¿Quiénes comandarán la revolución digital?

Vive mejor

Parece trivial, pero -si vemos lo que ocurrió con la llegada de la imprenta-, en realidad estamos siendo testigos de un fenómeno histórico que no habría ocurrido en 600 años.

Me refiero a la llegada de la era digital. Si la imprenta popularizó la información haciendo posible que el conocimiento se difundiera por todo el mundo con capacidad de leer, la conectividad interactiva ha permitido que la producción de la información sea masiva, veloz e incomparable con ningún otro fenómeno humano.

La llegada de la imprenta, que tardó un milenio en evolucionar y décadas en propagarse por todos los rincones del mundo provocó cambios culturales, políticos y sociales ¿Cuáles serán las consecuencias de la era digital?

Los cambios están por verse, pero la generación considerada como nativos digitales está mostrando la dirección de este cambio: el aprovechamiento de la información

Mientras que a los inmigrantes digitales nos escandaliza la pérdida de privacidad y la transparencia en todas las actividades de la vida, nada puede ocultarse en la red, los jóvenes le sacan provecho y buscan cambiar la lógica del mercado.

Quizás aún no hemos olvidado lo que Martin Shkreli, en ese entonces de 35 años, quiso hacer en el 2015 incrementó el precio de algunos medicamentos en 5,000% después de hacerse de la patente. Shkeli utilizó argumentos de lógica de mercado para justificar sus precios, pero su actitud irritó a muchos convirtiéndolo en uno de los hombres más odiados del mundo.

Pero lo que poco sabemos es que unos adolescentes, que en ese entonces cursaban lo que para los mexicanos sería el segundo grado de preparatoria, investigaron la forma de reproducir uno de esos medicamentos para entregarlos a la sociedad a un precio irrisorio.

El hecho ocurrió en Australia quienes en el laboratorio de su escuela estudiantes de Sidney, todos ellos de 17 años, consiguieron sintetizar 3,7 gramos del principio activo del medicamento Daraprim, la pirimetamina, por tan sólo $20 USD, cuyo precio en EUA costaría $110.000 USD.

Daraprim es un medicamento utilizado para tratar infecciones causadas por parásitos, salva millones de vidas al año y está en la lista de medicamentos esenciales de la Organización Mundial de la Salud.

Los estudiantes trabajaron en el proyecto con el consorcio Open Source Malaria, una organización con el objetivo de utilizar medicamentos disponibles públicamente y otros enfoques médicos para curar la enfermedad.

Un estudiante que participó en el proyecto le dijo a prensa que la controversia en torno a la medicación era una iniciativa para que el experimento fuera exitoso.

"El trasfondo de esto lo hizo parecer más importante", dijo James Wood.

Otro estudiante Austin Zhang explicó que "Trabajar en un problema del mundo real definitivamente nos hizo más entusiastas".

Pero las reglas del mercado detuvieron sus buenas intenciones: dado que Touring Pharmaceuticals controla las ventas y la distribución del medicamento, la antigua compañía de Shkreli tendría que aprobar un ensayo que comparara el medicamento con su patente para otorgarle una lista de medicamentos genéricos.

Y aunque el resultado es anecdótico revela la capacidad de creación que tienen ahora las nuevas generaciones que saben cómo obtener, usar y compartir información que otras generaciones no aprendimos.

Un fenómeno que sin duda cambiará el mundo, al igual que lo hizo la imprenta, pero probablemente en muchos menos años.

El siguiente paso lo siguen dando los inmigrantes digitales, al querer convertir a la red no sólo en un sistema de trasmisión de información, sino también de valor: el blockchain, la criptomonedas y las Fintech se hallan buscando un espacio en este nuevo mundo, pero cuando estas nuevas generaciones tomen el control veremos el verdadero destino de esos proyectos y el surgimiento de otros que aun no imaginamos.

Artículos relacionados:

No recordar el 11 de septiembre te define como Centennial

El móvil o la vida en tus mano

Centennials ponen su dinero en donde están sus valores

© 2010-2019 Vivo con crédito.

Aclaración

Este sitio se produce solamente con fines informativos y de entretenimiento. Su contenido no debe ser considerado como consejo financiero profesional.

Es altamente recomendable que usted busque el consejo de un profesional para asuntos financieros serios. Este sitio y su autores se reservan su derecho de expresar opiniones personales en relación con respecto a la oferta de productos y servicios financieros.