Saca al elefante de tu móvil

Vive mejor

Mientras que los jugadores de la industria financiera sienten que van bien pero lento, los jóvenes ya están listos para usar los novedosos servicios Fintech (fusión de finanzas con tecnologías) … cuando estos estén legalmente disponibles.

A un año de publicada la Ley Fintech, sólo existe una solicitud presentada ante la CNBV para operar una firma de tecnologías financiera, el resto funciona de manera autorregulada, mientras reúnen los requisitos o espera a que se abran nuevas reglas de operación que regulen sus actividades.

Pero de lado de los usuarios todo está listo. En el Reporte de Inclusión financiera del 2018, publicado recientemente por el Consejo Nacional de Inclusión Financiera se encontró que los jóvenes entre 18 y 24 años muestran una adopción de servicios Fintech del 37% mientras que la población de 25 a 34 años es del 48%. Pero un poco más del 15% del primer grupo dijo que no conocía servicios Fintech y en segundo grupo menos del 10%.

Es decir que si los servicios estuvieran disponibles los jóvenes conocidos como Centennials ya los estarían usando porque no tienen ninguna barrera tecnológica o cultural para aprovecharlo, como ya ocurre con otros servicios digitales como la compra en línea de productos y servicios, la educación y por supuesto la comunicación y transferencia de información entre personas.

A pesar de esto las autoridades financieras han mostrado prudencia al considerar, por ejemplo, que el uso de las criptomonedas representa un riesgo para el ciudadano por la volatilidad de su valor, dejando sin regular este sector del negocio y con ello dejando de impulsar el crecimiento de nuevos servicios financieros que pueden ayudar a resolver muchas de las necesidades de servicios financieros para impulsar la economía.

Instituciones como el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional consideran las Fintech como clave para el acceso financiero de millones de personas y el crecimiento económico estable y sostenible.

Los nuevos negocios basados en Fintech están ya cambiando el mundo porque implican una nueva concepción de la comunicación digital. Si hasta hoy ha sido posible transferir información a través de la red (fenómeno de por sí que implicó un cambio radical en la sociedad), lo que en el fondo significa la revolución Fintech es transferir valor por la red y usando un teléfono móvil.

Quizás este concepto de transferir valor por la rede no diga mucho pero si lo aterrizamos a aplicaciones prácticas esto significaría que se podría

-Hacer pagos digitales simplificados sin tener que tener una cuenta bancaria

-Transferir divisas a otros países sin las complicadas normas bancarias

-Personas que viven donde no hay bancos, pero si internet, pueden tener acceso a servicios financieros

-Tener acceso a servicios financieros respaldados por la gente basados a través plataformas tecnológicas, como micro préstamos o micro inversores entre personas sin instituciones de por medios

-Firma de contratos virtuales imposibles de modificar y que garanticen el pago y cumplimiento de sus cláusulas

-Creación de formas alternativas de ahorro, inversión y crédito que van más allá de que sean en línea, sino que garanticen su funcionamiento con herramientas que evitan el fraude como el blockchain.

En realidad, hasta hoy sólo hemos visto la punta del iceberg, pues el concepto de transferir valor a través de la red puede convertirse en cambios profundos en la economía que están por desarrollarse.

Pero este último aspecto es lo más importante, una apertura mental, legal y dispersa en la sociedad podría ser muy benéfica para el desarrollo de nuevos talentos y emprendedores que intuyen las posibilidades de la era digital porque siempre han vivido en ella.

Los Centennials ya están listos para mover el lento y rezongón elefante de la vieja economía y quizás este movimiento lo logren a golpe de clics en su teléfono móvil.

Artículos relacionados:

Fintech cambia tus finanzas personales

Tendencias de la industria Fintech

Servicios financieros que se adelantarán a tus deseos

© 2010-2019 Vivo con crédito.

Aclaración

Este sitio se produce solamente con fines informativos y de entretenimiento. Su contenido no debe ser considerado como consejo financiero profesional.

Es altamente recomendable que usted busque el consejo de un profesional para asuntos financieros serios. Este sitio y su autores se reservan su derecho de expresar opiniones personales en relación con respecto a la oferta de productos y servicios financieros.