¿Será más difícil cuidar nuestra identidad en el futuro?

Vive mejor

Ante el notable incremento de la delincuencia en el mundo digital, vale preguntarse ¿Cómo será el futuro de las transacciones financieras? ¿Viviremos en un mundo digital cada vez más peligroso?

La respuesta dependerá de a quien le preguntes

Por ejemplo, si le planteas a los vendedores de tecnología para la seguridad el mundo será cada vez más inseguro y tienen fundamentos para afirmarlo.

De acuerdo con un reporte de Cisco que reporta la prensa el 65% de los correos electrónicos son spam, y de estos, el 8% contiene archivos maliciosos. Estos archivos, a su vez, vienen acompañados con mensajes diseñados con una cada vez más sofisticada ingeniería social que promueve que los usuarios hagan clic en un enlace o abrir un archivo y con ello comprometer su seguridad.

Ya hemos mencionado que las autoridades encargadas de supervisar el comportamiento de la banca, como la CONDUSEF, también están preocupadas pues el fenómeno del fraude cibernético y del robo de identidades está creciendo a un alto ritmo, a grado tal que el mismo presidente del organismo buscaron defraudarle.

La ciencia también lo reconoce, en un artículo publicado por Mone y Svoboda en la revista Ciencia Popular se afirma:

“Cuando envía su información bancaria u otros datos confidenciales a través de Internet, está protegida por claves criptográficas hechas de secuencias de números primos. Ahora mismo, los hackers tardarían días en descifrar estas claves (para) entrar. Pero el aumento exponencial en la velocidad de la computación está disminuyendo ese tiempo, lo que obliga a los investigadores a idear nuevos enfoques para la comunicación a prueba de hackers.”

Pero estos representantes de la ciencia también hablan de que en el futuro este reto se resolverá:

Se utilizará “la aleatoriedad incorporada de la teoría cuántica para bloquear y desbloquear datos, eliminando la posibilidad de un hackeo. En una red experimental diseñada por BBN Technologies, de Cambridge, Massachussets, un láser crea una llave de bits individuales de luz, o fotones, que envía a lo largo de un cable de fibra óptica y otro dispositivo óptico, al final de la línea se reciben los fotones y se registra la clave. Si la secuencia de fotones recibida coincide con la transmitida por el remitente, el destinatario está autorizado a utilizar esta clave para obtener acceso a los datos de mayor secreto a través de la red.

“Sin embargo, si un intruso intenta usar un detector de fotones u otro dispositivo de escucha para fisgonear en la transmisión, el intento de espionaje dañará irreversiblemente la secuencia del fotón. Esto se debe a la regla central de la física cuántica: Observar entidades imposiblemente pequeñas, como electrones y fotones, los altera necesariamente. “

Por supuesto una solución de este nivel tardará años, posiblemente décadas, en popularizarse, pero esta evolución llena de optimismo a quienes ofrecen soluciones y servicios al consumidor, como lo expresa Brett King, futurista reconocido, autor de libros que encabezan la lista de los más vendidos y director general de la empresa Moven. Él explica que en el futuro la banca será totalmente móvil, buscaremos hacer la mayoría de nuestras transacciones por el teléfono inteligente y ni siquiera tendríamos que ir a una oficina para firmar un crédito. Por supuesto nuestra identidad estará más protegida pues se hará social, de modo que utilicen perfiles de LinkedIn, Twitter o Facebook en done las fotografías del perfil de estas redes se puedan comparar con la licencia para conducir.

Por supuesto hay empresas que proponen un futuro ideal, donde el asistente personal se ocupará de todo, incluso de nuestra seguridad personal, aunque sea tan molesto como parece.

Auspiciado por:
© 2010-2017 Vivo con crédito. Aviso de privacidad y Términos y condiciones

Aclaración

Este sitio se produce solamente con fines informativos y de entretenimiento. Su contenido no debe ser considerado como consejo financiero profesional.

Es altamente recomendable que usted busque el consejo de un profesional para asuntos financieros serios. Este sitio y su autores se reservan su derecho de expresar opiniones personales en relación con respecto a la oferta de productos y servicios financieros.