El derecho de los niños a los beneficios materiales

Vive mejor

Mi familia está compuesta por mi esposa Susana y nuestros tres hijos. Somos realmente afortunados de tener un estado financiero sólido suficiente para cubrir nuestras necesidades sin preocuparnos. Susana y yo hemos trabajado duro para que nuestros hijos no tengan tantas carencias, como alguna vez llegamos a tener ella y yo.

Los niños tienen abuelos, tios y padrinos que los quieren mucho y la verdad es que en las fiestas de cumpleaños es común ver todo un ejercito de regalos. Incluso fuera de fechas especiales es muy común que reciban presentes.

Teniendo este ritmo de vida, el reto al que nos enfrentamos a menudo mi esposa y yo es a procurar que los niños no pierdan el suelo y no crezcan con la idea equivocada de que tienen derecho a todo cuanto deseen.

Nuestra preocupación siempre ha sido que no tengan la sensación de que la abundancia material es normal y que no hay otra forma de vida. Lograr esto es todo un reto y la verdad es que no es fácil, pero por su bienestar emocional es muy necesario.

Susana y yo somos muy conscientes de la vida que llevamos, pero también del trabajo que nos costó lograrlo. Creemos firmemente que la felicidad no la obtuvimos de las cosas materiales y es algo que compartimos con nuestros hijos haciendo algunas cosas.

Agradecer: Cuando alguien les da un regalo ellos saben que deben agradecer por el detalle, pero no sólo los alentamos a dar gracias en el momento, sino que también les hemos enseñado a ser recíprocos con esos detalles.

Ayudar a otros: Hemos involucrado a nuestros hijos en acciones comunitarias y de ayuda para otras personas. De este modo ellos aprenden que tienen más que otras personas y por lo mismo están en posibilidades de compartir.

Dar lo que tienen: Nosotros les damos su domingo, pero los motivamos a cooperar con causas benéficas. Comprar alimento para refugios de animales, dar dinero para colectas de ascilos, etc. De vez en cuando hacemos una selección de juguetes que ya no ocupan y que estén en buen estado, para darlos a niños de albergues. Los niños están involucrados en todas estas tareas y aunque debemos hablar mucho con ellos para que no se 'enojen' por tener que compartir sus cosas, al final terminan entendiendo las cosas y aceptándolas de buen modo.

Hacer cosas agradables, sin elementos materiales. Muchas tardes en familia las hemos dedicado a jugar en el jardín, sin necesidad de cosas materiales o de comprar cosas. La felicidad no necesita de cosas materiales y eso es algo que los niños deben aprender.

Comunicación: ¿Qué es un regalo? Un regalo es algo que se le da a alguien como una manera de demostrar que les importa. ¿Cuáles son las posesiones? Pueden ser bueno tener, pero la diversión viene de dentro de ti. Uno puede divertirse con cualquier cosa. Este es el tipo de conversaciones que tenemos con regularidad en nuestra casa.

Estas son las técnicas que estamos usando para reducir el sentimiento que pudieran tener nuestros hijos por las cosas materiales. ¿Funcionará? Sólo el tiempo lo dirá, pero nosotros nos sentimos bien cuando nuestros hijos prefieren correr como 'locos' en el parque a estar en casa acumulando juguetes.

Fuente

La foto le pertenece a norfolkfdistrict

Artículos relacionados:
Círculo Laboral
Auspiciado por:
© 2010-2017 Vivo con crédito. Aviso de privacidad y Términos y condiciones

Aclaración

Este sitio se produce solamente con fines informativos y de entretenimiento. Su contenido no debe ser considerado como consejo financiero profesional.

Es altamente recomendable que usted busque el consejo de un profesional para asuntos financieros serios. Este sitio y su autores se reservan su derecho de expresar opiniones personales en relación con respecto a la oferta de productos y servicios financieros.