¿El bitcoin es como una tarjeta de crédito?

Vive mejor

La respuesta corta es no. Aunque es un sistema de pago, como lo son también las tarjetas de crédito, su funcionamiento es muy diferente. Por lo que nosotros como usuarios, debemos de comprender bien las diferencias para evitar confusiones. Primero hablemos de algunas de sus semejanzas:

-Sirven para hacer transacciones económicas en internet

-En ambos casos el dinero es digital Ahora tomemos en cuenta su diferencia fundamental:

-El bitcoin no es un sistema de crédito, pagas con tus propios fondos

Si te decides a usarlo, su semejanza sería más con una tarjeta de débito, pero también sólo en apariencia, porque su funcionamiento es muy diferente Debemos tomar en cuenta que el bitcoin y algunas criptomonedas que le preceden son una respuesta alternativa el sistema financiero mundial, al que algunos de sus críticos han cuestionado que debido a que es manejado por unas cuantas instituciones se le ha acusado de generar dinero por decreto, lo que pone en riesgo la estabilidad económica del mundo. El concepto básico que hay detrás es la transparencia y la imposibilidad de manipulación por parte del bitcoin.

Ambos son monedas fiduciarias, es decir que dependen de la confianza que las instituciones y las personas tengan en su valor, peor a diferencia de la moneda tradicional, el bitcoin respalda su validez con la cadena de valor, un sistema de encriptación distribuida en diferentes computadoras que hacen imposible su manipulación Esto ha desatado una polémica respecto a cuál moneda es más confiable.

La especulación en torno al valor del bitcoin ha demeritado la importancia de esta criptomoneda, pero sus promotores piensan que es temporal y que en el futuro (debido a que su emisión es limitada y en un momento se detendrá) su valor tenderá a subir cada vez más con el paso de los años. Este argumento no pesa tanto cuando se analiza el uso cotidiano de las tarjetas de crédito desde el punto de vista del consumidor.

Pues además de tener implícito un peligroso y caro sistema de crédito, el cual muchas personas aprecian, también cuenta con seguros de protección contra robo de tarjetas o compras fraudulentas, lo que hace de este sistema de pago bastante seguro. No obstante. lo anterior, lo cual puede ser fundamental por decidirse ya por el uso de la tarjeta de crédito en lugar de una criptomoneda como el bitcoin, hay algunos beneficios que tienen esta última que debemos conocer, pues cada necesidad de pago es diferente en las personas. Por esta razón, presentamos una lista de los principales motivos por los que muchas personas bien enteradas están prefiriendo cambiar los métodos tradicionales de pago por las criptomonedas, de acuerdo con lo que publica el Diario Bitcoin

Tener una cuenta de criptomonedas es totalmente gratuito

A diferencia de la descarga gratuita de una cartera digital, abrir una cuenta bancaria implica siempre depositar un fondo inicial. Incluso aquellas cuentas que no requieren fondo inicial aplican tarifas o comisiones por la manutención de la tarjeta, las transferencias y la propia cuenta bancaria. Descargar una billetera de criptomonedas es totalmente gratuito y no es necesario depositar fondos para mantenerla activa, así como tampoco cuenta con comisiones para su mantenimiento. Sin embargo, si hay algunos cargos que pueden ocurrir en las transacciones, aunque sin duda son mínimos cuando se considera que son intercambios transfronterizos, algo que no puede hacer con las tarjetas de crédito de forma tan fácil.

Las criptomonedas requieren la total y completa autorización del usuario

Las transacciones de criptomonedas se realizan desde una billetera, con una dirección que el usuario puede generar para recibir pagos (clave pública). A diferencia de una tarjeta de crédito, esta dirección no es suficiente para generar o recibir pagos. El usuario de criptomonedas, en última instancia, es más activo, y puede decidir exactamente cuándo, y bajo cuáles condiciones permite la transferencia de su dinero.

Las criptomonedas no tienen tiempo de inactividad ni procedimientos complejos para registrarse

Con las monedas digitales, configurar un nuevo usuario es tan simple como descargar una aplicación. Básicamente, la apertura de nuevas cuentas o la obtención de una nueva tarjeta de débito o crédito implica una cantidad de procedimientos, papeleo y mucho tiempo.

Las tarjetas de crédito requieren identificación personal

No cualquiera puede acceder a una cuenta bancaria. Para hacerlo, la institución bancaria necesita corroborar la identidad del usuario justificada en una serie de documentos. Factores como una dirección en transición, la nacionalidad, profesión, condición laboral, o la edad pueden contribuir en la falta de documentación y la imposibilidad de acceder a una cuenta bancaria o tarjeta de crédito. Las criptomonedas no registran sus transacciones para compartirla con anunciantes de publicidad Las empresas de tarjetas recopilan datos de compra de los consumidores y los comparten con anunciantes como Google, comprometiendo la privacidad del usuario. Rastrear cada transferencia a la identidad de un individuo es un serio problema de privacidad que ha empujado a muchos a optar por el dinero en efectivo y otros métodos de pago.

La tecnología peer-to-peer es algo inaudito para la banca tradicional

Esta es una de las mejores características de los pagos con criptomonedas: la capacidad de procesar transacciones para negocios y cuentas personales usando la misma forma de procesamiento de pagos. Las transacciones no dependen de una instancia intermedia. Se realizan directamente de un usuario a otro, de una dirección de cartera digital a otra en cuestión de segundos.

La mayoría de las criptomonedas tiene tarifas de transferencia muy bajas

Entre las mejores características de las criptomonedas, las bajas tarifas o “fees”, son lo que hicieron que ganaran su rápida popularidad.

Las compañías de tarjetas de crédito pueden, de forma aleatoria, aumentar las comisiones

La ventaja de las criptomonedas es que, debido a que su plataforma es descentralizada, ningún actor puede cambiar arbitrariamente las condiciones de uso, incluidos los términos y honorarios. Esto no es así con los bancos o las compañías de tarjetas, que pueden aumentar o añadir comisiones aleatoriamente.

Las criptomonedas no pueden ser prohibidas o derribadas rápidamente

El hecho de que están descentralizados, que un nodo se caiga, no implica que la operación se vea afectada. Ningún pago en criptomonedas puede ser bloqueado, así como los saldos no pueden ser confiscados.

Fuente

Artículos relacionados:

Tarjetas de crédito sin instructivos de pago

Cuando no pagar con tarjeta de crédito

Las criptomonedas que los bancos ya están aceptando

© 2010-2019 Vivo con crédito.

Aclaración

Este sitio se produce solamente con fines informativos y de entretenimiento. Su contenido no debe ser considerado como consejo financiero profesional.

Es altamente recomendable que usted busque el consejo de un profesional para asuntos financieros serios. Este sitio y su autores se reservan su derecho de expresar opiniones personales en relación con respecto a la oferta de productos y servicios financieros.