¿Cuál es la mejor opción de crédito para comprar un celular?

Vive mejor

Quizás por tu mente crezca la idea de comprar un smartphone Huawei Y7 y te encuentres buscando opciones de precios y planes de pago a crédito.

La idea de comprarlo ronda una y otra vez. La marca cada vez tiene más reconocimiento no sólo en México, sino en el mundo, sus precios son muy accesibles y sus características técnicas en cuanto a cámara y desempeño superan lo que estás buscando.

Eso de que se desbloquee con sólo mirarlo suena interesante.

Si es así, es probable que encuentres planes que lo tienen todo:

-Pagas una parte y luego solamente 70 pesos durante treinta meses

-A doce meses sin intereses

-Pago de contado con tarjeta de crédito

¿Ya decidiste cual es la opción que más te conviene?

A primera vista la opción de pagar 70 pesos al mes parece la más atractiva ¿no? Seguro te gastas más en un café o en una ida al cine.

Pero hay un aspecto que debes tomar en cuenta: la obsolescencia de tu aparato. 30 meses puede ser demasiado tiempo, si consideras que el uso promedio de un smartphone es entre 17 y 24 meses.

Si eres como yo, es posible que en un año o año y medio quieras tener otro smartphone con las nuevas características que han lanzado esta u otras marcas.

En el crédito hay una norma que debemos recordar a menudo: no compres a crédito con un plazo que sea mayor que la vida del producto. Si lo haces así te costará más trabajo pagar la deuda, pero no sólo eso, también dejarás de disfrutar el producto, pues sentirás que estás pagando por un producto viejo, obsoleto, que ya no te gusta.

Entre los expertos de tecnología circula una pregunta a modo de refrán que señala con ironía una triste realidad:

- ¿Cuándo se hace obsoleto un producto tecnológico?

-Repuesta: el día que lo compras

La tecnología evoluciona tan rápido que hace imposible estar al día en lo último de tecnología, por ello cuando está planeando hacer una compra de este tipo debes de pensar en adquirir no sólo lo que tu presupuesto te permita, sino también el tiempo probable de vida que tendrá el mismo.

La tecnología, especialmente la del smartphone, es tan fascinante que ha menudo nos despierta el deseo de adquirir la última novedad, aunque tengamos que esperar una noche entera para ser de los primero, como ocurre con los fanáticos de la marca Apple.

Sin embargo, siempre encontraremos casos más extremos, como el chico que vendió su riñón para comprar un iPhone.

Es poco probable que estés pensando en vender tu riñón, pero la historia funciona muy bien como el deseo de un producto tecnológico a largo plazo puede nublar nuestras decisiones de tal modo que nos impida ver los efectos de nuestra decisión a largo o mediano plazo.

Imagen de portada

Artículos relacionados:

¿Usarías tu celular como contraseña para todo?

El lado oscuro de tu teléfono móvil

Crean score alternativo con teléfonos móviles

© 2010-2019 Vivo con crédito.

Aclaración

Este sitio se produce solamente con fines informativos y de entretenimiento. Su contenido no debe ser considerado como consejo financiero profesional.

Es altamente recomendable que usted busque el consejo de un profesional para asuntos financieros serios. Este sitio y su autores se reservan su derecho de expresar opiniones personales en relación con respecto a la oferta de productos y servicios financieros.