Dinero y finanzas fáciles

Cómo salir de deudas

Alicia Márquez, exempleada bancaria en el área de adjudicados -donde fue testigo de la pérdida de las casas de casi 800 familias-, inicia su conferencia con una cifra impactante: el 70% de los problemas familiares tienen que ver con el dinero.

En sus 17 años de experiencia pudo darse cuenta como la gente hacia caso omiso de dos amenazas de las que tenían conocimiento y como -además- no pudieron aprovechar tres herramientas para afrontar esas amenazas, por falta de educación financiera, una carencia que puede resolverse de forma simple y barata, pero que requiere de la convicción para resolverlo.

Márquez llama esto las finanzas personales del dos por tres y asegura que es una solución para resolver los retos que tenemos todas las personas ante el manejo de nuestro dinero y patrimonio. Éste es un resumen de lo que propone:

Amenaza del iceberg

Se trata de un fenómeno en donde hay una parte que vemos y otra que no: La parte que vemos es el gasto, pero la que no vemos es la deuda, que está ahí, aunque no nos ocupemos de ella. El peligro está en que si no cuidamos cómo gastamos, se va formando la parte más grande que es la que no queremos ver, el crecimiento de nuestra deuda debido a lo que gastamos.

Márquez asegura que es muy fácil gastar más de lo que ganamos y con ello es también fácil hacer crecer nuestras deudas. De acuerdo con cifras del INEGI el 87% de los mexicanos tienen deudas, pero el problema es que el 90% de estos no conocemos la tasa de interés, lo cual es grave pues es el costo de lo que hemos pagado de más.

El daño explica la conferencista puede ser irreparable, como la pérdida de todo el patrimonio, como ocurrió con las familias que ella conoció cuando trabajaba en el banco y que explicaban su problema diciendo que el banco les quitó su casa, cuando el problema es mucho más profundo y se encuentra en el fondo de nuestras propias decisiones.

Para afrontar el fenómeno del iceberg la especialista recomienda identificarla diferencia entre Invertir mucho tiempo, dinero y esfuerzo en necesidades inmediatas, porque que creemos que todo es necesario.

Para probar si esto es así, hay que someter esa convicción de necesidad a la prueba de los tres meses. Cada vez que quieras gastar pregúntate ¿Puedo vivir sin esto tres meses? Si la respuesta es sí, entonces lo que quieres comprar no es una necesidad sino un deseo y puedes evitar realizar ese gasto. Si la prueba de los tres meses la logras convertir en un hábito podrás tener dinero disponible para usar la siguiente herramienta.

Para lograrlo la conferencista recomienda hacer una lista de las deudas y luego poner adelante la tasa de interés, ordenarla poniendo en primer lugar la deuda con intereses más altos y al último la que tiene intereses más bajos. Una vez hecha esta lista empieza a pagar tus deudas, con el sobrante logrado con la herramienta 1, empezando por la deuda más cara. Si todas las deudas tienen intereses similares, empieza por la deuda más pequeña para ir construyendo un sentimiento de logro cada vez que liquidas cada una de tus deudas.

Nunca olvidemos que el “iceberg” siempre estará presente en nuestras finanzas personales, porque en una vida normal siempre tenemos necesidades por resolver y en muchos de los casos recurrimos al crédito, lo que no significa que sea una decisión incorrecta, sólo que debemos estar conscientes de su existencia.

Amenaza de la insuficiencia de salvavidas

A pesar de que sabemos que los problemas de dinero son una amenaza real para nosotros mismos -y las de las personas que amamos-, no tomamos las suficientes medidas preventivas para disminuir el riesgo de una necesidad urgente de dinero

En las finanzas personales los salvavidas son el ahorro y la inversión. Para lograr este objetivo Alicia Márquez recomienda emplear la siguiente herramienta:

Utiliza todos tus recursos. No sólo el esfuerzo físico, o el sueldo que ganas; considera también tus talentos, tus relaciones y el entorno para generar ingresos. Al hacer un uso planeado de todos tus recursos te permites la entrada a un mundo más amplio de oportunidades que estás buscando lograr sólo por el camino, más cómodo de hacer lo que siempre haces.

La recomendación suena interesante, utilizar todo lo que tengas a tu alcance, observando el entorno de manera atenta para hacer un intento en cada ventana de oportunidad y no esperar a que llegue la suerte.

Tanto las amenazas como las herramientas requieren de disposición y actitud vigilante. No se pueden lograr cambios escuchando consejos si no existe una convicción interior de cambiar.

© 2010-2019 Vivo con crédito.

Aclaración

Este sitio se produce solamente con fines informativos y de entretenimiento. Su contenido no debe ser considerado como consejo financiero profesional.

Es altamente recomendable que usted busque el consejo de un profesional para asuntos financieros serios. Este sitio y su autores se reservan su derecho de expresar opiniones personales en relación con respecto a la oferta de productos y servicios financieros.