El horóscopo de tus créditos

Cómo salir de deudas

Los créditos, al contrario de los humanos, tienen finales felices cuando mueren rápido y muy molestos y costosos cuando dejamos que sobrevivan. No importa que sea el total del crédito o una porción de éste, son como las plagas, la cantidad de pesos con la que están creadas se reproducen sin parar.

Por ello y por nuestro propio bien es mejor liquidarlas sin piedad, matarlas lo más rápido posible, pues si no puedes, te verás en aprietos.

Estos doce signos no son del zodiaco, son más bien los meses del año, porque en las deudas no importa tanto la fecha de su nacimiento, pero sí el de su vencimiento. Para nuestra poca fortuna las deudas vencen en momentos inoportunos, justo cuando surgen otros compromisos de pago o necesidades. Es por eso que, de algún modo, si se puede predecir tu futuro con las deudas.

Esta es la cuestión: ¿el futuro de tus deudas es saludable o van a morir?

Enero

Es principio del año y como cualquier otro mes, sigues sin tener una visión clara de tu situación financiera. Han pasado los días y sigues sin saber los saldos de cuentas, gastos mensuales, las tasas de interés de préstamo, ni las fechas de vencimiento, navegas por un sistema que podríamos definir como “el golpe avisa”, es decir empiezas a pagar tus cuentas cuanto te las cobran.

Pronóstico de sobrevivencia de tus créditos: nadie tiene idea, ni tú ni el banco, ni el horóscopo, pero te aseguramos que ya te está saliendo muy caro.

Febrero

Se acabó la cuesta de enero, pero tú continúas pidiendo “préstamos” a los amigos, familiares, compañeros de trabajo o cualquier persona que se descuide. No siempre es dinero pueden ser libros, prendas de vestir y por supuesto pequeñas cantidades de dinero. Lo haces bajo la convicción secreta de que no los devolverás.

Pronóstico de sobrevivencia de tus créditos: bajo, pero éste es un síntoma que puede agravarse con el paso del tiempo, es oportuno que empieces a reflexionar sobre las causas por las que te gusta pedir prestado algo y no devolverlo. No es exactamente dinero, sino un gusto interior que tiene que ver con otros motivos, analiza muy bien lo que ocurre, pues éste es un síntoma que tienen las personas que caen en deudas graves por compras impulsivas

Marzo

Ya es casi semana santa y para variar no cubriste tus propósitos, tus hábitos de ahorro no existen o son efímeros. No te gusta planificar nada, pronto llegara la fecha de la declaración anual y no has guardado nada para tus impuestos. Por supuesto ni pensar en ahorrar más para tu pensión o para reunir el dinero para el enganche de una casa. En realidad, estás viviendo sólo por hoy, pero sin preocuparte por lo que ya está ocurriendo con el presente.

Pronóstico de sobrevivencia de tus créditos: medio, te durará poco tu tranquilidad, los nubarrones de pagos importantes están oscureciendo tu horizonte, pero tu prefieres no pensar en ello, lo cual es bueno, pues de nada sirve preocuparse. Pero tampoco te estás preparando. En unos meses tus alertas de deudas estarán en rojo si no tomas control de la situación.

Abril

La primavera está en pleno apogeo y no hay nada como salir al centro comercial y entretenerse con las compras, al final la tarjeta de crédito aún tiene límite de crédito. Comprar es un placer, pero te estás llenando de paquetes sin abrir, sólo comprar porque es divertido, porque es barato o porque una ya familiar sensación que podría definirse como depresión

Pronóstico de sobrevivencia de tus créditos: medio alto, tus deudas ya están fuera de control, sólo que aun no te ha llegado la fecha de corte para que descubras que ya no puedes pagar ni el mínimo. Es tiempo de pedir ayuda, pues lo que te está ocurriendo no tiene que ver con el conocimiento de la forma en como se pagan los créditos, simplemente los estás ignorando por una negación del problema. Un familiar o amigo responsable puede ayudarte a salir de este bache

Mayo

Pasó el mes y no pediste ayuda, ahora ya tienes dificultades para pagar tus obligaciones básicas personales o financieras, o lo estás logrando con un esfuerzo máximo, haciendo gala de tu imaginación y vaciando tus reservas.

Pronóstico de sobrevivencia de tus créditos: alto. Estás a punto de caer en problemas de impago, es necesario que dejes de ignorar tus emociones y los peligros que te has provocado a ti mismo. Es posible que ya necesites ayuda profesional, tanto de persona que te ayuden a reorganizar tu presupuesto, como psicólogos que apoyen a evitar estas conductas autodestructivas.

Junio

No has pedido ayuda o quizás si lo hiciste, pero no te sientes feliz, en el fondo tienes un sentimiento de felicidad o satisfacción al comprar cosas a crédito. Es como estar en un club de privilegiados y no quieres salir de él para pasar al mundo de los que no pueden

Pronóstico de sobrevivencia de tus créditos: más alto. Ahora el camino de tu destino presenta una bifurcación. O te vas por el camino que es una cuesta arriba, con piedras incómodas de pagos y nada de lujos, pero que al terminar llegarás de nuevo a estar mejor o te decides por el camino fácil, el de un río en el que simplemente dejas que el barco de tu destino fluya, aunque sepas que al final hay un doloroso precipicio que definirá tu vida por muchos años ¿qué opción elegirás?

Julio

Tu situación de vida empieza a ser caótica y el manejo del dinero cae a grados de dramatismo. Ya no puedes pagar nada, tienes que decir entre lo menos malo, pedir plazos para ganar tiempo, pedirles a tus familiares que digan que no estás en casa. En realidad, estás en una crisis, aunque piense que sólo se trata de un problema pasajero que resolverás en la próxima quincena.

Pronóstico de sobrevivencia de tus créditos: alto. Estás ya en una situación extrema, tu Reporte de Crédito empieza a mostrar señales de alerta y es posible que ya no te autoricen más créditos. Debido al monto de tu deuda es posible que tardes mucho tiempo en recuperarte, si es que decides hacerlo.

Agosto

Estás viviendo al límite: además de lo que debes tu sueldo ya no te alcanza, has cancelado seguros y si tienes autos has aplazado a niveles inconvenientes los servicios de mantenimiento. Ni que decir de tu salud, no tomas ninguna medida preventiva. En realidad, todo está sostenido con alfileres.

Pronóstico de sobrevivencia de tus créditos: muy alto. Sólo basta con que ocurra una emergencia para que llegues a una situación que no podrás manejar. La ayuda de expertos es inevitable.

Septiembre

A pesar de todos estos problemas, continuas en silencio. En realidad. sientes inhibición y vergüenza injustificadas en lo que debería ser una discusión normal sobre dinero. Sabes que no has sido hábil en su manejo, pero no has pedido ayuda

Pronóstico de sobrevivencia de tus créditos: muy muy alto ¡Pide ayuda ahora!

Octubre

Decides que el problema financiero lo puedes resolver por ti misma, ahora estás buscando dinero extra con otro empleo, horas extras o un pequeño negocio informal. El problema con tus deudas, además de ir en aumento se ha convertido en cansancio físico.

Pronóstico de sobrevivencia de tus créditos: altísimo, pero además empiezas a tener impacto en tu salud.

Noviembre

Has perdido el control absoluto de tus créditos, pero también se ha afectado tu personalidad. Tienes poco interés en el cuidado y valoración de ti mismo, vives en privación autoimpuesta; ya niegas la satisfacción de tus necesidades básicas con el fin de pagar a sus acreedores, pero sientes estar en un torbellino sin fin

Pronóstico de sobrevivencia de tus créditos: es demasiado alto, no tenemos idea de cuánto.

Diciembre

Al final reconoces que tienes un problema, surge en ti un sentimiento o esperanza de que alguien se encargará de lo necesario.

Pronóstico de sobrevivencia de tus créditos: es demasiado alto, pero hay esperanzas. Pronto descubrirás que nadie podrá resolver los problemas financieros en los que has caído y sentirás una enorme decepción. Sin embargo, has dado el primer paso, nadie le atina a la primera, continua así, preguntando y pidiendo ayuda.

Ahora lo importante es que la necesidad no te lleve a caer en soluciones mágicas. No existen. Estás ante un nuevo riesgo que es el de escuchar a personas que sólo quieren explotar tu preocupación ofreciéndote soluciones de no pagar y de salir del buró. No los escuches, no ha soluciones fáciles a este problema. Si pides ayuda, acude con profesionales expertos en instituciones reconocidas, la CONDUSEF es un buen principio.

Acabas de leer los doce síntomas de los deudores compulsivos, personas que tienen problemas serios con sus deudas, si te reconociste en alguno de estos síntomas es importante que pongas atención a lo que está ocurriendo, especialmente cuando aún puedes evitar problemas

En realidad, se trata de conductas que muestran el comprador compulsivo, cuyo comportamiento lo lleva generalmente a adquirir deudas bajo la idea de que terminará por no pagarlas.

Fuente

Imagen

Artículos relacionados:

Cómo no perder el control de tus tarjetas de crédito

Detecta de modo anticipado si tendrás problemas con tus deudas

¿Eres una deuda o un crédito?

© 2010-2019 Vivo con crédito.

Aclaración

Este sitio se produce solamente con fines informativos y de entretenimiento. Su contenido no debe ser considerado como consejo financiero profesional.

Es altamente recomendable que usted busque el consejo de un profesional para asuntos financieros serios. Este sitio y su autores se reservan su derecho de expresar opiniones personales en relación con respecto a la oferta de productos y servicios financieros.