Apalancamiento en tiempos de crisis

Vive mejor

Para los que han sido testigos de cómo se mueven equipos gigantescos que pesan varias toneladas por expertos en mudanzas, el poder del apalancamiento no deja lugar a dudas.

No en balde ha sobrevivido milenios la legendaria anécdota de Arquímedes de Siracusa, uno de los científicos más reconocido del mundo antiguo, quien -ante su descubrimiento de la ley de la palanca- habría exclamado: "Dadme un punto de apoyo y moveré al mundo".

Lo interesante es que este principio de la física se puede aplicar a la vida práctica no sólo para hacer algunas tareas de esfuerzo más sencilla, sino para apalancarse con todo lo que nos rodea y nos ocurre.

Tradicionalmente, en las finanzas, se considera el apalancamiento como “mecanismo para aumentar la cantidad de dinero que podemos destinar a una inversión”. Generalmente este mecanismo es un crédito y las inversiones pueden ser especulativas en la compra de acciones, pero también es la forma en como muchas empresas o empresarios financian sus proyectos de negocio.

No hay mejor destino que se le puede dar a una deuda o crédito que el destinar los recursos obtenidos para aumenta la riqueza en inversiones productivas. Pero no obstante su bondad, los créditos para proyectos empresariales actualmente no son fáciles de obtener, o son demasiado caros para financiar proyectos en donde la rentabilidad puede tardar en alcanzarse o es difícil de definir dado que la respuesta de los clientes está aún por conocerse.

Los otorgantes de crédito son especialmente cuidadosos y exigentes para facilitar recursos a proyectos de negocio, por eso en la práctica la mayoría de los nuevos proyectos se hacen sin contar con financiamiento institucional.

Pero este vídeo que habla de apalancamiento hace una extensión del concepto digna de aplicarse. El autor va más allá del uso del apalancamiento como una herramienta de crédito y la introduce al terreno de las oportunidades.

¿Qué de lo que me rodea, veo, pasa o me ocurre puede ser aprovechado? Es la pregunta principal que propone en donde cualquier cosa nos puede apalancar para crecer, incluso las malas experiencias.

Un antiguo filósofo chino, Lao Tsé escribió: “Acoge la desgracia como agradable sorpresa, y estima la calamidad como a tu propio cuerpo. ¿Por qué debemos ¿‘acoger la desgracia como agradable sorpresa’? Porque un estado humilde es un favor: caer en él es una agradable sorpresa, ¡y también la es el remontarlo!"

Si la crisis económica que vivimos empieza a erizar tu piel, este vídeo de Opciones Binarias Latinas es un buen punto de partida para reflexionar, nuestras vivencias personales, el resultado de lo que cada uno somos es único, nadie vive nuestras vidas cómo cada uno de nosotros, todos tenemos vivencias y experiencias personales que nos hacen únicos ¿Cómo podemos aprovecharlas?

Un mundo de posibilidades de apalancamiento están a tu alrededor, todo depende de cómo mires tu entorno.

Círculo Laboral
Auspiciado por:
© 2010-2017 Vivo con crédito. Aviso de privacidad y Términos y condiciones

Aclaración

Este sitio se produce solamente con fines informativos y de entretenimiento. Su contenido no debe ser considerado como consejo financiero profesional.

Es altamente recomendable que usted busque el consejo de un profesional para asuntos financieros serios. Este sitio y su autores se reservan su derecho de expresar opiniones personales en relación con respecto a la oferta de productos y servicios financieros.