Reputación en redes sociales, útil para créditos

Vive mejor

Cada vez me sorprende más el poder de las redes sociales. El uso que les damos ha pasado de la esfera privada a la pública y cada vez son más los casos que leo o escucho de personas que han perdido empleo y familia a causa de Facebook o Twitter.

También está la parte positiva. Algunas personas han logrado conseguir empleo, un mejor puesto e incluso pareja sentimental gracias a las redes sociales. Cualquiera que haya sido el resultado hay algo que no se puede negar. Hay que tener mucho cuidado con lo que escribimos en estos 'lugares'.

Como muestra un botón. En Colombia existe una compañía proveniente de Filipinas que se dedica al microcrédito a partir de la buena imagen en Facebook, Twitter y LinkedIn.

La garantía que tiene la empresa 'Lenddo,' es la buena reputación de la gente en esas redes, más el aval de otros usuarios de esas mismas tecnologías.

Un usuario puede conseguir el préstamo dentro de las siguientes 24 horas, debe comprobar que tiene empleo o tener un ingreso fijo demostrable; segundo, especificar el propósito de los recursos; luego debe añadir su usuario de redes sociales y, por último, crear una red de confianza con al menos un miembro de la familia, un compañero de trabajo y un amigo.

Las personas encargadas de referir al miembro que adquiere su préstamo no están obligadas a responder por la deuda, pues no firman ningún documento, pero en caso de incumplimiento sí se afecta su reputación en redes sociales.

Como ya dije, esto sucede en Colombia; pero quién sabe… por si las dudas, mejor empecemos a guardar la compostura en Facebook. ¿No creen?

También puedes optar por mejorar tu reputación recomendando

Artículos relacionados:

Cómo mejorar tu potencial de crédito

Lo que no está en tu score de crédito

¿Sabes con quien dejas tu información personal?

Fuente

La foto le pertenece a nscap

Círculo Laboral
Auspiciado por:
© 2010-2017 Vivo con crédito. Aviso de privacidad y Términos y condiciones

Aclaración

Este sitio se produce solamente con fines informativos y de entretenimiento. Su contenido no debe ser considerado como consejo financiero profesional.

Es altamente recomendable que usted busque el consejo de un profesional para asuntos financieros serios. Este sitio y su autores se reservan su derecho de expresar opiniones personales en relación con respecto a la oferta de productos y servicios financieros.