Signos que tendrás un problema de sobre endeudamiento

Cómo salir de deudas
La conducta de la rana en la fábula del agua que se va calentando es muy similar a lo que nos ocurre cuando estamos disfrutando la vida con el apoyo de los créditos.

La vida, al igual que el agua, se hace más confortable con la abundancia momentánea de dinero, que nos llega con los créditos, pero después de esa entrada jugosa de dinero nuestros ingresos en realidad se van reduciendo. Si no tomamos conciencia, puede llegar el momento en que sea demasiado tarde para nuestras finanzas.

¿Cómo ocurre esta reducción de ingresos? Los créditos deben de pagarse y se deben hacer con nuestros ingresos del futuro, de modo que es un compromiso de reducción de nuestro ingreso. Éste, por supuesto, irá bajando más cada vez que contratemos un nuevo crédito sin haber terminado de pagar el anterior.

Pero el problema de sobre endeudamiento en realidad no se nota hasta que ya es demasiado tarde para reaccionar, se oculta muy bien detrás del confort que da la nueva vida mejorada por los recursos del crédito, de modo que sólo lo descubriremos si nos ponemos en un plan de aguafiestas y nos sentamos a revisar lo que está ocurriendo con nuestros ingresos disponibles

¿cómo saber si estamos en riesgo de caer en un riesgo de tener un problema de deudas?

Lo primero que debemos comprender es que tener problemas de falta de dinero no es en realidad un problema de deudas, en eso se convertirá si decidimos querer resolver la falta de dinero con un préstamo, por pequeño que esto sea. El crédito es un apalancamiento para alcanzar un objetivo, un adelanto de un beneficio que estamos conscientes que podemos pagar y que lo haremos por así convenir a nuestros intereses. 

La falta de dinero es sólo momentánea no real, lo que significa que existe la certeza de que tendremos dinero para pagar la deuda y sus intereses.

De modo que podemos deducir que cuando pedimos un crédito porque estamos resolviendo un problema de falta real de dinero estamos dando el primer paso para tener un problema de deudas.

Pero esto no es fácil de determinar. De modo que lo más adecuado para responder esta pregunta es haciendo una relación lo más precisa posible de nuestros gastos y compararlo con nuestros ingresos.

Por ejemplo, si nos pagan por quincena, podemos hacer una lista quincenal de nuestros gastos y compararlo con nuestro ingreso ¿Nos sobra algo? Esa es la cantidad que podríamos destinar a un crédito. Si no nos sobra necesitaríamos hacer un ajuste en nuestros gastos para invertir ese dinero sobrante en pagar un crédito.

La forma más segura de hacerlo sería ahorrar ese dinero para ver si estamos en la capacidad de pagar una cifra constante. Si logramos este objetivo estaríamos ya en posibilidad de tomar un crédito.

Si esto te parece te parece muy difícil aquí te damos algunas otras maneras de saber que ya está en un problema de deuda o estás a punto de tenerlo, desafortunadamente en estas recomendaciones de expertos la noticia es tardía y será más difícil de resolverla.

Si tu tienes alguno de estos síntomas, debes reaccionar de inmediato:

-Te retrasas en el pago de una o más deudas, ya sea porque tienes que esperar a la quincena o porque te gastaste el dinero destinado para el pago de este crédito en una emergencia aparente.

-Han aumentado las tasas de interés de tus tarjetas de crédito? Las emisoras de tarjetas están en el negocio de prestarle dinero. Quieren que siempre estés en deuda con ellos. Y, cuanto más prestas, más felices son. Siempre y cuando estén seguros de que podrá seguir pagando a tiempo. Para determinar si podrás pagar, ellos han desarrollado modelos predictivos para deducir tu capacidad de pago. Son expertos en estadísticas financieras. Y, si sus ecuaciones dan por resultado que no puedes continuar cumpliendo con tus pagos mensuales, aumentarán su tasa de interés. Cuando aumentan su tasa, es una clara señal de que tienes un problema de deuda.

-Tu calificación o score de crédito está por debajo de 650 o está cayendo. Tu score de crédito es una medida utilizada por los otorgantes de crédito para determinar qué tan solvente eres. 

-Pides prestado para pagar otro crédito. Esta maniobra clásica es una clara señal de que tienes un problema de deuda. Cuando descubres que tus ingresos no son suficientes para pagar tus deudas, la única forma de mantenerte al día es pedir prestado uno para pagar otro préstamo. Una vez que comienza el malabarismo, es muy difícil detenerlo.

-Tus ingresos ya no cubren tus gastos. Todos pasamos por cortos períodos de tiempo donde nuestros gastos superan nuestros ingresos. Pero, si eso ha estado ocurriendo durante 3 meses o más, probablemente ya estás en un problema realmente grave de deuda.

-Te empiezas a preocupar por perder tu casa o automóvil. Típicamente esas son algunas de las primeras deudas que pagas. Si te estás atrasando con el pago de tu hipoteca o auto, es una señal de que tiene un problema de deuda.

-Las preocupaciones de dinero te mantienen despierto en la noche. La falta de sueño y el estrés afectarán su salud. Si su deuda es la fuente de su insomnio y estrés, es probable que ya estás en un problema de deuda.

-Te estás acercando a tus límites de crédito. El treinta por ciento de tu score de crédito se basa en la utilización de crédito . Ese es el porcentaje de crédito disponible para ser utilizado. Normalmente, si su score de crédito es bueno, la compañía de tarjetas de crédito ofrecerá aumentar su límite de crédito. Si no lo hacen y la tasa de uso de crédito aumenta, eso significa que te estás dirigiendo a un problema de deuda.

-La cantidad que debes continúa aumentando. Si simplemente haces pagos mínimos cada mes, es probable que tu deuda esté creciendo en lugar de disminuir. Si la cantidad que adeudas continúa aumentando, está claro que tienes un problema de deuda en curso.

-Las peleas de dinero se han vuelto más frecuentes con tu pareja. Las diferencias en el gasto de los cónyuges aumentan cuando las facturas comienzan a acumularse. Si no estás discutiendo sobre lo que cree que es un problema de deuda actual, es probable que se dirija a uno.

Si te ves en alguno de estos indicadores, tienes un problema muy grave de sobre endeudamiento y deberás tomar medidas urgentes.

Fuente

Imagen

Artículos relacionados:

Principios para salir de deudas y no volver a caer en ellas

Cómo salí de deudas rápido

Empezar de nuevo debiendo más de lo que ganas


Circulo Laboral
Auspiciado por:
© 2010-2017 Vivo con crédito. Aviso de privacidad y Términos y condiciones

Aclaración

Este sitio se produce solamente con fines informativos y de entretenimiento. Su contenido no debe ser considerado como consejo financiero profesional.

Es altamente recomendable que usted busque el consejo de un profesional para asuntos financieros serios. Este sitio y su autores se reservan su derecho de expresar opiniones personales en relación con respecto a la oferta de productos y servicios financieros.