¿Qué significa estar en el buró de crédito?

Cómo salir de deudas

Si en general es difícil definir las cosas como buenas y malas, porque cada persona tiene un punto de vista, en las finanzas personales (y todo lo relacionado con los créditos) es aún más complejo.

Lo que es bueno para una persona puede ser malo para otra persona. Un crédito es bueno o malo dependiendo de tu punto de vista de los intereses, del uso que le des al crédito y de tus posibilidades futuras para obtener los ingresos necesarios para pagar este compromiso.

Por eso a veces es más fácil hablar de números: una tasa de interés del 9% es más baja que una del 12% y esto significa lo mismo para todos.

Todo esto se aplica para los buró de crédito. Son malos o buenos dependiendo del punto de vista para cada persona. Es malo para las personas que no han cumplido con sus compromisos, pero bueno para aquellos que si lo hacen y se ven beneficiados con más y mejores créditos, que bien aprovechados pueden ser claves para mejorar su calidad de vida y bienestar.

Pero si lo vemos desde el punto de vista de los números, más allá de cualquier opinión,  el hecho de que se tenga información de los pagos de los consumidores hace más fácil para los otorgantes de crédito decidir el nivel de riesgo al dar un crédito a alguien que lo solicite. Y de acuerdo con este nivel de riesgo decidirá la tasa de interés que se le ofrecerá a cada consumidor. 

Desde esta perspectiva los buró de crédito son una herramienta de información que ayuda a los otorgantes de de crédito a tomar decisiones más objetivas en su función de negocio, arriesgan menos su recuperación y por lo tanto se beneficia a la sociedad al lograrse un sistema financiero más saludable. 

¿Es esto bueno para la sociedad? Por supuesto puede haber diferentes posturas ideológicas, pero esto delimita el riego de que se suban más las tasas de interés o haya presión para hacer más duras las condiciones de crédito, es decir la existencia de los buró de crédito beneficia en última instancia al consumidor que usa estos servicios.

Así que si te estás preguntando si estás en el buró de crédito y sí esto es malo para ti, esto último dependerá de ti. Estar en el buró de crédito no es malo ni bueno, solo es un acontecimiento que le ocurre a todas las personas que han obtenido un crédito de una institución financiera reconocida por las autoridades o compran un servicio que implique pagos regulares como telefonía o televisión, entre otros similares.

De modo que es altamente probable que estés en el buró de crédito o que pronto lo estarás.

Y esto no tiene ningún significado. Simplemente debes estar consciente que el cumplimiento del pago de tus créditos es compartido a una institución especializada que se le conoce como Buró de Crédito, con el objetivo de llevar un registro del cumplimiento de las responsabilidades que adquiriste al tomar un crédito.

Si te retrasas en los pagos o cumples puntualmente con el pago de tus créditos, el buró de crédito lo único que hace es llevar un registro de estos hechos. No hace nada más. Es decir, no cobra, ni hace nada más que anotarlo en tu expediente.

La función del buró de crédito es registrar esa información, concentrarla en un expediente personal y generar reportes personales de estos registros a las instituciones que las soliciten, las cuales requieren de una autorización por escrito de la persona a la que corresponde ese expediente de crédito.

Así que si te has sentido alarmado porque te han dicho que te van a mandar el buró de crédito despreocuparte, eso no tiene ningún significado que implique que debas preocuparte. En lo que debes concentrarte es en la razón por la que te han dicho que te van a enviar al buró de crédito. Esta advertencia, aunque es errónea, generalmente se escucha cuando hay retrasos en las pagos de algún crédito o servicios.

Si es así, quien otorga el crédito o el servicio si tiene derechos legales de cobro y eso si tiene un significado para ti.

Pero estar en el buró de crédito no es lo mismo. Todos lo estamos y esto significa que, si queremos un crédito, se solicitará nuestro reporte de crédito y el otorgante a quien entregamos la solicitud sabrá que tan puntuales somos con los pagos, si tenemos deudas por pagar y con base en esta información y otros requisitos que solicite, decidirá si te otorga el crédito.

Desde esta perspectiva no han nada bueno, malo o lamentable en estar en el buró de crédito, a menos que le demos una interpretación subjetiva, como la siguientes

Sería lamentable estar en el buró de crédito si a uno le urge un crédito para algo importante y los otorgantes nos niegan el crédito porque nunca cuidamos que nuestro reporte de crédito no tuviera errores y descubrimos que sí existen y que hubiera sido muy fácil de resolver si hubiéramos actuado a tiempo

Sería malo si tenemos una oportunidad de comprar algo que nos interesa, pero no podemos obtener ningún crédito porque hemos dejado de cumplir con el pago de otros créditos y nuestro reporte tiene antecedentes negativos

Es bueno cuando somos puntuales y podemos demostrarlo cada vez que consultan nuestro reporte de crédito. Las puertas de las oportunidades se nos abren.

Imagen

Artículos relacionados:

¿Puedo checar el buró de crédito de una persona?

Cómo revisar mi buró de crédito

Buró de crédito rápido y gratis

© 2010-2019 Vivo con crédito.

Aclaración

Este sitio se produce solamente con fines informativos y de entretenimiento. Su contenido no debe ser considerado como consejo financiero profesional.

Es altamente recomendable que usted busque el consejo de un profesional para asuntos financieros serios. Este sitio y su autores se reservan su derecho de expresar opiniones personales en relación con respecto a la oferta de productos y servicios financieros.