Administra tu energía y no tu tiempo para ganar bienestar

Vive mejor

La vida no está resultando tan fácil como quisieras, te preocupa casi todo: el trabajo, la crisis, los aumentos de la gasolina, los gastos de la casa, los de los hijos, el pago de las deudas.

Lo piensas por un rato y decides que no hay otra alternativa que trabajar más, así que decides extender tu jornada laboral, llevas trabajo a casa para avanzar un poco antes de dormir y los fines de semana.

“No hay crisis que resista 16 horas de trabajo” te repites esa idea que no recuerdas donde la leíste pero que explica la dedicación que últimamente has puesto al trabajo. La frase podría ser cierta, pero… ¿realmente dedicas tanto tiempo a trabajar?

Sin conocerte te diría que es casi imposible. Posiblemente pases ese tiempo en tus lugares de trabajo, pero el cerebro no te dejará concentrarte. De hecho, los niveles de atención máximo, según especialistas, oscila entre 90 y 110 minutos, siempre y cuando se hagan descansos cada 15 minutos, pues la atención sostenida dura menos tiempo.

Las jornadas de trabajo en realidad fueron creadas en la era industrial y ahora son totalmente obsoletas. Con tantos estímulos por todas partes realmente no nos estamos concentrando y eso podría explicar nuestra improductividad a pesar del tiempo que dediquemos a trabajar.

Sin embargo, debido a que nuestra intención es ser productivos, nos esforzamos por concentrarnos lo que a su vez nos genera más ansiedad y por consecuencia improductividad, además de posibles afectaciones a nuestra salud y estados de ánimo

Por razones como éstas, Schwartz y McCarthy recomiendan -en la edición virtual de Harvard Business Review- concentrarse en la administración de la energía en lugar de tratar de controlar el tiempo.

La administración de la energía es muy importante para nosotros, pues en realidad estamos hablando de la administración de nuestras finanzas. ¿Recuerdas cuando escribíamos que el dinero es un símbolo de nuestro esfuerzo en el trabajo (o de otros) por lo que se puede decir que es un símbolo de energía?

No se trata de algo mágico. Cuando nos concentramos en hacer algo nuestro cerebro consume energía, por lo que debemos administrarla para que perdure y podamos ser más productivos. Si logramos tener un día lleno de energía, seremos capaces de convertir esa energía en productividad, que de una forma u otra nos traerá beneficios en bienestar y finanzas

Desde esta perspectiva, podemos dar algunas sugerencias para administrar mejor tu energía además de la obvia que es la tener una buena y sana alimentación:

-Recuerda que la atención constante dura máximo 15 minutos, después de este tiempo decaerá, así que cambia de actividades cada cuarto de hora, para dejar que el cerebro procese la información

-El refrán popular “No te preocupes, ocúpate”, tiene mucho sentido. El cerebro no sabe que estás imaginando situaciones desafortunadas cuando te preocupas y gasta mucha energía en esa tarea, mejor ocúpate, ya sea en tareas manuales o en resolver el problema sin pensar demasiado

-La televisión, las redes sociales y la costumbre de desvelarse para mantener la mente fuera de nuestros problemas también consume energía, mejor aprende técnicas de relajación, en donde el vacío de la mente permitirá a tu cerebro recuperar la energía perdida.

-Las bebidas alcohólicas que dan una sensación de relajamiento también consumen energía, pues el cuerpo y sus órganos internos se esforzarán para llevarte a un estado normal.

-Evita las fugas de escape de la realidad que se dan cuando tensamos la cuerda del estrés. Salir eufóricos de fiesta los viernes por la tarde, irse de compras y gastar lo que uno no debe, se puede evitar si se administra la energía y no sentimos que debemos huir para recargarnos

-Evita todas las situaciones de estrés y en este sentido tendrías que repasar cómo tú mismo estás generando estas situaciones. Por ejemplo, al sentirte muy ocupado no pones atención a pagar a tiempo tus recibos de servicios y tus tarjetas de crédito. Las llamadas de los bancos para actualizar tus pagos, los recargos y multas por no pagar a tiempo los servicios y el daño a nuestras finanzas es un desgaste de energía innecesario, que se puede evitar con una administración de nuestra energía.

Nuestra energía es literalmente fuerza vital, le da poder a nuestra vida, administrarla sin lugar a dudas nos llevara a un mejor nivel de bienestar.

Temas relacionados

La deuda como dolor emocional

Apóyate en tus emociones para mejorar tus decisiones financieras

'¿Qué es el verdadero bienestar?



Circulo de Crédito
Auspiciado por:
© 2010-2017 Vivo con crédito. Aviso de privacidad y Términos y condiciones

Aclaración

Este sitio se produce solamente con fines informativos y de entretenimiento. Su contenido no debe ser considerado como consejo financiero profesional.

Es altamente recomendable que usted busque el consejo de un profesional para asuntos financieros serios. Este sitio y su autores se reservan su derecho de expresar opiniones personales en relación con respecto a la oferta de productos y servicios financieros.