Cuando tu pareja o tu ex afectan tu buró de crédito

Cómo salir de deudas

Como hemos explicado anteriormente, el matrimonio o la convivencia familiar a largo plazo, se convierten una unidad económica que tiene implicaciones legales. Normalmente esto no es un problema cuando ambos son responsables y cumplen sus compromisos financieros, también ocurre un fenómeno similar cuando ambos son incumplidos pues muy pronto se cierran las puertas del crédito.

El conflicto se hace muy evidente cuando una miembro de la pareja es responsable y el otro no. Hay incontables historias de cómo son los seres más cercanos a nosotros los que pueden hacernos un enorme daño financiero, a veces como pareja y en otras ocasiones como expareja

En lo que se refiere específicamente al expediente de crédito de los buró de crédito, la afectación ocurre cuando la pareja esta de alguna manera implicada en el pago y solicitudes de créditos. Estos son algunos ejemplos:

-Fraude de identidad. Aunque parezca insólito, se han reportado casos de parejas que han logrado obtener créditos a nombre de su pareja o expareja sin que ésta se entere. Esto se debe fundamentalmente a que tiene acceso a toda la información personal de víctima, sus costumbres, sus hábitos financieros e incluso sus firmas. Los otorgantes de crédito están tomando medidas para identificar de forma biométrica al usuario del crédito, pero hasta el momento aún es posible que una persona con tanta cercanía pueda tramitar créditos en nuestro nombre.

-Robo de contraseñas y tarjetas. ¿En quién no confiarías si no fuera en tu pareja? Muchas personas dan a sus cónyuge las claves y tarjetas para hacer movimientos en banco o por internet, pero esta confianza puede cambiar radicalmente si la esposa o esposo hace un mal uso de estos créditos y comprometer financieramente al dueño del crédito, que al final es el responsable por pagar y en caso de retrasase su expediente en buró de crédito será afectado.

-Abuso de tarjetas complementarias. Esto lo explicamos recientemente, cuando das una tarjeta de crédito complementaria, el responsable de su uso eres tú. Para una expareja o una pareja enojada es muy fácil descargar su enojo en las tarjetas, puede ser incluso un impulso, pero este tipo de productos te hacen vulnerable en tu capacidad crediticia, tu patrimonio y, por supuesto en tu expediente en los buró de crédito.

-Hipotecas conyugales o mancomunadas. Aunque los requisitos para la obtención de este tipo de créditos son diferentes al obtenerse uno de los dos queda acreditado que se hace responsable de los pagos directos y el otro como aval u obligado solidario. Esto significa que ambos son responsables y en caso de que se incumpla con estos pagos ambos se verán con incumplimiento en el buró de crédito.

La lista puede ser más larga, pues depende de la situación legal y de confianza de cada pareja y de las malas ocurrencias que pueda tener la parte que tiene tendencia al incumplimiento.

Es importante hacer notar que este tipo de afectaciones también pueden darse por familiares como hijos, hermanos o personas muy cercanas a nosotros, por lo que debemos de tener cuidado de donde dejamos nuestra información privada y quien tiene acceso a ésta.

Nunca está de más que éstas son unas de las muchas razones por las que se debe de consultar el Reporte de Crédito Especial en los buró de crédito, al menos dos veces por año, una es gratuita. Esto nos permitirá asegurarnos de que nuestro expediente esté en orden.

Imagen

Artículos relacionados:

¿Puedo checar el buró de crédito de otra persona?

Como consultar el buró de crédito por primera vez

Como revisar mi buró de crédito

Circulo de Crédito
Auspiciado por:
© 2010-2017 Vivo con crédito. Aviso de privacidad y Términos y condiciones

Aclaración

Este sitio se produce solamente con fines informativos y de entretenimiento. Su contenido no debe ser considerado como consejo financiero profesional.

Es altamente recomendable que usted busque el consejo de un profesional para asuntos financieros serios. Este sitio y su autores se reservan su derecho de expresar opiniones personales en relación con respecto a la oferta de productos y servicios financieros.