No está el mundo preparado para los cambios que exige la generación z

Vive mejor

Quienes hoy tienen entre 18 y 25 años pertenecen a una generación empoderada que redefinirá el rostro de la sociedad con su vitalidad, convicción y costumbres.

En Rusia, por ejemplo, jóvenes menores de 25 años en San Petesburgo transformaron una antigua planta industrial para convertirla en un epicentro del cambio en donde jóvenes se reúnen para discutir sobre nuevas tendencias musicales y conversaciones que están recreando la cultura de ese país. Se definen como un grupo de amigos, bailan y discuten, pero están en contra de la moda y prefieren hacer todo a mano, rechazando la producción industrial. Están conscientes que sus pensamientos podrá cambiar la cultura y el desarrollo de su país.

Mientras tanto en Gran Bretaña, cientos de miles de personas, salieron a las calles para manifestarse en contra del Brexit, una medida a la que los jóvenes temen por el significado que esta medida pueda tener en su futuro. El Brexit (que es una reducción (acrónimo) del concepto que define  salida de la Gran Bretaña de la Unión Europea), fue aprobado en 2016 por 52% votantes preocupados por el crecimiento de extranjeros en la economía de su país, pero las nuevas generaciones han planteado que  en esa votación no pensaron en su futuro y sus oportunidades de trabajo.

Lara Spirit, una organizadora anti-Brexit de 22 años declaró recientemente "Estamos algo horrorizados de que no hubiera habido un grupo de jóvenes que fuera una voz sobre el tema del Brexit. Será mi generación, por supuesto, quien lo entenderá y se ocupará de las consecuencias de la decisión que tomamos en 2016".

El cambio no sólo se está dando en países desarrollados, en Senegal, por ejemplo un político antisistema se convirtió en la tercera fuerza política en las pasadas elecciones gracias al apoyo de jóvenes que buscan un cambio que reorientar el crecimiento de un país eminentemente agrícola que tiene 40% de jóvenes en calidad de desempleo.

¿Qué está pasando?

En diversos foros los jóvenes lo están explicando, hay dos motivos fundamentales: El  primero se refiere al hecho de que están realmente preocupados por el futuro, ya que no ven a nadie comprometido por cambios reales a pesar de que estos sean urgentes e importantes para su bienestar. El segundo motivo es que ahora cuentan con redes sociales y teléfonos inteligentes para organizarse.

En México la preocupación y empuje de los jóvenes es igual al que se percibe en todo el mundo.Las elecciones del año pasado nos mostraron que los jóvenes entre 18 y 25 años están inconformes con el estado actual de las cosas: 45% voto por AMLO y 22% por el Bronco.

Es decir 2 de cada tres jóvenes votó por un cambio radical.

Pero hay otro dato importante, el grupo de mexicanos votantes entre 18 y 24 años conforman el segmento de la población más grande de todos (17%), por lo que se puede decir que su participación fue definitiva en la dirección que tomó el destino del país.

Esta inquietud por el cambio y la cualidad de los jóvenes de ser participativos y estar informados ha activado la atención de todas las empresas.

No hay tiempo, los cambios vendrán porque ahora el ciudadano será un consumidor radicalmente diferente, más exigente, más informado, mejor comunicado y más exigente con los cambios reales.

Los servicios financieros, por ejemplo, enfrentarán un cambio sustantivo al verse obligados por esta generación a ofrecer servicios al alcance de su teléfono inteligente, donde querrá hacer todo, pagar servicios, impuestos, hacer transferencias y administra su dinero. Y esto implicará una verdadera revolución que ya está empezando: Recientemente dimos a conocer el lanzamiento por parte de la banca y Banxico de CoDI que busca masificar los pagos electrónicos a través del celular, con lo que se logrará una mayor inclusión financiera y un impulso a la economía, pero sobre todo que acoplará a las costumbres de esta nueva generación que prefiere el teléfono inteligente para realizar todo tipo de actividades.

La generación Z ha visto como algunos de sus amigos mayores contraen deuda, mientras luchaban también por encontrar empleos bien remunerados, lo que los mantiene siempre bajo una presión constante de cumplir con sus compromisos.Ellos no entrarán al juego. Al contrario, ya están adoptando un enfoque mucho más pragmático del mundo de las finanzas personales. Quieren asegurarse de estar bien pagados, tener ingresos estables estables, y aumentar sus ahorros en lugar de gastar el dinero que no tienen.

De acuerdo con una encuesta publicada por Rave Reviews hecha a jóvenes estadounidenses, su interés por mejorar su futuro es totalmente proactivo y notablemente diferente a las generaciones anteriores:

-75% está dispuesto a mudarse a otro estado para una oferta de trabajo.-58% está dispuesto a trabajar tardes y fines de semana.

-78% ha completado una pasantía o aprendizaje.

-77% gana dinero extra a través de un trabajo independiente, un trabajo de medio tiempo o una asignación ganada

-35% ya es dueño de su propio negocio o planea comenzar uno en el futuro.

Además, la forma en que ahorran y gastan dinero también está marcando la diferencia.

-89% piensa que planificar su futuro financiero los hace sentir con poder

-64% ya ha comenzado a investigar el tema de la planificación financiera.También son más ahorrativos y responsables-

72% dice que el costo es el factor más importante al realizar una compra.

-47% usa sus teléfonos en la tienda para consultar precios y pedir consejo a familiares o amigos.

Con este empuje nos queda claro que el mundo tal y como está no será suficiente para ellos, por lo que probablemente lo transformarán de un modo que generaciones más viejas no se han atrevido a hacer. De hecho, el cambio ya está ocurriendo no sólo en participación política, sino en participación social, como lo demostraron los jóvenes que marcaron la diferencia en los sismos del 2017

La gran pregunta es si las marcas, las empresas de servicios, los gobiernos y las sociedades están conscientes y preparándose para estos cambios.

© 2010-2019 Vivo con crédito.

Aclaración

Este sitio se produce solamente con fines informativos y de entretenimiento. Su contenido no debe ser considerado como consejo financiero profesional.

Es altamente recomendable que usted busque el consejo de un profesional para asuntos financieros serios. Este sitio y su autores se reservan su derecho de expresar opiniones personales en relación con respecto a la oferta de productos y servicios financieros.