Cómo protegerse del robo de identidad

Vive mejor

Cuando alguien roba tu información personal y financiera, con la finalidad de suplantar tu identidad para obtener beneficios de forma fraudulenta, se dice que comete robo de identidad.

Cómo evitar esto, cómo cuidar tu información personal y financiera. La respuesta es sencilla: siendo cuidadosos.

Si alguien logra acceder a tu información personal, tus datos pueden ser utilizados para solicitar créditos o usar los que ya tienes de forma exagerada, crear cheques falsos con tu número de cuenta e incluso obtener a tu nombre algún documento oficial.

Las consecuencias van desde perder dinero, hasta dañar tu reputación financiera e incluso ir a la cárcel por delitos que tú no cometiste, como fraudes.

Lo lamentable es que por lo general, a las víctimas les lleva mucho tiempo darse cuenta de que su identidad ha sido robada y cuando se percatan del fraude, el ladrón ya ha hecho estragos.

Existe una gran variedad de métodos que emplean los ladrones para acceder a tu información, desde los más simples como el robo de tu cartera hasta los más sofisticados, que utilizan tecnología de punta para traspasar las medidas de seguridad de tus cuentas bancarias.

Parecería una exageración, pero además de cuidar tu cartera también debes vigilar el buzón de tu casa, pues a él llegan los recibos para el pago de servicios (luz, teléfono, agua, telefonía celular), solicitudes de tarjetas de crédito pre-aprobadas y estados de cuenta bancarios para que alguien utilice tu documentación con el propósito de solicitar algún crédito a tu nombre o hacer uso de tus cuentas bancarias para cometer un fraude.

No se te ocurra tirar a la basura estados de cuenta, recibos o voucher completos. Antes de tirar cualquiera de estos papeles primero hazlos cachitos. Tampoco se trata de guardar por siglos estados de cuenta de tarjetas que incluso ya cancelaste, pero sí puedes quemarlos o hacer confeti con ellos.

Una de las modalidades más comunes de robo de identidad es el espionaje por encima del hombro en los cajeros automáticos. Siempre vigila alrededor de ti. Cuando utilices tus plásticos en público o llenes algún tipo de formulario con tu información personal debes tener cuidado con las personas que se encuentran a tu alrededor.

Instala en tu computadora paquetes de seguridad que te protejan contra virus y otras amenazas vía correo o por visitas a sitios de internet infectados con virus que tienen como único objetivo robar tu información personal y financiera.

Finalmente, jamás respondas a llamadas telefónicas que te dicen que tu tarjeta de crédito está siendo utilizada de forma fraudulenta y que debes llamar a determinado número telefónico de inmediato. Cuando la víctima habla a ese número, responde otra grabación que te dice que tu cuenta necesita ser verificada y te solicita que ingreses mediante el teclado telefónico los 16 dígitos de su tarjeta de crédito. En este caso lo mejor es colgar o eliminar los mensajes que te pudieran llegar al celular.

Ponte alerta y no seas una víctima más.

Fuente

La foto le pertenece a Trevor Blake

Más información

Recomendaciones para evitar el robo de identidad

Revisa si tu cuenta está en riesgo por hackers

¿Será más difícil cuidar nuestra identidad en el futuro?

Encuesta demuestra que la gente no se protege  contra robo de identidad

Auspiciado por:
© 2010-2017 Vivo con crédito. Aviso de privacidad y Términos y condiciones

Aclaración

Este sitio se produce solamente con fines informativos y de entretenimiento. Su contenido no debe ser considerado como consejo financiero profesional.

Es altamente recomendable que usted busque el consejo de un profesional para asuntos financieros serios. Este sitio y su autores se reservan su derecho de expresar opiniones personales en relación con respecto a la oferta de productos y servicios financieros.