, invertir lo ahorrado en negocios productivos y reinvertir hasta que los ingresos de nuestras inversiones superen el sueldo. En este proceso el crédito se utiliza no como una forma de consumo sino como un apalancamiento que nos permita acelerar el retorno de nuestras inversiones.

Otros artículos relacionados:
© 2010-2019 Vivo con crédito.

Aclaración

Este sitio se produce solamente con fines informativos y de entretenimiento. Su contenido no debe ser considerado como consejo financiero profesional.

Es altamente recomendable que usted busque el consejo de un profesional para asuntos financieros serios. Este sitio y su autores se reservan su derecho de expresar opiniones personales en relación con respecto a la oferta de productos y servicios financieros.