Tu rastro digital

Vive mejor

Cuando leas el contenido de este artículo te sorprenderás de la cantidad de información personal, que hay almacenada en internet, de cada uno de nosotros. La que además está disponible para quien tenga la habilidad de obtenerla. Prácticamente se puede saber todo de nosotros: de nuestras actividades, nuestros hábitos, gustos, preocupaciones, aficiones, enfermedades, amistades, relaciones personales y los más íntimos de nuestros secretos, entre otras muchas cosas.

Gracias a acontecimientos recientes ha salido a la luz la información que entregamos con nuestras actividades cotidianas y lo que empresas como Google y Facebook saben de nosotros. Esto debemos, al menos, conocerlo, pues es un asunto que bien analizado va más allá del tema de la privacidad ya que, debido al tamaño de estas corporaciones, su regulación es compleja, desde el punto de vista local, que son las leyes que nos protegen

Un buró de crédito o Sociedad de Información Crediticia, que también maneja información financiera personal, es un tipo de empresa regulada y vigilada por las autoridades financieras del Estado. Están sujetas a reglas que, las autoridades vigilan que se cumplan. Por ejemplo, para que un otorgante de crédito pueda consultar el expediente crediticio de un individuo, esta persona debe de autorizar por escrito la consulta, lo cual hacemos cuando firmamos una solicitud de crédito.

No ocurre así con los corporativos mundiales. Los usuarios autorizamos el uso de la información en un largo contrato que firmamos al usar los servicios, pero no hay una autoridad que tenga la suficiente fuerza legal para vigilar su cumplimiento, excepto las autoridades de su país de origen.

Partimos del hecho de que son empresas que se regulan por importantes normas éticas, pero en el fondo no se sabe que tan protegidos tienen sus datos. La experiencia demuestra que no tanto, pues han sido diversas las entidades que han encontrado la forma de acceder a la información personal de los usuarios de las redes sociales, como ocurrió con el reciente caso de Cambrigde Analytica.

El uso que se puede hacer de esta información, no se limita sólo por personas sin escrúpulos o por esfuerzos de mercadotecnia y de política. Hay mucho más en riesgo: nuestra seguridad social, nuestra privacidad, nuestra vida entera, pueden ser desequilibrada, si esta información cae en manos de gente que tenga el poder para hacer uso de ella.

Aunque todos sabíamos de un modo u otro que había información privada en las redes sociales, en realidad no había despertado gran preocupación en el público, hasta que ocurrió el escándalo del uso de ilegal de información de usuarios de Facebook, o que ha provocado una caída en el valor de esta empresa, abundantes investigación y análisis periodísticos y protestas de los usuarios de esta red social,

Sin embargo, esta discusión se ha concentrado en criticar el papel de la consultora inglesa Cambridge Analytica por su posible influencia no sólo en las elecciones de Estados Unidos, sino por la actividades que realiza en otros países. Pero hay indicios de que hay mucho más por revisarse, pues si esta empresa no cumplió con las normas de Facebook, el problema no son sólo las reglas que deban cumplirse, sino la cantidad de información personal que se está archivando en la red, la forma en cómo se custodia y el derecho que tienen las corporaciones a conservar esta información.

Dylan Curran, un consultor técnico y desarrollador web radicado en Europa, hizo una investigación de la información personal que Facebook y Google conservan de su persona, lo que encontró es tan impactante que puede hacer estremecer a la persona más despreocupada del mundo.

Los resultados de su análisis los publicó en 30 tweets en donde no sólo explica lo que encontró, sino que ofrece testimonios y el enlace para que cada uno de nosotros lo verifique. Lo puedes consultar aquí. A continuación presentamos un resumen:

-Google almacena su ubicación (si se tiene activa) cada vez que enciendes tu teléfono, de modo que puedes ver una línea de tiempo de los lugares a los que has ido desde el primer día que comenzaste a usar Google en tu teléfono. Registra la hora del día en el que estuviste en cada sitio y el tiempo que tardaste en llegar a esa ubicación desde el punto anterior.

-Google almacena el historial de búsqueda en todos sus dispositivos en una base de datos separada, por lo que incluso si eliminas el historial de búsqueda y el historial del teléfono, Google STILL almacena todo hasta que ingreses y elimines todo, pero debes hacerlo en todos los dispositivos

-También crea un perfil publicitario basado en tu información, que incluye tu ubicación, sexo, edad, aficiones, carrera, intereses, estado de relación, peso posible e ingresos.

-Almacena información sobre cada aplicación y extensión que usas, con qué frecuencia, dónde y con quién las usas para interactuar (por ejemplo con quién hablas en Facebook, con qué países estás hablando, a incluso a qué hora te vas a dormir)

-Almacena toda tu historia de YouTube, dependiendo de tus búsquedas pueden saber si serás padre pronto, si eres conservador o progresista, tu religión, tu estado de ánimo, si tienes tendencia suicidas o si padeces alguna enfermedad, como anorexia.

-Google ofrece una opción para descargar todos los datos que almacena sobre ti, Dylan lo solicitó y el archivo resultó tener un tamaño de de 5.5GB, lo que equivale aproximadamente a 3 MILLONES de documentos Word, lo que es no un libro, sino prácticamente una enorme enciclopedia sobre tu vida.

-Esta empresa tiene tus marcadores, correos electrónicos, contactos, archivos de Google Drive, tus videos de YouTube, las fotos que has tomado en tu teléfono, las empresas donde has comprado, los productos que has comprado a través de Google.

-Tu calendario, sesiones de Hangouts de Google, historial de ubicaciones, música que escuchas, libros de Google que has comprado, grupos de Google en los que estás, los sitios web que has creado, teléfonos que has adquirido, páginas que has compartido e incluso cuántos pasos caminas en un día

Si piensas que es mejor Facebook, no lo es, esto es lo que Dylan encontró:

-Facebook ofrece una opción similar para descargar toda tu información, la Dylan era aproximadamente de 600mb, que podrían equivaler a alrededor de 400,000 documentos de Word Esto incluye todos los mensajes que hayas enviado, los archivos que contactos de tu teléfono y mensajes de audio que hayas enviado.

-También almacena lo que cree que le puede interesar en función de las cosas que te gustaron y de lo que tu y tus amigos hablan. Además almacenan los emoticones has enviado.

-Almacenan cada vez que inicias sesión en Facebook, desde donde lo hiciste, a qué hora y desde qué dispositivo

-Conserva todas las aplicaciones que alguna vez has conectado a su cuenta de Facebook, por lo que pueden saber tus intereses, tanto profesionales como personales e incluso sentimentales.

-Adicionalmente hacen seguimiento de dónde te encuentras, qué aplicaciones tiene instaladas, cuándo las usa, para qué las utiliza, el acceso a tu cámara web y micrófono en cualquier momento, tus contactos, correos electrónicos, calendario, historial de llamadas, así como los mensajes que envías y recibes.

-Además los archivos que descargas, juegos, fotos y vídeos, música, historial de búsqueda, historial de navegación e incluso qué estaciones de radio escuchas

Otra fuente, asegura que en el tema de las llamadas telefónicas, en algunos casos, Facebook estaba recopilando esta información sin el consentimiento explícito de los usuarios, al aprovechar la forma en que Android otorgó permisos a las aplicaciones que accedieron a los registros de llamadas.

Todo esta información ya está almacenada en internet en los servidores de Google y Facebook y es difícil, como podrás descubrir evitar que es información se almacene. Pero aun así, si queremos evitar que esta información caiga en manos que hagan un uso no autorizado de ella es importante que sigamos ciertas medidas de protección como:

-No usar aplicaciones de empresas desconocidas, esto aplica tanto a redes sociales como a aplicaciones para móviles

-Hacer búsquedas usando recursos que no invadan nuestra privacidad

-Cuidar la privacidad de la familia no teniendo conexiones en redes sociales

-Evitar sacar fotos familiares con dispositivos que tengan conectividad

-Recordar que no hay nada gratuito y que cuando nos ofrecen un servicio sin costo es porque nuestros datos serán aprovechados para un fin que deberíamos conocer.

Muchas personas piensan que somos demasiadas personas conectadas con un vida ordinaria y que a fin de cuentas el hecho de que estas corporaciones tengan nuestra información, nos podría ser útil al recibir propuestas e información acordes a nuestros intereses, que no hay riesgos mayores.

Esto es relativamente cierto, pero debemos considerar que actualmente existen las herramientas tecnológicas para hacer un seguimiento personalizado de nuestras actividades y que un uso inadecuado de esta información puede tener implicaciones en nuestras vidas como, por ejemplo, los costos de seguros, por una predicción basada en un algoritmo o la exposición de información personal que aunque es legal, queremos conservar en privado, como pueden ser las fotografías personales, de pareja o familiares. Por lo tanto, la recomendación es cuidar la información que estamos entregando a estas corporaciones.

© 2010-2019 Vivo con crédito.

Aclaración

Este sitio se produce solamente con fines informativos y de entretenimiento. Su contenido no debe ser considerado como consejo financiero profesional.

Es altamente recomendable que usted busque el consejo de un profesional para asuntos financieros serios. Este sitio y su autores se reservan su derecho de expresar opiniones personales en relación con respecto a la oferta de productos y servicios financieros.