Blog

Detecta de modo anticipado si tendrás problemas de deudas

Dice un refrán popular que “cuando veas las barbas de tu vecino cortar, pon las tuyas a remojar”, hoy en el caso de los créditos quizá sea un consejo de la sabiduría popular que deberíamos tomar en cuenta.

Hay dos noticias que debemos de considerar:

La primera es que el Banco de México reportó que el crecimiento del crédito al consumo empezó a debilitarse en febrero.

La segunda es que nuevamente los analistas advierten sobre un incremento de la inflación y una reducción del crecimiento de la economía, que está muy por debajo de lo que el país necesita.

Estas noticias de la macroeconomía generalmente nos dicen muy poco de nuestra economía personal, pero son advertencias que debemos considerar para ser más prudentes con nuestros gastos y con la adquisición de nuevos créditos, pues si a estas señales genéricas se agregan otras de nuestras cuentas personales, entonces no sólo debemos estar alertas, sino que es tiempo de tomar acciones para evitar gastos mayores por intereses, caer en situaciones de impago, dañar nuestra reputación crediticia y pasar malas noches pensando en cómo salir de nuestros problemas financieros.

Hay diversas razones por las que uno puede caer en problemas de pago, algunas son predecibles, otras no tanto. Aunque en el fondo quizá si tengamos la capacidad de prever si tendremos problemas de ingresos (pérdida de trabajo, bonos o ingresos extras) o no estamos protegidos para gastos mayores que nos pueden causar un desequilibrio financiero como seguros de gastos médicos, de autos o uso de fondos de emergencia.

¿Cuáles son las señales que detectan de forma temprana problemas con las deudas?

Aprovechemos que hay empresas en el mundo y en el país haciendo modelos predictivos que ayudan a determinar cuando una persona puede caer en problemas de deuda.

Calificación de crédito.

La primera, de la ya hemos hablado es el servicio que se ofrece al consumidor para saber su calificación de crédito. La Sociedad de Información Crediticia basado en el historial de todos tus créditos, formas de pago y un algoritmo mundialmente probado sobre predicción de pagos de crédito, tienen la capacidad de poder determinar cuándo una persona puede caer en problemas de pago. Si tu calificación es menor a 650 puntos y sigue bajando, debes de considerarla como una advertencia muy seria para ajustar tus gastos y poder mejorar nuestra capacidad de pagos de crédito.

Las tarjetas de crédito suben tus tasas de interés.

El llamado dinero plástico es un producto diseñado para mantenerte en deuda permanente. Es un negocio para los bancos, por lo que lo fomentan… siempre y cuando tengas capacidad para pagarles. Si ya dejaste de ser totalero (pagar todo al corte de la tarjeta), ya no aumentan tu límite de crédito, pero si tus tasas de interés, esto significa que los bancos han detectado que puedes caer en problemas de crédito y se están cuidando de que no tengas problemas con ellos. Revisa el historial de tus estados de cuenta y podrás ver si hay una tendencia de riesgo que los bancos reconocen limitando tus créditos y aumentando el costo del dinero.

Las anteriores son medias externas, pero hay otras que son detectables si analizas tu conducta personal, tú sabes mejor que nadie cómo has sido normalmente en el manejo de tu dinero y si esto ha cambiado en los últimos meses, por ejemplo, si empezaste a meter mano a tu fondo de emergencia o a cancelar algunos servicios que no usas para ahorrar.

La mente es complaciente, pero en el fondo sabemos que algo anda mal.

Por razones de supervivencia tratamos de evitar el dolor, la angustia y la incertidumbre y procuramos huir de decisiones radicales, pero por más que nos dejemos llevar por una actitud semiconsciente, en el fondo de nosotros sabemos que hay basuritas que tarde o temprano deberemos de limpiar. Estas pequeñas y acalladas molestias son otras alertas, si las tenemos es momento de buscar un momento de relajación y dejar que esas preocupaciones lleguen a nosotros para poder determinar cómo resolverlas.

Tienes deudas pendientes que no has pagado.

Como una explicación a los demás es aceptable que les digas que dejaste de pagar una cuenta o servicio por mala calidad, pero tú sabes muy bien que eso podría ser una manera de racionalizar una decisión de no seguir gastando de más. Si te llaman para cobrarte algo y tu prefieres esconderte es porque ya estás en problemas y el primero que debe reconocerlo eres tú mismo.

Has dejado para después gastos importantes. Tu auto necesita servicio, tienes una caries que necesita atención o una duda que plantearle a tu doctor, pero no lo haces porque piensas que tienes otros gastos más importantes que atener. Esto es también una señal que indica que tienes que bajar tus gastos de mera importante.

Cómo dijimos anteriormente sólo tú puedes reconocer las señales más significativas que indican que de no mejorar las cosas tendrás más problemas con tus finanzas. Si sabes que esto es así, no esperes más, es el momento de hacerles frente y resolverlas.

Tu pareja

La mayor parte de las discusiones que tienes con tu pareja son en torno al dinero y estas han aumentado de frecuencia e intensidad.

La buena noticia es que si lo haces temprano podrás ahorrarte mucho dinero y dolores de cabeza, revisarás muchos gastos que no son necesarios para tu bienestar, aunque sabes muy bien que no quieres renunciar a ellos. Cuando lo haces con conciencia te sorprenderás que cosas como dejar de comer fuera de casa, no comprar nada que no sea pensado varias veces y renunciar ciertos gastos es difícil pero se reflejarán en tu cartera de forma sorprendente.

Aclaración

Este sitio se produce solamente con fines informativos y de entretenimiento. Su contenido no debe ser considerado como consejo financiero profesional.

Es altamente recomendable que usted busque el consejo de un profesional para asuntos financieros serios.

Este sitio y su autores se reservan su derecho de expresar opiniones personales en relación con respecto a la oferta de productos y servicios financieros.