Si descubres un crédito mejor al tuyo puedes cambiarlo

Cómo salir de deudas

La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) a través de su vicepresidente Luis Fabre, explicó que desde el 30 de octubre de 2014, este organismo emitió reglas para que los bancos puedan llevarse los créditos originados en otras instituciones, siempre que el acreditado lo solicite.

El acreditado, es decir el consumidor, lo solicitaría cuando viera que las condiciones -en cuanto a tasas de interés y plazos- en otro banco son mejores que en donde contrató originalmente el crédito.

Esto aplica a cualquier tipo de crédito, tanto personal como de nómina, pero también a los que se otorgan para la adquisición de bienes inmuebles.

Fabre dijo, en entrevista otorgada a la prensa, que para hacer el cambio, el acreditado (consumidor) debe acudir al banco que se quiere cambiar y llenar un formato. Por este trámite no debe haber ningún cobro además de que los bancos no deben negar el servicio de portabilidad.

Obviamente es conveniente hacer este cambio cuando la tasa de interés es menor

El funcionario indicó que los bancos han dado más importancia a los créditos en materia de movilidad, pues en 2014 se portaron 11 mil 313 créditos por 8 mil 232 millones de pesos.

La portabilidad, también es útil para depósitos e inversiones, de tal forma que si una persona encuentra un producto de ahorro que le ofrezca mejores rendimientos, puede acudir a ese banco para que tramite la movilidad de los recursos.


Más información:

Conejos para obtener un crédito hipotecario

Recomendaciones para valorar tu pago mensual de hipoteca

¿Qué es una oferta vinculante en un crédito hipotecario?

Lo que debes saber antes de firmar un crédito hipotecario

© 2010-2019 Vivo con crédito.

Aclaración

Este sitio se produce solamente con fines informativos y de entretenimiento. Su contenido no debe ser considerado como consejo financiero profesional.

Es altamente recomendable que usted busque el consejo de un profesional para asuntos financieros serios. Este sitio y su autores se reservan su derecho de expresar opiniones personales en relación con respecto a la oferta de productos y servicios financieros.