La superluna de hoy y el impacto en tu dinero

Vive mejor

La luna de esta noche la veremos más grande (14 por ciento) y más brillante (30 por ciento) a lo que estamos acostumbrados.

Se trata de un fenómeno natural que ocurre de forma cíclica, es el momento en que la luna está más cerca del planeta tierra. Se trata sólo de un pequeño lapso de tiempo que es conveniente disfrutar, pues a no la volveremos a ver así de grande hasta 2026.

Actualmente se le conoce como superluna, pero no es su único apelativo. Los hombres antiguos también la conocieron, pero le asignaban otros nombres derivados por esa exquisita tendencia de asociar los fenómenos astronómicos con lo que ocurría en su entorno

Para los Cheroquis, por ejemplo, la llamaron como la Luna de Hueso o Luna de Hambre debido a que marcaba una época de hambre cuando las personas y los animales adelgazaban.

Otra civilización, los Dakota sioux, la llaman la Luna de los árboles que estallan porque en las llanuras el frío ser tan intenso que la savia se congela y el hielo, al expandirse, provoca que el tronco se reviente.

La superluna de febrero se da en un periodo de escasez. Cuando las reservas de invierno se han agotado. Pero también en un momento de siembra, de inversión para el futuro. Para las culturas prehispánicas febrero es un mes para la siembra, porque la primavera llegará y los ciclos indican que todo volverá a estar verde y la comida será abundante.

Los seres humanos en la actualidad ya no dependemos de los ciclos lunares, ni las estaciones del año, pero sí de los rituales, si la noche más larga del año (navidad) es un momento de esperanza de que los días serán mejores, el momento de la superluna nos señala el tiempo de emprender, de renovar, de sembrar para las cosechas del futuro.

No es una creencia supersticiosa, ni un acto de fe, se trata simplemente de recordar que nuestros antepasados en tiempos de escasez trabajaban para obtener una mejor temporada de alimentos.

Es, por decirlo de otra forma, un momento de dar crédito al planeta: entregaremos nuestro trabajo porque creemos que la naturaleza hará su trabajo y nos proveerá de alimentos. Y aunque no es muy precisa en sus tiempos, aunque haya cambios climáticos y temperaturas insólitas, por regla general la naturaleza cumple con su palabra, de modo que tarde o temprano realizamos nuestra labor de cobranza para recuperar el fruto de nuestros esfuerzos.

Visto así, el primer acto de confianza para dar crédito fue del hombre a la naturaleza, aprendizaje que evolucionó para que el hombre tuviera esa confianza en otros hombres para darles crédito.

Por lo tanto, la llegada de la luna de hambre, podemos decir que representa el momento de dar y recibir crédito. De dejar atrás la época de gastos y concentrarnos en trabajar, emprender y confiar que este esfuerzo dará resultados.

Esta noche, disfruta de esta intimidad con la luna, de su cercanía y aprovecha este tiempo de introspección para creer en ti, para planear los proyectos que te llevarán, en un futuro cercano, a un mejor estado de bienestar.

Imagen

Artículos relacionados:

Préstamos personales en línea

Dinero fácil

La mentalidad de los que saben hacer patrimonio haciendo dinero casi sin recursos

© 2010-2019 Vivo con crédito.

Aclaración

Este sitio se produce solamente con fines informativos y de entretenimiento. Su contenido no debe ser considerado como consejo financiero profesional.

Es altamente recomendable que usted busque el consejo de un profesional para asuntos financieros serios. Este sitio y su autores se reservan su derecho de expresar opiniones personales en relación con respecto a la oferta de productos y servicios financieros.