¿Por qué son altas las tasas de interés de las tarjetas de crédito?

Vive mejor

Si te has preguntado por qué las tarjetas de crédito tienen tasas de interés tan altas, la información que da a conocer el Banco de México ofrece una respuesta en su reciente publicación “Indicadores básicos de tarjetas de crédito (datos a junio de 2018)

El reporte se explica que la morosidad que presenta las tarjetas de crédito en México (5.3 por ciento en junio de 2018) está entre las más elevadas de los créditos al consumo, aunque su comportamiento se muestra estable desde octubre del 2017.

Aunque en la tabla 1 el índice de morosidad en créditos de consumo es mayor que el de tarjetas de crédito, en la tabla 2 su posición cambia al considerarse el efecto de la cartera castigada.

¿Qué significa cartera castigada? Se considera que un crédito es castigado cuando el otorgante decide que es imposible recuperar el cobro del crédito vencido, lo reporta al SAT para que ya no se paguen impuestos por ese crédito y el saldo pueda ser enviado a su estado de resultados, como una pérdida.

Por eso se dice que cuando no se paga un crédito o se hace una quita, el banco sufre una pérdida patrimonial que tiene que compensar con utilidades, de otro modo se descapitalizaría y no podría seguir operando.

En otras palabras, cuando un crédito no se recupera, las tasas de interés deben ser más altas para compensar las pérdidas que provoca este crédito.

Así que si estás pensando que es el banco el que se hace cargo del adeudo de una persona morosa, estás equivocado, el adeudo lo pagamos el resto de los consumidores a través de tasas más altas.

Como se puede ver en la gráfica, las tarjetas de crédito son las que tienen el índice de morosidad ajustado más alto y por eso tienen tasas de interés más altas. Les sigue los créditos personales que también tienen un alto costo por su índice de morosidad.

Es un mito la idea de que es el gobierno o los bancos los que se hacen cargo de los créditos no pagados, los que se hacen responsables, como ocurre en muchos casos, somos todos, por eso es importante que los bancos sean cuidados en los créditos que otorgan, pues entre más eficientes sean, más baratos serán los créditos.

Desde el punto de vista personal, el que un crédito se considere castigado no implica ningún beneficio, pues los efectos legales para su cobranza siguen vigentes, por lo que lo que usualmente esos créditos son vendidos a otros despachos de cobranza que reiniciarán el proceso de cobranza manteniendo su impacto en los expedientes crediticios de las personas y realizando acciones de cobranza a los deudores.

El trabajo de los buró de crédito está estrechamente relacionado con este índice de morosidad, pues fueron diseñados y creados con el fin de evitar que el daño patrimonial que explicamos se convierta en un problema grave que ponga en riesgo la economía del país.

Por lo tanto, en este contexto, la función de los buró de crédito es ofrecer información a los otorgantes de crédito para que tengan más certidumbre de otorgar estos créditos a personas que sean responsables con sus compromisos, esto permitirá mantener estos índices de morosidad en niveles manejables y garantizará el óptimo funcionamiento de los otorgantes de crédito en general, manteniendo un estado saludable para el país.

Tanto a nivel personal como del sector, los créditos son útiles cuando se pagan regularmente y un grave problema cuando se suspenden los pagos. Si queremos que nos ayuden realmente a mejorar nuestra calidad de vida, deben usarse con planeación y cuidado.

Tabla  Banxico 

Imagen

Artículos relacionados:

Tarjetas de crédito sin instructivo de pago

Cuando sí y cuando no pagar con tarjeta de crédito

Cómo no perder el control de tus deudas de tarjeta de crédito

© 2010-2019 Vivo con crédito.

Aclaración

Este sitio se produce solamente con fines informativos y de entretenimiento. Su contenido no debe ser considerado como consejo financiero profesional.

Es altamente recomendable que usted busque el consejo de un profesional para asuntos financieros serios. Este sitio y su autores se reservan su derecho de expresar opiniones personales en relación con respecto a la oferta de productos y servicios financieros.