Crédito con bienestar y sin presiones

Cómo salir de deudas

A pesar de no desearlo, muchos de nosotros tomamos decisiones que agregan más estrés a nuestras vidas, casi siempre impulsadas por amor o deseos de bienestar: una mejor escuela para nuestros hijos, un auto que sea seguro y no se descomponga en las calles oscuras y peligrosas de la ciudad, un hogar donde nuestra familia viva tranquila y feliz y, deseos similares que pueden conformar una lista interminable.

Irónicamente cuando tomamos decisiones impulsados por el amor y el deseo de bienestar es cuando somos más vulnerables a equivocarnos y pagar las consecuencias de esos errores con una mayor presión y estrés.

Y esto es el principio de una espiral negativa en donde las cosas sólo tienen a empeorar, no sólo en lo financiero sino también en la salud.

Las consecuencias del estrés prolongado sobre la salud están muy bien estudiadas por la ciencia médica, los doctores saben muy bien que el estrés afecta el sistema digestivo, sistema inmunológico o causa alteraciones en la piel, entre otras. Además, el estrés puede generar trastornos del estado de ánimo como ansiedad o depresión.

Aunque el estrés aumenta en el principio la energía, cuando es prolongado, lo que usualmente ocurre con los créditos, se afectan otros sistemas lo que provoca que las personas puedan enfermarse frecuentemente: catarros con catarros o gastroenteritis, por ejemplo.

Sin embargo, puede el estrés prolongado puede causar enfermedades más graves como es la posibilidad de sufrir un derrame cerebral. “Esto puede explicarse por esta reducción drástica en la circulación sanguínea del cerebro, ya que, los nervios y las venas comienzan a contraerse obstruyendo el suministro de sangre, oxígeno y nutrientes. A su vez, llega menos cantidad de sangre al corazón por lo que se va a ver obligado a bombear más rápido para conseguir oxígeno, por ello, uno de los síntomas que más se sienten en personas estresadas son palpitaciones, mareos, miedo a desmayarse, etcétera”

Los créditos tienen la particularidad de crear este modo de estrés prolongado porque, aunque resuelve una necesidad de inmediato, si no estamos preparados para pagar las parcialidades de forma regular, cada vez que se llegue su vencimiento nos causará estrés y esto se repetirá cada quincena o mes, según sea el tipo de crédito que contratamos.

¿Cómo evitarlo?

Aunque la energía que nos impulsa en la vida es el amor hacia nuestros seres queridos y el deseo de bienestar, nuestras decisiones deben de ser procesadas haciéndolas pasar por un filtro racional que usualmente se encuentra en la aritmética simple.

La forma más sencilla de evitar que un crédito nos cause estrés es estando seguros de que podremos pagarlo y esto sólo puede determinarse si hacemos cuentas de lo que ganamos y lo que gastamos, aunque suene aburrido, es la única forma de saber si estamos en posibilidades de pagar un crédito.

A este ejercicio se le conoce como presupuesto y no tiene que ser complejo. Se trata de hacer una lista de nuestros gastos regulares y un cálculo de lo que gastamos en comida y transporte. Una vez que tenemos la suma, lo comparamos con lo que ganamos como ingreso bruto, es decir, el dinero constante y sonante que recibimos. Si lo que gastamos es superior a lo que ganamos estamos en problemas, pero si hay una diferencia, esta diferencia es lo que podemos pagar como parcialidad en nuestros créditos

Es importante que conozcas también lo que en otros artículos hemos definido como

-Relación ingresos deuda y

-Capacidad de crédito

Cuando tienes la claridad y la certeza de que puedes pagar los compromisos de adquirir un crédito, podrás también de disfruta el bienestar que te ofrece la compra del producto o servicio que harás con ese crédito.

Es posible que te parezca cruel que digamos que el amor a tus seres queridos y el deseo de bienestar debe pasar por el filtro de los números crudos y reales, pero es mejor saberlo y reconocerlo antes, que después nos demos cuenta de que las consecuencias serán peores, pues además de que habrá que pagarlo, sacrificando otras necesidades, los efectos en la salud serán importantes y harán que las consecuencias de estas decisiones sean aún más crueles.

Imagen

Artículos relacionados:

Evita tomar decisiones bajo estrés

Mi estrés cuando necesito dinero

El estrés financiero puede dejarte sólo y enfermo

Circulo Laboral
Auspiciado por:
© 2010-2017 Vivo con crédito. Aviso de privacidad y Términos y condiciones

Aclaración

Este sitio se produce solamente con fines informativos y de entretenimiento. Su contenido no debe ser considerado como consejo financiero profesional.

Es altamente recomendable que usted busque el consejo de un profesional para asuntos financieros serios. Este sitio y su autores se reservan su derecho de expresar opiniones personales en relación con respecto a la oferta de productos y servicios financieros.