Tips para cuidar tus datos en línea

Vive mejor

Curioseando en la red me encontré con algo que me dejó completamente frío. Existen más de 20,000 tutoriales en Youtube dedicados al hacking y el número de visitas que reciben estos vídeos son de récord.

Tal parece que robar los datos personales de alguien es más fácil que sacar una licencia de conducir. Esto es muy grave porque aquellos que han sido víctimas del robo de identidad saben que corren el riesgo de que vacíen su cuenta bancaria, pidan un crédito o adquieran bienes o servicios a su nombre. Además de hacerse pasar por ti y manchar tu reputación con amigos y familiares.

La única manera que tienes de saber si tus datos han sido vulnerados son estando al pendiente de tus estados de cuenta. Si no reconoces cargos en la tarjeta de crédito o en los retiros de cajero, si recibes cartas de bienvenida de empresas proveedoras de tarjetas, préstamos que no has solicitado, recibos de agua, luz o gas, etc.

Ante este panorama las recomendaciones son: nunca abrir correos electrónicos de fuentes desconocidas., utilizar versiones actualizadas de navegadores de Internet, utilizar contraseñas seguras y no dárselas a nadie.

Para entrar al sitio de tu banco, teclea directamente la dirección en el navegador en vez de hacer click en un link, especialmente si éste procede de un correo electrónico.

No des demasiada información en blogs y redes sociales. Los ladrones de identidad recaban y enlazan las piezas de tu información pública como un rompecabezas. Utiliza con cautela las aplicaciones móviles que permiten ubicar tu posición en el mapa, podrías estar compartiéndolo con todo el mundo sin darte cuenta.

Al pagar en cualquier comercio o restaurante no pierdas de vista la tarjeta y asegúrate de que la operación se haga delante de ti. Sé cauteloso al marcar el PIN.

Fuente

La foto le pertenece luarembepe

Circulo Laboral
Auspiciado por:
© 2010-2017 Vivo con crédito. Aviso de privacidad y Términos y condiciones

Aclaración

Este sitio se produce solamente con fines informativos y de entretenimiento. Su contenido no debe ser considerado como consejo financiero profesional.

Es altamente recomendable que usted busque el consejo de un profesional para asuntos financieros serios. Este sitio y su autores se reservan su derecho de expresar opiniones personales en relación con respecto a la oferta de productos y servicios financieros.