Razones por las que sí es bueno que consulten tu situación en los burós

Vive mejor

Seguramente alguna vez te has encontrado con propaganda de autofinanciamiento o de casas de préstamos donde te ofrecen el crédito que estás buscando, sin consultar a las Sociedades de Información Crediticia, comúnmente llamadas 'Burós de Crédito'.

Las personas normalmente ven esto como algo 'bueno', sin embargo esto sólo puede propiciar el sobreendeudamiento de los deudores y una mala cartera de clientes para los propios empresarios que ofrecen estas 'gangas'.

Conocer tu información crediticia le permite al otorgante de crédito ampliar su visión sobre tu capacidad de endeudamiento, comportamiento de pago y tipo de créditos adquiridos. Si tu historial es bueno no dudes que te podrán ofrecer un crédito mayor, pero si tu historial es malo te pueden ofrecer créditos más pequeños pero que también cubran lo que estás buscando.

Para que un mercado crediticio funcione adecuadamente, requiere entre otros aspectos, de un mecanismo que permita a los oferentes del crédito, conocer el historial crediticio del solicitante, de manera veraz y oportuna.

Los Burós de Crédito comenzaron a funcionar a partir de 1995 y fue hasta el año 2002 cuando se publicó la Ley para Regular las Sociedades de Información Crediticia, cuya función principal es recopilar, administrar y entregar los historiales de crédito de las personas y empresas.

Estas sociedades se encuentran reguladas y supervisadas tanto por la Secretaría de Hacienda y Crédito público; como por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores y el Banco de México. La CONDUSEF, por su parte, puede conocer de controversias interpuestas por los usuarios y en caso de una presunta violación al marco legal de esta Comisión Nacional.

Fuente

La foto le pretenece Laura Benlloch

Círculo Laboral
Auspiciado por:
© 2010-2017 Vivo con crédito. Aviso de privacidad y Términos y condiciones

Aclaración

Este sitio se produce solamente con fines informativos y de entretenimiento. Su contenido no debe ser considerado como consejo financiero profesional.

Es altamente recomendable que usted busque el consejo de un profesional para asuntos financieros serios. Este sitio y su autores se reservan su derecho de expresar opiniones personales en relación con respecto a la oferta de productos y servicios financieros.