Fugarse de la realidad para regresar a la atención

Vive mejor

En la serie Sense8 que estrenó Netflix en el 2015 una joven mujer de la India le pregunta a un muchacho en Kenia que estaba en su casa viendo la televisión:

“¿Por qué es más importante la televisión que una cama?”

La respuesta, como puede apreciarse en el vídeo, es sumamente sencilla:

Porque la cama te mantiene en el suburbio y la pantalla te saca de aquí

Quizás esta sea la explicación por la que algunos mexicanos se volcaron a comprar televisores y computadoras en el pasado Buen Fin, nos servirá para salirnos por momento de nuestros suburbios, de nuestra incertidumbre financiera y de la constante lluvia de noticias económicas nada optimistas.

La terapia es buena, sí es momentánea. Todos necesitamos una ruta de escape para regresar con ideas frescas y ánimo renovado a afrontar la realidad. Por regla general este nuevo vigor y la mente libre nos permite encontrar soluciones que antes no habíamos descubierto por tener nuestros pensamientos saturados y cargados de emociones.

Pero el riesgo es quedarse en la ilusión y no querer regresar a resolver nuestra realidad.

No se trata de ciencia ficción, mentirse a uno mismo puede tener consecuencias, es decir, podemos cambiar nuestra percepción de la realidad creyendo lo que deseamos y no lo que nos atormenta. De acuerdo con investigaciones psicológicas los seres humanos nos vamos habituando a las mentiras que, a fuerza de repetirlas, terminamos por creer en ellas.

El riesgo de salirnos de nuestros suburbios y quedarnos admirando un mundo que no existe más que en la televisión y en las redes sociales nos puede hacer creer que los problemas que vivimos no son nuestros y que no tenemos nada que hacer para solucionarlos, porque a final de cuentas el acto de creer, se parece mucho a lo que deseamos que la realidad sea.

Pero los estados de cuenta llegarán, la tormenta económica que nos espera llegará y necesitamos prepararnos para ello.

La ciencia está demostrando que se puede hackear el cerebro para creer lo que sea necesario y con eso transformar la realidad. Se vale de vez en cuando fugarse de ella para descansar, pero ¿Qué tal pensar en hackear el cerebro para pensar que los cambios son posibles y que no sólo podemos ser más organizados para controlar nuestras deudas, sino también lo suficientemente creativos para encontrar formas creativas de ser más productivos?

En otro post hablamos del estado de atención, es decir, de técnicas para estar presentes en los momentos difíciles y aprovechar las oportunidades que se nos presentan. Escaparse es la tentación, pero estar presente es lo que necesitamos para mejorar nuestro entorno.

SI la tentación de fugarte de la realidad es grande, es bueno hacerlo, pero luego regresa a la realidad para practicar estas técnicas que se exponen en el vídeo de ese post.

© 2010-2019 Vivo con crédito.

Aclaración

Este sitio se produce solamente con fines informativos y de entretenimiento. Su contenido no debe ser considerado como consejo financiero profesional.

Es altamente recomendable que usted busque el consejo de un profesional para asuntos financieros serios. Este sitio y su autores se reservan su derecho de expresar opiniones personales en relación con respecto a la oferta de productos y servicios financieros.