El riesgo es el estímulo de vida del emprendedor

Haz patrimonio

Combinar el sentimiento de felicidad con proyectos de negocios no es nada fácil. Los negocios por sí mismos implican un crecimiento constante, pues el estancamiento es como una rigidez de muerte, de modo que el estrés por este desarrollo permanente es difícil que se lleve bien con la felicidad.

Se requiere de una dosis exacta de adrenalina pera sentirnos llenos de entusiasmo y energía para emprender retos que tienen un nivel de riesgo de fracasar. Pero es posible, porque este riesgo es un estímulo de vida, siempre y cuando no se pase de dosis.

El reto es que la tendencia del trabajo es a la baja, de modo que los jóvenes afrontaran en el futuro mediato la necesidad de emprender negocios para armonizar con la conformación de la conformación de la economía del futuro.

La palabra que quizá defina mejor este futuro es trabajador autónomo. Es decir, una persona que organiza su vida laborar en torno a su talento y propuesta de valor que ofrece a diferentes empresas, sin necesidad de que sea su empleado sino su colaborador o proveedor de servicios.

Hay mucho que construir en torno a este futuro, las nuevas generaciones han renunciado a esperar un plan de carrera que les proponga una empresa, sino hacerse cargo de ese plan por sí mismos, capacitarse, protección social y médica, adquisición de patrimonio, planes de retiro, vacaciones y ocio.

Estos trabajadores autónomos se unirán en equipos para realizar proyectos, rememorando el origen del trabajo que desde los orígenes de la humanidad el hombre se unió para alcanzar un objetivo de bien común como fue el caso la cacería paleolítica.

Esta tendencia no sólo será la respuesta a los retos del trabajo que impondrá la Inteligencia Artificial que nos depara el futuro, también es una solución de vida a la alternativa de buscar trabajo, aceptar bajos salarios y salir de jornadas de tortura para consumir y apagar esa sensación de infelicidad que nos rasca la vida.

Desde esta perspectiva la propuesta que hace esta entusiasta conferencista de TED es una de las muchas ideas que el futuro construirá gracias el espíritu emprendedor de las nuevas generaciones

Aunque el vídeo no lo menciona, el primer paso que debe dar un emprendedor no está en el sentido llevar a la práctica las ideas o proyectos, sino de tener una clara idea de cómo administrar los recursos tanto en tiempo, como en dinero. Comprender en qué consiste el patrimonio, un concepto vital para lograr bienestar y cómo alcanzarlo haciendo uso inteligente del crédito y de recursos propios.

Un empresario que no tiene la habilidad de administrar sus recursos tiene pocas posibilidades de sobrevivir, pues los empresarios ricos saben bien que no importa cuánto se gane, sino cuánto se ahorre, ya que es la clave para construir la riqueza.

Además, el uso de tecnologías de información, comunicaciones, análisis de datos y aplicación de novedosos algoritmos está ayudando a construir soluciones financieras y oportunidades de crecimiento cada vez más personalizadas, lo que pone sobre la mesa la necesidad de cuidar la información que construirá diferentes expedientes que no estarán en sus manos, sino en las de terceros. Información como la responsabilidad del cumplimiento de sus compromisos, que construyen una reputación financiera y que abrirá puerta a los emprendedores más visionarios.

Estas tecnologías están demostrando que las personas que tienen un buen historial crediticio, son más responsables en todos sus compromisos, por lo que la tendencia es a esperar que las oportunidades estarán disponibles para quienes obtengan mejores calificaciones en esta área.

Imagen

© 2010-2019 Vivo con crédito.

Aclaración

Este sitio se produce solamente con fines informativos y de entretenimiento. Su contenido no debe ser considerado como consejo financiero profesional.

Es altamente recomendable que usted busque el consejo de un profesional para asuntos financieros serios. Este sitio y su autores se reservan su derecho de expresar opiniones personales en relación con respecto a la oferta de productos y servicios financieros.