Siete maneras de sentirse satisfecho con la vida sin necesidad de dinero

Vive mejor

Los mexicanos son los ciudadanos que más trabajan entre los 34 países que forman la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) y si a esto le agregamos el tiempo de traslado del trabajo a casa, en realidad pocos mexicanos tienen tiempo para hacer otra cosa que no sea vivir para trabajar.

Y, a pesar de esto, no constituimos un país que, por trabajar tanto, gane mucho dinero. En realidad, los trabajadores mexicanos podrían ser los que menos ganan en América Latina, de acuerdo con el índice de Big Mac (Medición creada por la revista Economist para comparar cuántas horas de trabajo se requieren para comprar una hamburguesa en diferentes países).

Estos hechos dejan en claro que el trabajar mucho no nos hará más ricos y tampoco muy felices. Y aunque es cierto que se necesitan de dinero para lograr bienestar para la familia, también es verdad que no lo alcanzaremos ese bienestar si vivimos exclusivamente para ganar y gastar esos recursos económicos tan anhelados.

Sin embargo, debido a que no lo planeamos, cuando tenemos un poco de tiempo libre terminamos reaccionando para gratificar nuestro trabajo excesivo con compras compulsivas que nos llevan al círculo vicioso de tener que trabajar más para pagar lo que ya consumimos a crédito.

Romper ese círculo requiere de reflexión y planeación. Ayodeji Awosika autor del libro "The Destiny Formula" propone que aprendamos a vivir una vida exitosa sin la necesidad de dinero o fama. No se trata de una planeación de actividades, sino de un cambio de actitud ante la vida.

El autor explica que generalmente vivimos persiguiendo las metas equivocadas por razones equivocadas. Es decir, nuestros objetivos están asociados con nuestro interés de tener dinero, sin tener claro que la satisfacción viene a menudo de fuentes diferentes al dinero.

Desde esta perspectiva es importante tener claro lo que nos puede dar satisfacción, para orientar nuestros esfuerzos hacia vivir más la vida que dedicarla en su totalidad a perseguir el objetivo del dinero.

¿Cómo lograrlo? Reorientando nuestros objetivos y para ello puede ayudar pensar en estas ocho acciones que no tiene que ver con el dinero

1. Olvidarse de complacer a todo el mundo

Cuando se deja de escuchar el ruido del mundo es posible enfocarse en lo realmente importante para uno. Entonces se puede descubrir que la realidad es diferente a lo que uno quisiera y que es importante dejar las nociones preconcebidas de la realidad, aceptar nuestra realidad, dejar de preocuparnos y vivir.

2. Intentar actividades cuyos resultados sean inciertos

Todos los que han logrado satisfacción en sus vidas han tenido que arriesgarse a probar a hacer algo sin estar seguros de que el resultado que obtendrán será lo que esperan. Pero el beneficio de arriesgarse de esta forma es que sólo se pueden obtener dos resultados: o se obtiene éxito o se aprende una lección, por lo que al final de cuentas es una actividad de riesgo que nos dará satisfacción si sabemos canalizarlo adecuadamente.

3. Ser amable

Uno de los libros que todo mundo debería leer es el popular libro de Dale Carnegie "Cómo ganar amigos e influir sobre las personas", ya que ofrece múltiples consejos sencillos para tener éxito.

-Sonreír

-Ser cortés

-Alabar a los demás por su buen trabajo

-No discutir con otras personas

Los malos modales no hacen sentir bien a nadie. Incluso a uno mismo. Tratar bien a las personas enriquece nuestra vida, nos volvemos importantes para ellos.

4. Tener momentos donde uno se pierde a sí mismo

Piensa en esos momentos en el que has perdido la noción del tiempo mientras haces algo; a eso se le llama estado de flujo o estar en la zona. Una vida bien vivida tiene muchos momentos en un estado de flujo. Haciendo este tipo de actividades profundas te hará sentirse realizado después. Tu misión ahora es encontrar una actividad que te permite disfrutar de esa sensación, tanto como sea posible. El valor de esta actividad superará el valor del dinero.

5. Buscar que alguien te dé las gracias por algo que has hecho (realmente)

No son de ese tipo de gracias que se dicen por cortesía. Son aquellas que se dan con el corazón, porque se hizo un esfuerzo especial que las persona agradecen profundamente. Ofrecer algo a alguien es altamente satisfactorio y produce esa sensación de felicidad que algunos definen como éxito. Las oportunidades son constantes, están presentes en casi todo lo que hacemos: qué tipo de valor damos con lo que hacemos en el trabajo, o con lo que compartimos con los demás.

6. Aceptar que algunos se molestarán con nosotros

Esto no se debe confundir. Se trata de esa energía que proviene de convicciones profundas, a opiniones bien informadas que otros podrían estar en desacuerdo. Se trata de tener la audacia para defender nuestras convicciones, a pesar de la opinión de los demás. Quedarse callado e inactivo con lo que uno piensa no engendra ninguna satisfacción, expresarlo y actuar conforme lo que pensamos, sí, aunque encontraremos personas que se opongan a nuestra ideas.

7. Hacer cosas que emocionen

"Lo opuesto al amor es la indiferencia, y lo opuesto de la felicidad es el aburrimiento." Escribió Tim Ferriss, con mucha razón. De acuerdo con este autor, la mayoría de las vidas de las personas no son necesariamente malas, pero son terriblemente aburridas. Ésta es la razón por la que necesitan entretenimiento constante a través de la televisión o de la información basura para las masas. La mayoría de ellos desean un salario digno y una existencia monótona vacía de experiencia que les enriquezcan. Se inclinan por el consumo y por las interacciones vacías.

La verdadera satisfacción personal es aquella que en el tiempo de vida se cosechan recuerdos en lugar de dinero, es aquella que tiene metas que le apasiones y que se cumplen de un modo u otro.

Eso es la felicidad en pocas palabras: La única cosa que tienes que hacer para tener éxito es estar a la altura de sus propias normas. No las de la sociedad, o de los estándares de tus amigos o miembros de la familia.

Todos merecemos estar totalmente presentes en nuestro tiempo de existencia y vivir de una manera que podamos concentrarnos en aquello que nos deje satisfechos con nosotros mismos. Pero para esto se requiere de mucha claridad. El dinero es importante, pero por lo general es un subproducto de trabajo que tiene un significado para nosotros y que hacemos bien.

Imagen de Unsplash

© 2010-2019 Vivo con crédito.

Aclaración

Este sitio se produce solamente con fines informativos y de entretenimiento. Su contenido no debe ser considerado como consejo financiero profesional.

Es altamente recomendable que usted busque el consejo de un profesional para asuntos financieros serios. Este sitio y su autores se reservan su derecho de expresar opiniones personales en relación con respecto a la oferta de productos y servicios financieros.