¿Se puede salir del buró de crédito sin pagar?

Cómo salir de deudas

Caer en problemas de impago con una institución crediticia es algo que la gran mayoría de los consumidores quieren evitar. Las insistentes llamadas telefónicas, las notificaciones y la negación de nuevos créditos hacen que crezca la preocupación en paralelo al valor de la deuda, que suma intereses normales, moratorios y gastos de cobranza.

Pero, aun sin desearlo, hay eventos que nos pueden hacer caer en un retaso de pagos, como un gasto excesivo, la pérdida de ingresos o un gasto imprevisto urgente e inevitable entre otras muchas causas.

En ese momento nos empezamos a preguntar, ¿qué me va a pasar si no pago? Casi siempre nos vienen mil respuestas a la cabeza, aumentando nuestro estrés; lo que finalmente nos empuja a preguntar. Pero muchas veces, debido a que nos da vergüenza nuestra situación, preferimos preguntar a gente de confianza y no a expertos o a la misma institución a la que le debemos.

Desafortunadamente la gente que es de nuestra confianza probablemente no sepa mucho, únicamente lo que todos creen. Y esto es un riesgo, pues podría repetir un mito muy común: “la deuda tiene un vencimiento en el buró de crédito, sólo tienes que esperar.”

Los mitos tienen, por lo regular, una dosis de verdad, pero pero mucho de creencias falsas, las cuales a fuerza de que la gente las repite las damos como ciertas.

Para comprende lo que ocurre cuando se deja de pagar un crédito, se debe considerar que, en primer lugar, hay dos tipos de vencimientos:

Uno se refiere a la prescripción de la deuda desde el punto de vista legal, ante el otorgante de crédito. Ésta lo determina en México el Código de Comercio y está sujeta a reglas y condiciones específicas, por ejemplo, que el dueño de la deuda no haga ninguna acción legal para cobrarla

Otra es el derecho que tiene un deudor de que sus antecedentes se borren del buró de crédito y esto también tiene plazos específicos y condiciones especiales. El plazo máximo es de 6 años, que es menor al que determina el Código de Comercio.

Y es aquí donde se hace la primera bifurcación de la realidad con respecto a mito. El mito te hace creer que sólo tienes que esperar 6 años como máximo, en la realidad se deben cumplir condiciones que se deben conocer y el buró de crédito borrará tu antecedente negativo, pero el otorgante del crédito o el dueño de la deuda aun tiene derechos legales para cobrarte el adeudo, aunque el antecedente negativo haya sido borrado del buró de crédito.

En segundo lugar, en la realidad es muy difícil no pagar una deuda, debido a que los otorgantes de crédito suelen vender el crédito en situación de impago, a un adquiriente de cartera, una empresa especializada en recuperar ese tipo de créditos.

La venta de deuda, que también se le conoce como cartera vencida, consiste en el traspaso de las los crédito,s que han suspendido el pago, a compañías que se les conoce como adquirentes de cartera, las cuales asumirán los derechos y obligaciones del adeudo.

Una deuda se considera que está en mora legal a partir de un día después de 90 días sin pago. A partir de ese momento el banco puede decidir entre demandar legalmente o vender su deuda. Por cuestiones de costo/beneficio usualmente el otorgante de crédito la vende una empresa especializada. Sin embargo, el banco no siempre realiza este acto de mediato, en ocasiones prefiere esperar entre seis meses y dos años para decidir vender su cartera

Todo eso ocurre sin que el deudor se entere, por lo que siempre es importante investigar quien es el dueño de la deuda, sobre todo si se dejan de recibir llamadas de cobranza, pues esto no quiere decir que ya no hablarán más, sino que será ahora otra la empresa interesada en realizar la cobranza.

Si esto pasa, el deudor, antes de hacer cualquier negociación, debe asegurarse que la empresa que le esté llamando insistentemente por teléfono, sea una empresa autorizada. Para saberlo puede consultar, en los dos burós de crédito, si el nombre de la empresa que está llamando aparece en alguna de sus listas. En estos enlaces puedes verificarlo.

Adquirientes de cartera en Círculo de Crédito

Adquirientes de cartera en Buró de Crédito

Por esta razón,-que la deuda sea vendida a un tercero-. se puede decir que se cae en una situación más grave que cuando se había dejado de pagar por un tiempo. Por un lado el nuevo dueño de la deuda empezará a cobrar y a reportar el impago de la misma con nuevas fechas, en el buró de crédito; pero el deudor original dejará el antecedente negativo, el cual ya no se podrá modificar, por lo que quedará asentado por varios años, aun cuando la deuda sea pagada.

El nuevo dueño de la deuda empezará desde cero, pero es un profesional de la cobranza, por lo que hará todo lo posible para lograr el cobro y tienen tiempo para hacerlo, además de que es el objeto de su negocio.

Debido a que se han detectado malas prácticas, cuando ocurre esta situación, lo mejor es liquidar la deuda y hacerlo un convenio por escrito frente a una autoridad oficial como CONDUSEF, o un asesor legar, para garantizar que la deuda se borre efectivamente y no vuelva a cobrarse, a pesar de haberse hecho un pago, el cual sería considerado como parcial. En este caso, si se paga, la deuda se borrará del nuevo registro, pero no se podrá hacer nada con la nota negativa del otorgante de crédito original.

Imagen

© 2010-2019 Vivo con crédito.

Aclaración

Este sitio se produce solamente con fines informativos y de entretenimiento. Su contenido no debe ser considerado como consejo financiero profesional.

Es altamente recomendable que usted busque el consejo de un profesional para asuntos financieros serios. Este sitio y su autores se reservan su derecho de expresar opiniones personales en relación con respecto a la oferta de productos y servicios financieros.