¿A la moda o respetamos el planeta?

Vive mejor

Quizás ya lo sabes: vestir a la moda no es inocuo, el que las personas se vean bien y que algunos no quieran vestir la misma prenda ante sus conocidos más de una vez tiene un alto costo ecológico.

Los científicos han considerado a la industria de la moda como la segunda más contaminante después del petróleo. La ONU asegura que produce el 10% de las emisiones de carbono y el 20% de las aguas residuales.

Pero las malas noticias no paran ahí, también se ha descubierto que al lavarlas se desprenden microfibras que se están acumulando en el mar y que los peces comen de forma regular, de modo que el plástico está llegando de nuevo a nosotros.

Las cifras son impresionantes: una carda de ropa en la lavadora desprende alrededor de 700, 000 microfibras. Fauna marina analizada por científicos encontraron fragmentos de fibra sintética en los aparatos digestivos de estos animales, de los cuales el 84% pertenece a fibras de ropa.

Aunque en el mar se encuentran restos de algodón y celulosa, las fibras de ropa más peligrosas son las sintéticas, pues el plástico se degrada en cientos de años, por lo que los peces los están ingiriendo y nosotros al comer pescado creando un círculo de alimentación de muy mala calidad para los seres que habitamos este planeta.

¿Cuáles son las alternativas?

Personas con mentalidad de vanguardia están tratando de cambiar estas tendencias y nosotros podemos unirnos a ellas, pues no sólo ofrece ventas ecológicas sino también económicas el cambiar con menos frecuencia nuestra ropa.

En realidad, el concepto de moda es relativamente nuevo, antiguamente las personas usaban ropa hasta que se desgastara, no había necesidad de estar cambiando con tanta frecuencia como lo hacemos ahora.

Moda lenta

La primera de ellas es la moda lenta, un concepto que surgió en el mundo asiático pero que podría poner en crisis a mercados de moda populares como las tiendas Zara

Las tiendas quizás tarden en llegar a México, pero el concepto ya está planteado, comprar ropa que sirva para más tiempo, que no esté en los extremos de la moda, lo que nos permitirá ahorrar dinero, usar menos las tarjetas de crédito y no tener que estar abonando cada mes a las tarjetas de las tiendas departamentales.

Al final de cuentas tú sabes perfectamente que tu aspecto no sólo depende de tu ropa, sino de todo lo que expresas y mostrar amor al planeta será apreciado por personas que ya piensan como tu

Textil tradicional

La ropa tejida a mano con técnicas ancestrales tiene la venta de ser manufacturadas con fibras y colorantes naturales. Sus precios no son bajos porque quienes la producen pueden tardar días, semanas y hasta meses en confeccionarlas, pero son sin duda una gran elección, especialmente porque además de cuidar el ambiente estás apoyando a familias de escasos recursos y fomentando la cultura.

Fuente imagen COC

Confeccionar

¿Te sabes la historia de la tela que primero fue cortina, luego mantel, camisa, pañal del niño y finalmente trapo de limpieza? Bueno exagera un poco, pero aprender a confeccionar nos da la oportunidad de reacondicionar nuestra ropa o hacernos algunas prendas sencillas. Esta idea podría sorprenderte, pero en los países socialistas, donde los recursos escaseaban era común que las mujeres diseñaran sus propias prendas e incluso hicieran colchas con trozos de tela, se le conoce como trabajo con parches (patchwork) y es un trabajo muy apreciado entre los conocedores.


Fuente imagen

Como ves, hay muchas opciones, algunas más difíciles que otras, pero todas sin duda más económicas, que si las llevamos a la práctica nos ayudarán además a tener nuestras deudas bajo control.

Fuente

Imagen de portada

Artículos relacionados:
Circulo Laboral
Auspiciado por:
© 2010-2017 Vivo con crédito. Aviso de privacidad y Términos y condiciones

Aclaración

Este sitio se produce solamente con fines informativos y de entretenimiento. Su contenido no debe ser considerado como consejo financiero profesional.

Es altamente recomendable que usted busque el consejo de un profesional para asuntos financieros serios. Este sitio y su autores se reservan su derecho de expresar opiniones personales en relación con respecto a la oferta de productos y servicios financieros.