¿Internet ha afectado al consumidor mexicano?

Vive mejor

Los consumidores mexicanos no somos los mismos que hace 20 años. Las tendencias sociales y tecnológicas actuales han determinado los patrones de consumo que el internet se ha encargado de explotar en este nuevo mercado de consumo.

Los factores de cambio que han influido en el comportamiento del consumidor mexicano son: el impacto de los medios de comunicación, el escaso tiempo disponible, el aumento del costo de vida y por supuesto el internet.

Los consumidores mexicanos necesitan sistemas, servicios, productos y modos de vida que les ahorren tiempo y les aporten comodidad. Con la aparición del internet, los consumidores adquirieron el poder y el control sobre la elección de sus productos para satisfacer estas necesidades.

Antes de comprar, los consumidores utilizan la red porque para investigar características y precios para elegir el mejor producto que posiblemente en una tienda física no harían. No se necesitan salir a la calle para obtener productos de diversas partes del mundo.

Las empresas que actualmente quieren captar a nuevos consumidores deben ser conscientes de la facilidad con la cual se mueven ellos en la red para buscar información y orientar su proceso de selección de productos.

A medida que más consumidores integran la red en su vida diaria, el efecto de la red se convierte en una importante fuerza crítica que las empresas no pueden ignorar, porque en última instancia las únicas alternativas que los compradores tomarán en cuenta son aquellas que se encuentran en la red.

El consumidor mexicano es cada vez más consciente del poder de las marcas y de la manera que aprovechan las nuevas tecnologías para fidelizar. El consumidor aprendió a manejar a su conveniencia la mayoría de los medios que las marcas se ingeniaron en desarrollar.

Fuente

La foto le pertenece a Yaray Hernandez

Circulo Laboral
Auspiciado por:
© 2010-2017 Vivo con crédito. Aviso de privacidad y Términos y condiciones

Aclaración

Este sitio se produce solamente con fines informativos y de entretenimiento. Su contenido no debe ser considerado como consejo financiero profesional.

Es altamente recomendable que usted busque el consejo de un profesional para asuntos financieros serios. Este sitio y su autores se reservan su derecho de expresar opiniones personales en relación con respecto a la oferta de productos y servicios financieros.