El éxito engendra el fracaso

Vive mejor

Los especialistas en motivación siempre hablan de cómo llegar al éxito y resaltan la importancia de cómo el fracaso es una herramienta de aprendizaje que nos ayuda a mejorar para alcanzar la meta y por consecuencia el éxito.

Pero el éxito no es un lugar o espacio permanente. Es sólo un momento que se extingue en el mismo momento en que logramos nuestro objetivo. Es un asunto de suma importancia, pero difícilmente nos damos cuenta porque el gozo y disfrute de la recompensa puede distraernos por mucho tiempo.

Esto ocurre generalmente cuando nuestra meta es económica. Ganamos el dinero que buscamos, nos sentimos felices por el éxito y dedicamos el tiempo siguiente a disfrutar de ese premio gastando el dinero.

No hay nada de malo en disfrutar los éxitos, pero debemos estar conscientes que son efímeros. Algo que normalmente lo olvidamos,

Sin embargo, hay algo muy humano en ese olvido, el éxito nos hace generar testosterona que aumenta nuestra confianza lo que a su vez nos hace tomar mas riesgos, hasta el momento en que tomamos un riesgo que supera nuestras fortalezas y fracasamos.

Hay poca información respecto a este efecto en función del género, pero de lo que he encontrado es que las mujeres tienden menos tomar riesgos, pero por una tendencia natural a la certidumbre se apegan al éxito, lo que al final de cuentas logra el mismo resultado.

A esto le conoce como vanidad o exceso de confianza.

Cada vez que me enfrente a este tema, no puedo evitar recordar el mensaje de la película Rocky III, que justamente trata sobre como el éxito nublo la vista del boxeador, de modo que se ocupaba más de las mieles del éxito que el de mantener su disciplina.

Y en la vida siempre habrá una enorme y musculosa amenaza furiosa y decidida a quitarnos lo que tenemos, puede ser cualquier cosa: la competencia, el avance de la ciencia, el mejor entrenamiento de otras personas, las amenazas están ahí y nosotros dejamos de prepararnos cuando tenemos éxito, de modo que, al instante siguiente de nuestro éxito, podríamos ya no estar listo para ganar que ahora tenemos, pues ya somos otras personas

Por lo tanto, el exceso de confianza es un problema común. Ser pesimista no es bueno, por supuesto. Pero ser demasiado confiado tampoco es bueno. Puede que no cumpla su promesa.

¿Qué se puede hacer?

Es necesario luchar contra nosotros mismos. La amenaza no esta realmente fuera de nosotros, sino en nuestro interior y es importante luchar para superar la vanidad y el exceso de confianza.

Donald Latumahina, autor del blog lifeoptimizer.org ofrece los siguientes consejos para contrarrestar esta tendencia

1. Reconocer el papel de la suerte.

Muchas personas en el mercado financiero piensan que pueden predecir cómo funcionará el mercado. Cuanto más hacen las predicciones correctas, más confían en su capacidad. No son conscientes de que en muchos casos solo tienen suerte. El trabajo duro es importante, pero la suerte juega un papel impredecible que en ocasiones puede ser determinante.

2. No te acredites el éxito demasiado

Si consideramos el punto anterior, debemos pensar que en nuestro éxito también la suerte jugó un papel importante y no hay razón para esperar que vuelva a participar a nuestro favor. Esto significa que necesitas trabajar duro. Después de todo, las personas exitosas son aquellas que aprovechan la suerte con trabajo duro.

3. Comprende la complejidad de un proyecto

Cuando estés a punto de tomar un proyecto, profundiza en él para comprender realmente la amplitud y el alcance del proyecto. No puedes garantizar el éxito si realmente no conoces a detalle lo que tienes que lograr, los expertos tienen esa cualidad desarrollada de forma prácticamente intuitiva, son capaces de valorar el reto de forma precisa y esto se debe a que tienen una enorme capacidad de observar los detalles y conocer los secretos que se ocultan a la vista de los principiantes

4. Crea un colchón

Incluso después de que comprendes la complejidad de un proyecto, debes tener un colchón. Date tiempo extra y recursos para situaciones inesperadas. Pero ten cuidado de no darte demasiada protección. De lo contrario, puede ser menos competitivo que sus competidores.

5. Prepárate para el fracaso

Los consejeros empresariales llaman a esto tomar riesgos calculados. Si vas a tomar un proyecto, inversión, compra o crédito, analiza los escenarios que pueden cambiar y qué es lo que harías en cada caso. Algunas personas tienen tanta confianza en sí mismas que no pueden pensar en la posibilidad del fracaso.

Fuente

Photo by Samuel Scrimshaw on Unsplash

Artículos relacionados:

¿Por qué no confiar en las historias de éxito?

El éxito tiene un secreto y la ciencia lo ha descubierto

Merezco abundancia y éxito

© 2010-2019 Vivo con crédito.

Aclaración

Este sitio se produce solamente con fines informativos y de entretenimiento. Su contenido no debe ser considerado como consejo financiero profesional.

Es altamente recomendable que usted busque el consejo de un profesional para asuntos financieros serios. Este sitio y su autores se reservan su derecho de expresar opiniones personales en relación con respecto a la oferta de productos y servicios financieros.