Lugares donde no debes perder de vista tu tarjeta

Vive mejor

Revisar tu estado de cuenta para descubrir cargos a tu tarjeta de crédito que no recuerdas es de las peores experiencias que puede tener cualquiera, sobre todo porque la mayoría de las veces nos damos cuenta demasiado tarde y ya no podemos reclamar estos cargos.

Desafortunadamente clonar una tarjeta de crédito es muy fácil, basta con deslizarla en un pequeño aparato conocido como Skimmer.

Las instituciones bancarias han puesto en marcha herramientas para identificar y detener las transacciones fraudulentas en tiempo real, sin embargo no está de más extremar precauciones en los lugares más riesgosos.

Uno de los lugares preferidos por los clonadores son las gasolinerias. Los despachadores ocultan el Skimmer en las bolsas de sus overoles y por lo tanto los clientes no se dan cuenta del fraude.

Los antros y bares son 'clientes' de estos estafadores. Dígamos que se aprovechan del 'estado de inconsciencia' en el que terminan muchos clientes. Estar 'contento' hace que nos olvidemos del paradero de nuestra cartera y tarjetas.

Los restaurantes también son un foco de riesgo porque no todos cuentan con terminales que puedan llevar hasta tu mesa y los meseros se llevan tu tarjeta hasta la caja para poder hacer el pago. No importa que te tengas que levantar de tu silla, lo importante es no perder de vista tu plástico en ningún momento.

Recuerda que tienes 90 días para reportar cargos que no reconozcas en tu estado de cuenta. Para presentar la queja, debes acudir al banco con tu tarjeta, identificación oficial y una solicitud de reclamación, que puedes encontrar en la circular del Banco de México.

Fuente

La foto le pertenece a losmininos

Circulo Laboral
Auspiciado por:
© 2010-2017 Vivo con crédito. Aviso de privacidad y Términos y condiciones

Aclaración

Este sitio se produce solamente con fines informativos y de entretenimiento. Su contenido no debe ser considerado como consejo financiero profesional.

Es altamente recomendable que usted busque el consejo de un profesional para asuntos financieros serios. Este sitio y su autores se reservan su derecho de expresar opiniones personales en relación con respecto a la oferta de productos y servicios financieros.