¿Qué empresas te mandan al buró de crédito?

Cómo salir de deudas

En términos prácticos cualquier empresa autorizada para dar créditos o que ofrece servicios con pagos regulares pueden reportar sus operaciones al menos a uno de los dos buró de crédito autorizados en México (Círculo de Crédito y Buró de Crédito).

Sin embargo, los otorgantes de crédito autorizados están obligados legalmente a reportar sus movimientos, por lo que no es una decisión de sus directivos el mandarte al buró de crédito o no.

Es importante que recuerdes que este reporte sistemático de información no es solamente de pagos vencidos, sino de todos los movimientos de pagos y vencimientos que tienen los crédito que otorgan.

Cuando los créditos son pagados de forma puntual se considera a esta información como positiva, cuando hay retraso se considera como información negativa, pero se reporta todo, tanto los pagos puntuales como los que tienen retraso o se dejan de pagar.

Este hecho echa por tierra el mito de que una empresa te manda al buró de crédito cuando te retrasas en tus pagos. Si el otorgante de un crédito es un usuario de un buró de crédito, entonces lo hace desde que el principio de la operación y continuará reportando de forma sistemática y regular, no selectiva. Esto significa que nadie puede hacerte un favor especial para esperarte unos días en el pago y no “enviarte al buró de crédito”, como algunas personas, responsables de recuperar un pago retrasado, suelen mencionar, generalmente como una amenaza velada, algo que en la vida real no pueden controlar.

La precisión en la terminología legal hace que sea confuso entender los conceptos que definen las empresas te envían al buro de crédito: la Ley para Regular las Sociedades de Información Crediticia dice: “sólo las Entidades Financieras, las Empresas Comerciales y las Sofomes E.N.R. podrán ser Usuarios de la información que proporcionen las Sociedades”.

Lo primero que hay que entender es que en este caso un Usuario no define al consumidor, sino a las empresas que reportan a un buró de crédito.

Estas empresas, también tienen una definición especial en la ley, por lo que no pueden entenderse sólo por su nombre:

-Entidad Financiera es una empresa autorizada para operar en territorio nacional con son bancos, organismos públicos que tengan como actividad principal el otorgamiento de créditos; así como fideicomisos de fomento económico constituidos por el Gobierno Federal; las uniones de crédito, sociedades de ahorro y préstamo, y las entidades de ahorro y crédito popular.

-Empresa Comercial es una empresa privada o un organismo público que realiza operaciones de crédito relacionadas con la venta de sus productos o prestación de servicios, o de naturaleza análoga, los fideicomisos de fomento económico constituidos por los Estados de la República y por el Distrito Federal, así como la empresa o fideicomiso que adquieran o administren cartera crediticia.

-Sofomes ENR son sociedades financieras de objeto múltiple no reguladas. Estas empresas fueron incluidas en esta obligación en la última reforma a la ley, hecho que ha confundido al consumidor, al considerar que antes de este cambio había empresas que podían otorgar financiamientos sin consultar al buró de crédito. Debido a la Reforma Financiera esto ya no es posible pues tienen la obligación de reportar a uno de estos buró.

>Si una empresa te ofrece un crédito sin consultar al buró de crédito debes de considerar que esto solo puede ocurrir por cuatro motivos:

-Es un otorgante de crédito que no está autorizado por la leyes mexicanas, por lo que si decides hacer una transacción con esta empresa debes tener en cuenta que tu protección legal se reduce considerablemente y te deja en una situación vulnerable.

-Es un otorgante de crédito que si consulta tu reporte en el buró de crédito, pero está dispuesto a hacerte un préstamos en condiciones que le sean favorables para esta institución, a pesar de que tengas antecedentes negativos en buró de crédito. Esto significa que buscarán algún tipo de garantía y créditos más altos que los normales.

-Es un fraude. Esto debe alertarte, pues hay empresas que dicen ofrecer condiciones ideales para un crédito, pero piden una cuota anticipada por cualquier pretexto de modo que se termina dando dinero en lugar de recibirlo.

-No es una entidad financiera y por lo tanto no está sujeta a las normas de las instituciones oficiales como la Comisión Nacional Bancaria, el Banco de México o CONDUSEF. Este es el caso de las casas de empeño, que ofrecen créditos solicitando una garantía como respaldo que se sujetan a otro tipo de normas como la PROFECO y algunas leyes de carácter estatal.

Se debe tomar en cuenta que en lo que se refiere a las Empresas Comerciales, no todas las que reúnen el perfil como tales reportan sus transacciones a un buró de crédito. Esta decisión depende de sus directivos, pero es importante reiterar que reportan todo (lo negativo y lo positivo), no pueden sólo reportar a los clientes que dejen de pagarles y no atiendan sus llamadas.

Debido a que son clientes de empresas privadas la lista de empresas que son usuarios de un buró de crédito no es pública. Existen, por ejemplo municipios que firman un acuerdo con un buró para reportar sus movimientos de pagos de derechos de agua, pero no son todos. También hay empresas de telecomunicaciones que reportan a un buró y otras que no lo hacen. Pero su participación puede ocurrir en cualquier momento.

Por lo tanto, si te retrasaste en un pago de un servicio y quieres saber si se registró en tu expediente de crédito, lo mejor que puedes hacer para saberlo es solicitar un Reporte de Crédito Especial que es gratis una vez al año. Los buró de crédito ofrecen, además, servicios como Avísame, que te informan de movimientos en tu expediente, lo cual también puede ser útil para enterarte.

Imagen

© 2010-2019 Vivo con crédito.

Aclaración

Este sitio se produce solamente con fines informativos y de entretenimiento. Su contenido no debe ser considerado como consejo financiero profesional.

Es altamente recomendable que usted busque el consejo de un profesional para asuntos financieros serios. Este sitio y su autores se reservan su derecho de expresar opiniones personales en relación con respecto a la oferta de productos y servicios financieros.