Sí hay otorgantes de crédito que no consultan al Buró de Crédito

Vive mejor

En el medio financiero se sabe que, en efecto, hay muchas empresas como no consultan el Buró de Crédito para otorgar sus créditos, pero esto en realidad no tienen ninguna relevancia, debido a las leyes que regulan a estas instituciones.

Se trata, además de empresas muy conocidas y populares que son tan grandes que -cuando uno llega a enterarse-, no podría uno creer que no consultan al Buró de Crédito.

Para las personas que no estamos en el medio financiero esta información es, en realidad, muy confusa.

Muchos de nosotros llegamos a pensar que si estas empresas no consultan al Buró de Crédito, entonces, aunque tengamos antecedentes negativos con esta institución, podríamos solicitar un crédito y que podría ser aprobado.

Esto no es posible, está muy alejado de la realidad. Como dijimos antes se trata sólo de una confusión.

En realidad, lo que ocurre es que si hay otorgantes de crédito que no consultan al Buró de Crédito, porque existe otro buró de crédito orientado al consumidor que se llama Círculo de Crédito.

Lo que ocurre, como ya explicamos, que en México el término genérico con el que se conoce a estas instituciones, buró de crédito, también es una marca comercial que todos conocemos como Buró de Crédito. Es decir, es un nombre genérico, pero a la vez es el nombre de una empresa, la diferencia es que una se escribe con minúsculas (el nombre genérico) mientras que el nombre propio de la empresa se escribe con mayúsculas: Buró de Crédito.

Parece trabalenguas, lo sabemos porque el Buró de Crédito es un buró de crédito, como también lo es Círculo de Crédito. Se puede evitar esta confusión porque las autoridades financieras han definido como Sociedades de Información Crediticia (SIC, por sus siglas) a los buró de crédito, pero la gente hace más uso del nombre genérico que del nombre legal, lo que hace que ocurran confusiones como la que estamos describiendo .

La ley que regula a las Sociedades de Información Crediticia, SIC o buró de crédito, establece que todas las instituciones financieras que otorgan algún tipo de crédito al consumidor en México están obligadas a reportar sus movimientos a una SIC, es decir o a Buró de Crédito o a Círculo de Crédito.

Los bancos no son las únicos que otorgan créditos, también hay quienes ofrecen créditos para comprar sus productos como pueden ser las tiendas departamentales, como las que hemos mencionado, Sofomes,  como las automotrices, o las que ahora se les conoce como Fintech que ofrecen diferentes modalidades crediticias a través de internet o del uso de tecnologías de información y telecomunicaciones.

Todas estas empresas deciden a quien reportar sus movimientos y por lo tanto a cuál buró de crédito solicitar el Reporte de Crédito de los solicitantes, lo que hacen regularmente para decidir si aprueban o no el crédito solicitado.

Debido a que por ley los buró de crédito comparten información para entregar Reportes de Crédito consolidados (que significa que contiene información de ambas SIC), el otorgante de crédito, al consultar este reporte, conoce de los antecedentes positivos y negativos que se tienen registrados en Buró de Crédito o en Círculo de Crédito, no hay diferencia en cuanto a la calidad de información que reciben.

Por lo tanto, es cierto: sí hay muchas empresas que no reportan no obtienen información del consumidor de Buró de Crédito, pero lo hacen con Círculo de Crédito que es otro buró de crédito, lo que al final, para nosotros como consumidores no hace ninguna diferencia. 

De este modo la información crediticia que nosotros, como consumidores, generamos con cualquier otorgante de crédito autorizado, es registrada por una SIC  y aparece en nuestro Reporte de Crédito de una forma y otra.

Imagen

Artículos relacionados:

¿Puedo checar el buró de crédito de otra persona?

Cómo revisar mi buró de crédito

Buró de crédito rápido y gratis

Círculo Laboral
Auspiciado por:
© 2010-2017 Vivo con crédito. Aviso de privacidad y Términos y condiciones

Aclaración

Este sitio se produce solamente con fines informativos y de entretenimiento. Su contenido no debe ser considerado como consejo financiero profesional.

Es altamente recomendable que usted busque el consejo de un profesional para asuntos financieros serios. Este sitio y su autores se reservan su derecho de expresar opiniones personales en relación con respecto a la oferta de productos y servicios financieros.