¿A cuál tecnología apostarías al comprar un auto nuevo?

Vive mejor

Si te compraras un auto nuevo ¿qué piensas que te conviene más?: ¿un auto a gasolina, eléctrico o híbrido?

La decisión empieza a tomar relevancia, pues se esperan grandes cambios en esta industria. Si tomamos en cuenta la ansiedad de los fabricantes de autos por adelantarse a sacar modelos nuevos, podemos decir que estamos a un poco más de cinco años para que los precios de los autos eléctricos se igualen a los de los tradicionales.

Mientras tanto los autos a gasolina seguirán siendo una mejor opción en cuanto a precios para los compradores de autos nuevos.

Aunque los precios sean los mismos dentro de cinco años, esto no quiere decir que los autos a gasolina vayan a desaparecer. De acuerdo con un pronóstico reportado por la empresa Shell la demanda de este recurso se incrementará en 1% anual justamente hasta el 2025 y luego bajará gradualmente también en 1% hasta el 2040.

Eso significa que, mientras haya petróleo, los autos a gasolina seguirán siendo una opción contra los autos eléctricos, pero no se sabe del costo de uso, pues la gasolina siempre tiene altibajos en sus precios.

Por otro lado, la compra de autos eléctricos aun se encuentra en una fase de arranque, lo que significa que, para que un consumidor interesado en cuidar sus intereses económicos, hay todavía un riesgo en decidirse por comprar auto eléctrico.

Por ejemplo, en el 2018 dos marcas dejaron de vender autos eléctricos en México. Primero lo anunció Chevrolet con su modelo Sonic, debido a que su precio no era competitivo en el mercado

Después le siguió la marca Smart que se tomará un tiempo para prepararse para prepararse para la llegada de su modelo totalmente eléctrico.

El mercado promete buenas ofertas, incluso mexicanas como el Zacua o la promesa de Apple de producir una auto eléctrico para los fanáticos de su marca. Estos autos tienen un bajo mantenimiento, algunos cada dos años, pero podría ser costoso si lo que tienen que cambiar son sus baterías. 

Otro problema es su autonomía, el Zacua por ejemplo tienen una autonomía (distancia de recorrido con su carga eléctrica) de 160 kilómetros y debe recargarse durante 8 horas. Lo que lo hace poco práctico para decisiones de última hora o viajes fuera de la ciudad.

Ambos retos, costo y vida de las baterías y autonomía seguramente serán resueltos en el transcurso de los siguientes años, lo que los hará muy competitivos, mientras tanto habrá que tomar una decisión sobre el tipo de auto que más conviene a intereses ecológicos y económicos.

Pero si eres una persona de tendencias tecnológicas, preocupado por la ecología, quizás es el momento de valorar el uso de autos híbridos, no son una gran novedad tecnológica, pero su permanencia en el mercado ha demostrado que tienen cualidades para defenderse.

Los híbridos tienen una sola desventaja: su precio, ya que aun sigue siendo más caros que los tradicionales, pero por lo demás es muy similar a los de gasolina. Incluso la lentitud con que se les conocía a las marcas pioneras ha sido borrada por marcas como el Porsche cuyo híbrido alcanza la velocidad de 0 a 100 kilómetros por hora en 4.6 segundos.

Entre sus beneficios destacan aspectos como la autonomía, es decir, pueden hacer viajes largos pues, como un auto a gasolina, se recargan en cualquier gasolinera. Son más ecológicos, ya que tienen un muy buen rendimiento de gasolina, no sufren restricciones de circulación si hay contingencia ambiental y tiene incentivos fiscales.

Los consumidores cuentan ahora con hasta diez opciones para elegir entre diferentes marcas. Se puede decir que prácticamente todas las marcas han elegido incursionar en el mercado de los autos eléctricos empezando por los híbridos que usan ambas tecnologías.

Por supuesto, puedes seguir disfrutando tus autos a gasolina, pero si quieres prepararte para el nuevo mundo es bueno que valores la posibilidad de adquirir un híbrido y empezar la transición hacia el futuro, en donde se espera que todos los autos sean eléctricos.

La mayor parte de los autos nuevos se compran a crédito, lo que se traduce que estaremos pagando un auto en plazo que puede rondar desde un año hasta cuatro, es decir,  justo cuando los precios de los autos eléctricos sean similares a los de gasolina.  

Una de las máximas al adquirirse un crédito a largo o mediano plazo es el de asegurarse que lo que compremos tenga una vida útil y eficiente al menos durante el periodo que estaremos pagando. 

Sería una mala decisión comprar un auto que, a la vuelta de dos años, que fue una mala decisión porque el mercado ya ofrece soluciones más baratas y rentables.

La decisión del tipo de tecnología por la que nos inclinaremos al elegir un auto cobra hoy más fuerza que antes. 

Artículos relacionados:

El mejor crédito para obtener un auto

¿Ya no convienen los créditos automotrices?

¿Cómo eliges un auto nuevo?

Círculo Laboral
Auspiciado por:
© 2010-2017 Vivo con crédito. Aviso de privacidad y Términos y condiciones

Aclaración

Este sitio se produce solamente con fines informativos y de entretenimiento. Su contenido no debe ser considerado como consejo financiero profesional.

Es altamente recomendable que usted busque el consejo de un profesional para asuntos financieros serios. Este sitio y su autores se reservan su derecho de expresar opiniones personales en relación con respecto a la oferta de productos y servicios financieros.